Edición Latinoamérica
22 de Julio de 2019

Aseguran que pierden mucho dinero

Buscan mayores alternativas de seguridad para las slots del País Vasco

(España).-Tras la ola delictiva que vienen sufriendo los bares, hoteles y salas de juego en la ciudad de Victoria, España, los empresarios han tratado de auto defenderse utilizando variados métodos para resguardar a los slots de los asaltantes que día a día se roban la recaudación y destrozan las máquinas.

U

na ola delictiva afecta la ciudad española de Vitoria en estas últimas semanas. Los bares, salas de juego y hoteles que operan máquinas tragamonedas son el objetivo principal de robos y destrozos del lugar; y en muchos casos, las máquinas quedan inservibles generando grandes pérdidas anuales de dinero.

La metodología de los ladrones es desvalijar durante la noche las empresas que gestionan los slots y la cantidad que pueden hallar de la recaudación de estas máquinas, estimada en unos 600 euros. "Cada uno está utilizando una fórmula diferente, pero todos hacemos algo, porque es necesario lograr algún método que proteja las máquinas", señala Alfonso Latorre, gerente de Automáticos 85 una de las firmas más afectadas por los robos que ha llevado a cabo la banda en los establecimientos hosteleros de Vitoria.

Las tácticas que los propietarios de estos emprendimientos han comenzado a aplicar son variadas. "Nosotros, por ejemplo, hemos empezado a colocar bridas metálicas para reforzar el cierre", explicaba Latorre. Existen bares en los que se les ha colocado incluso una protección metálica para ocultarlas durante la noche han colocado una verja metálica para encerrar la máquina cuando se marchan del bar al final de la jornada. Y no es de extrañar, porque al estar en una zona poco transitada, les robaban prácticamente cada tres días.

Además del dinero que pierden ante el robo, estas empresas se ven obligadas a comprar nuevas máquinas. Pero el principal problema al que se enfrentan es la despreocupación de las aseguradoras. "Las máquinas no están aseguradas, porque o no las aseguran o tendríamos que pagar pólizas muy elevadas", señala Latorre. Así, mientras que los bares recuperan el coste de los daños, "porque todos tienen seguro", las empresas que gestionan estos aparatos recreativos deben asumir íntegramente las pérdidas.

Tanto Latorre como los responsables de otras empresas del sector confían en que los métodos con los que van a reforzar la seguridad dificulten o dilaten las acciones de los ladrones, pero no va a resolver el problema de raíz y esperan soluciones.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook