Edición Latinoamérica
22 de Julio de 2019

Declaraciones de los empresarios Jesús y Joaquín Franco

"Los negocios de R. Franco siempre han sido limpios"

(España).- Los responsables del grupo Recreativos Franco desestimaron las acusaciones contra su delegado en Estados Unidos, Joaquín “Kino” Franco, acusado de un presunto delito de soborno a un funcionario público en Arizona.

L

os fundadores de la empresa, Jesús y Joaquín Franco, aseguran recientemente en una entrevista que su actuación en los Estados Unidos ha sido completamente transparente, y que su grupo se ha limitado a hacer algo lógico: contratar a quien mejor puede conocer el sector del juego, en un mercado donde las compañías españolas están encontrado enormes dificultades.

“Si lo que dicen de nosotros fuera verdad, seríamos más ricos que Rockefeller y peores que Al Capone” aseguran los titulares del grupo R. Franco, respondiendo a las acusaciones del gobierno norteamericano en relación a la causa abierta a quien fuese hasta hace días el titular del grupo ene se país. “En la contratación del funcionario no hubo oscurantismo, ni un sueldo astronómico, ni se le utilizó para que realizara ninguna gestión que nos facilitara la obtención de licencias. No necesitamos de jugadas así para ganarnos la vida, nuestro negocio está muy consolidado”.

“Lo que hicimos es algo perfectamente normal: contratamos a una persona que conocía muy bien el sector del juego y el funcionamiento de las instituciones que lo regulan en el estado de Arizona, pero todo fue perfectamente transparente. La máxima responsable del sector dio el visto bueno a que un subordinado dejara la administración para trabajar en Franco”.

Hoy, debido a esta causa, “Kino” Franco dejó la presidencia de la filial norteamericana, no puede salir del estado en el que fue arrestado, está en libertad bajo fianza y no puede comunicarse con personas de la empresa. “El tratamiento de las autoridades ha sido bastante malo: no le dejaron ni llamar a los abogados y, cuando llegó a la comisaría, ya estaba allí toda la prensa. Además, la fianza de Kino ha sido la segunda más alta de toda la historia de Arizona. El quid de la cuestión está en que en EE.UU. el mercado es muy competitivo. Además, desde hace unos meses, las empresas españolas lo tenemos aún más difícil para operar: el mercado norteamericano ha sido historicamente muy proteccionista y a las empresas extranjeras siempre nos han puesto muchas dificultades para trabajar allí”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook