Según un informe de la UNAM

En México creció el número de mujeres aficionadas al juego

10-01-2005
Tiempo de lectura 44 seg

Ubicados en su mayoría dentro de las plazas comerciales, las casas de apuesta en el Distrito Federal mexicano y su conurbano ganan cada vez más espacios y clientes de todos los niveles socioeconómicos, particularmente mujeres.

Apostadoras de entre 30 y 50 años dedican al menos dos horas de su tiempo a probar suerte, y la inversión promedio que hacen en media hora -de acuerdo con lo visto en visitas a centros de apuestas conocidos como Yaks- asciende a cerca de 150 pesos por persona (unos 13 dólares).

Aída Valero Chávez, docente de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, explica que son cada vez más las mujeres las que se inclinan por el juego. La especialista en seguridad pública dijo que mujeres solteras, casadas o divorciadas se han convertido en jugadoras compulsivas. “Las mismas concurren a estos sitios por distracción, para resolver problemas económicos o porque se sienten solas o abandonadas por su pareja”, explicó la especialista.

Se estima que en el país existen al menos 1.500 casas de apuestas. En el Distrito Federal hay más de una veintena de los centros de apuestas.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS