Carta firmada por 28 miembros

El Congreso de EE. UU. exige medidas a la Justicia contra el "floreciente" mercado ilegal de juego; AGA elogió el llamado a la acción

Bill Miller, CEO y presidente de AGA.
04-07-2022
Tiempo de lectura 5:23 min

El miércoles pasado, 28 miembros del Congreso escribieron una carta a Merrick Garland, Fiscal General del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en la que expresan su preocupación por el auge de los sitios de juego ilegales de empresas radicadas en el extranjero, que exponen a los jugadores estadounidenses a posibles amenazas. La medida ha sido bien recibida por el sector del juego, que ha elogiado el llamado a la investigación y a la aplicación de la ley.

En la carta, los congresistas piden al Departamento de Justicia que haga "un esfuerzo concertado" para luchar contra las apuestas deportivas ilegales basadas en el extranjero. "Estas operaciones depredadoras exponen a nuestros electores a vulnerabilidades financieras y cibernéticas; no cuentan con protocolos para abordar el lavado de dinero, la integridad de los deportes o las restricciones de edad; y socavan los esfuerzos de los estados para captar los tan necesarios ingresos fiscales a través de los canales legales de apuestas deportivas", dice el texto.

Bill Miller, el presidente y director general de la American Gaming Association (AGA), la principal asociación de operadores de la industria en el país, emitió una declaración sobre la carta del Congreso, en la que elogia el llamado a la acción, y reitera que los sitios web de juegos de azar en el extranjero son "una amenaza significativa para la protección de los consumidores y los beneficios económicos que el juego legal proporciona a las comunidades de todo el país."

"La carta de hoy al Fiscal General Garland demuestra el amplio interés en hacer frente al juego ilegal", dijo Miller el miércoles. "Estamos agradecidos a los copresidentes del Gaming Caucus, los Reps. Titus y Reschenthaler por su liderazgo y a los diputados que se han unido a este llamado a la acción. Erradicar estos sitios web, y todas las formas de juego ilegal, es una de las principales prioridades de AGA."

La carta dirigida al fiscal general Garland es la continuación de un primer contacto de la AGA con el Departamento de Justicia en abril. En ese momento, la asociación comercial urgió al Departamento de Justicia a tomar medidas contra los casinos y las casas de apuestas deportivas en línea ilegales, así como contra las máquinas de "juegos de habilidad" no reguladas.

"Aunque el reto del juego ilegal no es nuevo, la forma descarada y coordinada en que se produce -tanto en línea como en las comunidades- ha elevado este problema a un nivel que requiere una atención federal significativa", escribió Miller en abril. "Pedimos al Departamento que convierta en una prioridad la protección de los consumidores estadounidenses, la persecución de los operadores ilegales y la aplicación de la normativa federal".

Mientras que las apuestas deportivas fueron en gran medida ilegales durante las últimas décadas, ahora 35 estados y el Distrito de Columbia permiten las apuestas deportivas reguladas. Más de 157 millones de estadounidenses tienen, o pronto tendrán, acceso a canales legales para realizar sus apuestas, y millones más están cerca de un estado vecino donde pueden apostar legalmente.

"A medida que este incipiente mercado legal continúa expandiéndose, no podemos hacer oídos sordos al hecho de que el mercado ilegal está prosperando y operando sin restricciones", escribieron los congresistas al respecto. "Estas operaciones en el extranjero, como Bovada, MyBookie y BetOnline, han desarrollado sofisticadas plataformas que son casi indistinguibles de las de los proveedores legales".

El llamado a la acción se produce en un momento en que las búsquedas de apuestas deportivas en el extranjero en todo el país aumentaron casi un 40% en 2021, superando las búsquedas de las legales, según algunos de los últimos estudios. "Estos peligrosos operadores no están relegados a la dark web, sino que son fácilmente accesibles a través de cualquier ordenador o smartphone", señaló la carta del miércoles al Departamento de Justicia. "Esto crea confusión para muchos consumidores que pueden incluso no saber que están apostando ilegalmente".

Las peticiones para que se tomen medidas enérgicas han cobrado fuerza recientemente. Los interesados argumentan que las casas de apuestas deportivas ilegales no ofrecen las mismas funciones de juego responsable, seguridad de la información personal y financiera y verificación de la identidad que los productos regulados. Además, los operadores ilegales no ofrecen controles que incluyan límites de tiempo, presupuestos o autoexclusión, ni cumplen la normativa financiera federal o estatal.

"Pedimos que el Departamento de Justicia trabaje con la industria del juego, las ligas deportivas y otras partes interesadas para identificar a los peores actores, investigarlos y enjuiciarlos, y educar a los estadounidenses sobre los peligros asociados con las apuestas ilegales en los deportes", dijeron los congresistas.

Los congresistas también solicitan que el Departamento proporcione una respuesta antes del 6 de septiembre de 2022, "esbozando cualquier herramienta adicional del Congreso que pueda facilitar la acción de la aplicación de la ley federal y garantizar el apoyo de la fiscalía para detener y desmantelar estas organizaciones criminales."



Guy Reschenthaler y Dina Titus, copresidentes de la Comisión del Juego

En respuesta a este llamado a la acción, Bill Miller, de AGA, dijo que la industria espera continuar trabajando con sus aliados en el Congreso, las ligas deportivas y el Departamento de Justicia para dar prioridad a una "aplicación sólida" que proteja a los estadounidenses del mercado ilegal depredador. "Los líderes de nuestro país están clara y adecuadamente alarmados ante la prevalencia de las apuestas deportivas en el extranjero y las fuerzas del orden deben actuar para identificar a los peores actores, investigarlos y detenerlos", añadió.

En su carta de abril, la asociación comercial pedía que se actuara a través de tres pilares:

  • Seguir educando a los consumidores sobre las opciones legales de juego y los peligros asociados a las operaciones ilegales;
  • Investigar y denunciar las mayores operaciones en el extranjero que violan abiertamente las leyes federales y estatales;
  • Aclarar que los fabricantes de máquinas "de habilidad" deben cumplir los requisitos de registro de la Ley Johnson y las normas contra el lavado de dinero, y emprender acciones agresivas contra las entidades que no los cumplan plenamente.

Aunque la carta de los congresistas se centraba sobre todo en el juego online, en medio del auge de las apuestas deportivas en el país, no incluía el crecimiento de las máquinas de juego que no cumplen la normativa. Sin embargo, la AGA dice que, junto con la Asociación de Fabricantes de Equipos de Juego, se ha reunido recientemente con representantes del FBI para tratar este tema.

Según la asociación, los funcionarios del FBI confirmaron que hay una "mayor atención" sobre los juegos de habilidad no regulados dentro de la oficina, "si están cumpliendo con la ley federal, y los tipos de otras actividades criminales que pueden estar asociados con su proliferación en las comunidades de todo el país."

La AGA, por su parte, dijo que está tratando de impulsar la acción legislativa y policial estatal sobre los fabricantes de estas máquinas de "habilidad" ilegales. La asociación cita la reciente acción de la legislatura de Virginia para prohibir estas máquinas como "un modelo a seguir por otros estados".

Los operadores de apuestas deportivas legales también han expresado su preocupación por el aumento de la actividad del mercado negro en su sector. En mayo, la directora ejecutiva de FanDuel Group, Amy Howe, dijo que hay "un mercado negro masivo" que todavía existe, "probablemente por valor de billones de dólares". Y a principios de este mes, el CEO de DraftKings, Jason Robins, dijo que sigue habiendo "un mercado ilegal bastante prevalente", con algunos de los mayores apostadores "todavía promoviendo su actividad en el extranjero."

EVENTOS