El PRD se manifestó en favor de los casinos

Apoyo político a la apertura del juego en México

05-01-2004
Tiempo de lectura 2:06 min
(México).- El bloque del Partido de Revolución Democrática apoyó la legalización de los casinos en territorio mexicano, y su vicecoordinador, Eduardo Espinosa, consideró necesario que "estas actividades produzcan bienestar económico a la comunidad, paguen impuestos y generen empleos".

El PRD en la Cámara de Diputados se pronunció a favor de la legalización de los casinos en México. Eduardo Espinosa, vicecoordinador de la bancada perredista, aseguró que la realidad mexicana obliga a atender este asunto, sin complejos morales ni prejuicios.

El diputado y miembro de la Comisión de Gobernación -encargada de dictaminar sobre casinos- señaló además que cada día es más frecuente la instalación de casas de apuesta clandestinas en el país; y explicó que la Ley de Juegos y Sorteos, vigente desde hace 50 años, tiene vacíos que son aprovechados por la delincuencia e impiden a las autoridades mexicanas sacar provecho lícito a este tipo de negocios.

Espinosa informó que varios estudios demuestran que podrían obtenerse inversiones entre 2.500 y 3.000 millones de dólares si se instalara un modelo de ocho a diez casinos en las principales ciudades, pasos fronterizos y centros turísticos. Otra ventaja, según esos estudios, es la reducción en los índices de criminalidad que han experimentado las ciudades de 110 países en los que está permitido el juego.

"La ley debe propiciar, ante todo, que al salir de la clandestinidad y la simulación, todas estas actividades produzcan bienestar económico a la comunidad, paguen impuestos y generen empleos permanentes y bien remunerados", comentó el legislador.

Otro aspecto importante, según Espinosa, es que al regular el establecimiento de casinos y casas de juego se permitirá retener las divisas que los jugadores mexicanos gastan en otros países. "La regulación del juego siempre se ha perdido en discusiones de moral pública. Como en otras materias -aborto, relaciones homosexuales-, la visión moral debe ser rebasada y centrar la discusión en lo económico, lo político y lo social", comentó.

El perredista consideró que esos falsos argumentos han impedido que la ley regule miles de establecimientos clandestinos, irregulares y a veces hasta insalubres y peligrosos, donde se efectúan juegos de azar con apuesta. Incluso aseguró que los casinos son en realidad "sistemas complementarios en donde se conjugan el turismo, el uso de tiempo libre y la recreación", que conviven con otro tipo de negocios como hoteles, restaurantes, teatros, cines, espectáculos en vivo y zonas comerciales.

El diputado hizo una serie de recomendaciones para proceder a dicha legalización, como el fijar requisitos de edad para la admisión en casinos. Establecer normas claras para la concesión de los permisos, en función del mercado y buscando en todo momento que los principales beneficios sean para la comunidad en la que se establezcan esos negocios.

"Dada la actividad previsible en materia de trabajo y en el incremento de la captación fiscal, los efectos de redistribución del ingreso favorecerán en gran medida a las comunidades donde se realicen estas actividades" señaló, al tiempo que no dudó en resaltar que "la autoridad deberá cuidar en todo momento las condiciones del mercado y asegurar la competencia, a fin de fomentar una mayor eficiencia, tanto en las actividades relacionadas directamente con el juego como en aquellas asociadas a la prestación de servicios conexos", explicó.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS