Edición Latinoamérica
08 de Agosto de 2020

Codere e Intralot podrían retirar sus ofertas

Difícil situación de la hípica de Puerto Rico

(Puerto Rico).- Una reciente enmienda reduce las posibilidades de establecer máquinas de videojuegos en las agencias hípicas del país, y con ello las probabilidades de que el Grupo Codere e Intralot mantengan sus propuestas para operar el hipódromo El Comandante.

L

a enmienda del Senado deniega la implantación de tales máquinas en las agencias hípicas del país, con el propósito de circunscribir el establecimiento del sistema -que se establece en la Ley 83 de julio de 1987- estrictamente en las instalaciones del hipódromo. El cuerpo legislativo entiende que, “de esa forma, se minimiza el impacto negativo de ese sistema en la sociedad en general, permitiéndolo únicamente en una instalación en que ya se incurre en apuestas”.

Asimismo, la enmienda fomenta la asistencia al hipódromo y garantiza un ingreso adicional, ayudando al desarrollo de la industria hípica y en los empleos generados por ésta. De igual modo, las enmiendas realizadas al proyecto estipulan otro esquema de distribución del ingreso neto de las operaciones del sistema de videojuego electrónico, con el fin de duplicar la cantidad destinada a la cuenta de premios de las carreras, de un 15% a un 30%, lo que entienden fomentará el desarrollo de la industria hípica.

Según la enmienda, si el sistema es operado por la empresa administradora del hipódromo: 30% se pagará a la cuenta de Premios de las Carreras, 60% a la empresa operadora y 10% se ingresará al Fondo de Pareo Estatal para el arrendamiento para viviendas de veteranos y de subsidio de arrendamiento y mejoras de viviendas para personas de mayor edad con bajos ingresos. Si el sistema fuese operado por un proveedor, la partida del 60% se dividirá entre el proveedor y la empresa operadora, conforme acuerdos entre ellos.

Sin embargo, de prevalecer esta enmienda ante los cuerpos legislativos y el Gobernador, las posibilidades de encontrar un operador para el hipódromo se hacen cada vez más remotas, ya que para poder operar dichas instalaciones y repagar la deuda existente, se requiere un ingreso de 15 millones de dólares anuales, que sólo Codere estaba dispuesto asumir, con la condición de que se aprobara el establecimiento de las máquinas. Mientras, Camarero estaba dispuesto a operar las instalaciones sin máquinas de videojuegos, pero no asumirían la deuda existente.

Una fuente cercana al hipódromo aseguró a este rotativo que “bajo las condiciones expuestas, Codere e Intralot retirarían sus aspiraciones de operar el hipódromo, ya que sería imposible recaudar la cantidad necesaria para administrar y, a su vez, repagar la deuda existente”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook