Ante el accionar de la Conajzar

El Consorcio B-Gaming y Gambling S.A. recurrirá a la Justicia por las apuestas deportivas en Paraguay

Néstor Povigna, representante del Consorcio B-Gaming y Gambling S.A.
29-11-2022
Tiempo de lectura 1:58 min

El consorcio conformado por las empresas B-Gaming Sucursal Paraguay y Gambling S.A., anunció que recurrirá a la Justicia tras ser descalificado en la licitación pública por la operación de las apuestas deportivas.

Dicho Consorcio, representado por Néstor Povigna, anunció que “agotará las instancias necesarias”, tras ser descalificada en la licitación pública convocada por la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), presidida de forma interina por María Galván del Puerto.

El anuncio lo realizó luego de que la comisión anunciara que adjudicó el proceso a la concesionaria actual, la empresa Daruma SAM S.A. (“Apostala”), representada por Carlo Espinoza Vega y Javier Gauto, para la explotación de esta alternativa de apuestas por otros cinco años.

El Consorcio había presentado un recurso de reconsideración ante la comisión, por valorar como ambiguas las respuestas dadas en la etapa de aclaraciones. La empresa había consultado, en base a su calificación como firma nacional, constituida en consorcio con una sucursal local de una compañía cuya matriz se encuentra en el extranjero.

Indicó que la sucursal es nacional, con domicilio y empresa local, y se le reconoce la capacidad financiera y experiencia de la matriz, conforme con lo regulado en el Código Civil Paraguayo en los artículos 1.196 al 1.199.

Sin embargo, en las aclaraciones de la comisión, pese a que al respecto se preguntó en diversos puntos, la Conajzar se limitó a repetir lo escrito en el Pliego de Bases y Condiciones (PBC) que son convocadas las empresas locales con capacidad financiera y experiencia específica, entre otros puntos. De esta manera, la firma consideró que no se respondió a la consulta planteada, pese a que así lo establece el proceso, dijo. “No se ajusta a derecho y, por lo tanto, agotaremos las instancias necesarias”, puntualizó el representante del Consorcio.

Cabe recordar que Apostala ofertó un 22% como porcentaje de canon, el menor frente a las firmas descalificadas, que fueron del 23% para Luis Carlos Alder Benítez, con la empresa cuyo nombre de fantasía es Play Tech y es representada por Rubén Melgarejo Lanzoni, y un 27%, del Consorcio B-Gaming / Gambling S.A.

Néstor Povigna indicó que la diferencia de la recaudación en el porcentaje del canon es de USD 5 millones, conforme a sus cálculos, y señaló que no se entiende que, por una cuestión de “tecnicismo”, el Estado se prive de estos recursos.

Durante la apertura de ofertas de esta licitación, el 31 de octubre pasado, sus representantes habían calificado de competencia desleal que se presentarán con documentación internacional. “Apostala” es la primera empresa local desde la existencia de un régimen de juegos azar, con la Ley N° 1016/1997, que cumple con los cinco años de concesión del juego, cuyo carácter es exclusivo en el país. La Cámara Paraguaya de Juegos de Azar (CPJA) y las asociaciones de Empresarios de Juegos de Azar (Apeja) y Operadores de Juegos de Azar (Apoja), coincidieron en cuestionar la falta de actualización de la ley de juegos de azar, y que no se justifica el monopolio del juego.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS