Edición Latinoamérica
31 de Octubre de 2020

Regulación de bingos en Brasil

El Proyecto del Ministerio de Deportes se basa en la propuesta de Abrabin

(Brasil).- En lo que podría sentar las bases de la futura legislación que calme la crisis y regule el sector de bingos en Brasil, el Ministerio de Deportes presentó un proyecto de ley que cuenta con más del 70% de las sugerencias realizadas al Gobierno por parte de la Asociación Brasileña de Bingos, Abrabin.

A

ntes de que explotase el escándalo de Waldomiro Diniz, el Ministerio de Deportes era el sector del Gobierno que más se empeñaba en sacar adelante la reglamentación del funcionamiento de los bingos, con vistas a aumentar su recaudación. Con ese propósito, el Ministerio envió a la Casa Civil, en junio del año pasado, un anteproyecto de ley que en verdad era casi una copia de la propuesta de la Asociación Brasileña de Bingos (Abrabin), elaborada en el primer semestre del 2003.

El proyecto del Ministerio aprovecha más del 70% de las sugerencias realizadas por la principal entidad defensora de los bingos en el país. Con la creación del Grupo de Trabajo por parte de la Presidencia de la República, en octubre del año pasado, el proyecto encaminado al Palacio de Gobierno por el Ministro de Deportes, Agnelo Queiroz, ganó peso y se convirtió en una referencia.

Abrabin buscaba, desde hace tiempo, la posibilidad de regular el sector, pero cuando el Gobierno pretendía enviar la propuesta al Congreso se desató el caso Diniz y, como consecuencia, se firmó la edición de la Medida Provisoria 168 cerrando los bingos en todo el país.

En el 2003, Abrabin envió a diputados un kit con material en defensa de la legalización del sector. Con ello, se adjuntaba un estudio comparativo del proyecto de ley redactado por el diputado Gilmar Machado (PT-MG), defensor del juego, con un texto de Abrabin. El anteproyecto se lo conocía como la “reglamentación considerada adecuada por Abrabin”.

El texto del Ministerio comienza copiando la de Abrabin y prevé la explotación de los juegos de bingo, crea un fondo para el Deporte y tipifica las infracciones penales para su regulación legal. La propuesta de Agnelo Queiroz copia incluso los títulos de los capítulos y hasta artículos internos. De las 295 líneas de texto contenidas en el proyecto del Ministerio de Deporte, 204 son exactamente iguales a las de la propuesta de Abrabin.

La diferencia fundamental de un texto y otro es que el del Ministerio transfiere a la Caixa Econômica Federal la responsabilidad de regularizar, autorizar y fiscalizar las actividades del bingo. Abrabin se resiste a esa fiscalización de la Caixa y cita organismos de fiscalización y control de la Unión.

Otra diferencia es que el proyecto del Ministerio era más riguroso en otros aspectos, ya que prevé que la autorización para el funcionamiento de las salas no superase los dos años, mientras Abrabin defiende las licencias por tiempo indeterminado.

El asesor del ministro Agnelo Queiroz negó haber copiado la propuesta de Abrabin e informó que su proyecto fue elaborado con la ayuda de técnicos de la Receita Federal y de la Caixa Econômica Federal.

El ministro afirmó además, a través de sus asesores, que con la edición de la Medida Provisoria señalando el cierre de los bingos, "el texto está vencido”. De esta manera, el Ministerio defiende ahora la MP 168 editada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Por su parte, el grupo de trabajo creado por el Palacio de Gobierno elaboró un documento que, entre otras indicaciones, recomienda el envío del mencionado ante projecto de ley al Congreso Nacional, para su tratamiento.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook