Exclusiva: Brandt Iden de Sportradar

"Un mercado de apuestas deportivas competitivo se logra con opciones y protecciones para jugadores, y bajas cargas impositivas"

31-05-2022
Tiempo de lectura 12 min

Las apuestas deportivas en Estados Unidos están en auge. Al menos eso es lo que señalan muchos factores. Mayores volúmenes, más mercados, nuevos jugadores y las últimas tecnologías forman parte de lo que parece ser una combinación ganadora, preparada para impulsar el crecimiento de este sector del juego en el futuro. Y cada año, nuevos estados se unen al creciente número de jurisdicciones con sus propias normas de apuestas deportivas en vigor, buscando conseguir un pedazo del pastel del juego.

Este año, Kansas y Maine se unieron a las otras más de 30 jurisdicciones de EE.UU. que ya cuentan con juegos de azar. Para Brandt Iden, Director de Asuntos Gubernamentales de Sportradar, esto es una buena noticia: los legisladores están viendo los beneficios de regular la actividad, y esto se traduce en nuevas oportunidades para los interesados. "La mayoría de los estados ya tienen algo establecido, y creo que con el tiempo llegaremos a todos los estados", explica a Yogonet en una video entrevista. "Estas cosas se resolverán por sí solas y Estados Unidos va a ser un gran mercado para las apuestas deportivas".

En conversación con Yogonet, el experto y exmiembro de la Cámara baja de Michigan, y actual integrante de la Junta Directiva de la American Gaming Association, analiza las claves de una legislación adecuada en cuanto a las apuestas deportivas, qué estados se incorporarán al panorama de las apuestas legales y por qué el tipo impositivo del 51% de Nueva York no debería ser un estándar en la industria. Además, ofrece información actualizada sobre las diversas batallas legales y legislativas en curso en el panorama de las apuestas deportivas en EE.UU., y lo que se puede esperar de los recién incorporados, como Kansas, Maine y Ohio.

Las apuestas deportivas ya son legales en Maine después de que la gobernadora Mills firmara un proyecto de ley. ¿Cuáles diría que son los principales pros y contras de esta ley, y qué diría que ha cambiado para que las apuestas deportivas sean finalmente una realidad en este estado?

Es estupendo que por fin se haya hecho realidad; se ha tardado mucho en conseguirlo. Esta legislación fue vetada anteriormente y ahora es el tercer año que la legislatura ha estado trabajando en ella. Lo que lograron fue elaborar una legislación muy específica para las tres tribus. Esto era muy importante tanto para la legislatura como para la gobernadora.

Esas tribus están compactadas. Son grandes impulsores de la economía y querían asegurarse de tener un control exclusivo sobre el mercado, y ese es el tipo de legislación que se ve ahora. Les permitiría potencialmente asociarse con los grandes operadores comerciales - FanDuel y Draftkings - y tendrían la capacidad de hacerlo y al mismo tiempo darles la exclusividad sobre las apuestas deportivas.

Esta legislación también permite las apuestas deportivas minoristas en el mercado comercial; para los hipódromos que ya están en Maine. Por lo tanto, las apuestas deportivas minoristas y las apuestas deportivas móviles serán muy interesantes. El siguiente paso será que el Estado de Maine empiece a promulgar las normas para lanzar las apuestas deportivas móviles.

El director comentó públicamente que esto podría tardarse un tiempo. Eso es comprensible: a veces esto sucede. Los estados tienen que trabajar en algunas cosas, pero miraron a otros estados que tienen una legislación similar, como Michigan, por ejemplo, debido a la gran presencia tribal que tenemos. Tal vez esto podría lograrse un poco más rápido y podríamos ver un lanzamiento en 2023.



Janet Mills, governadora de Maine

¿Cómo espera que sea el panorama de las apuestas deportivas una vez que el mercado se ponga en marcha?¿Cree que la exclusividad tribal podría limitar el potencial de este mercado?

Ya han pasado cuatro años desde la derogación de la ley PASPA y el mercado de cada estado es muy diferente, y así fue establecido. El juego siempre ha sido un derecho de los estados. Para el Tribunal Supremo no se trataba de las apuestas deportivas: se trataba de conceder a los estados la capacidad de regular esto de la forma que consideren oportuna.

Ahora estamos llegando a 35 jurisdicciones con una especie de apuestas móviles o de apuestas minoristas. Se ven 35 conjuntos diferentes de regulaciones y eso va a suceder. El estado de Maine ha trabajado en esto y ha determinado que esta es la mejor manera de hacerlo. Eso no significa que ese modelo sea lo que Massachusetts vaya a utilizar cuando debata su legislación.

Maine, en su mayor parte, es un mercado bastante pequeño; poco más de un millón de personas. Van a tener muchas opciones: esto va a proporcionar potencialmente tres skins distintas. Esto va a dar a los jugadores un montón de mercados diferentes en los que apostar y, con suerte, eso puede presionar a Massachusetts para que también legalice las apuestas.



Laura Kelly, governadora de Kansas

Kansas también se ha unido a los estados que han firmado un proyecto de ley de apuestas deportivas, mediante una legislación que destina la mayor parte de los ingresos fiscales a un fondo que pretende atraer a los equipos profesionales al estado. ¿Qué opina de esta legislación?

Va a ser emocionante. Lo más interesante es el tipo impositivo del 10% sobre las apuestas deportivas, con el 80% del dinero que el estado recauda destinado a un fondo especializado que se utilizará para atraer equipos deportivos al estado. Kansas tiene actualmente un equipo de fútbol profesional, pero ningún otro deporte profesional en el estado.

Kansas City, ciudad fronteriza entre Kansas y Missouri, tiene a los Royals y a los Chiefs, así que tienen el fútbol americano y el béisbol. Obviamente, a Kansas le gustaría que uno de esos equipos se trasladara desde Missouri a la parte de Kansas City, de modo que la legislatura consideró este aspecto cuando elaboró esta legislación.

No creo que, al final del día, vaya a haber suficiente dinero, que probablemente sería de unos ocho millones de dólares al año. Estas son grandes franquicias; van a necesitar ser atraídas con grandes sumas de dinero. Pero aquí es donde creo que hay una novedad en la legislación de Kansas: los equipos deportivos profesionales podrán asociarse con operadores para establecer una casa de apuestas deportivas.

Y eso es algo que puede interesarles: poner una casa de apuestas deportivas minorista en el estadio, que es algo que hemos visto en otros estados que han estado lidiando con la legislación. Es una oportunidad para esos equipos deportivos que están justo en la frontera, así que estoy emocionado por ver cómo se desarrolla. Estoy seguro de que habrá muchas discusiones. Es posible que también incite a Missouri a hacerlo. Evidentemente, la sesión legislativa ya ha terminado: no han podido cruzar la línea de meta.

Mientras tanto, Ohio se prepara para el lanzamiento, con una ventana de aplicación de apuestas deportivas que se abrirá el 15 de junio. ¿Qué valoración puede ofrecer en este caso?

Va a ser un mercado enorme, y con eso quiero decir que hay mucha competencia. Hay muchas skins ahí, y hay mucha gente que puede participar en las licencias de diferentes niveles. Bares, restaurantes y tabernas podrán participar. También podrán hacerlo en Kansas, pero a un nivel mucho más reducido.

Tiene unos tipos impositivos bajos y competitivos, lo que hace que la industria sea competitiva. Para que esta industria siga floreciendo, necesitamos tipos impositivos competitivos, mucha competencia, las protecciones adecuadas para los consumidores - eso es lo que va a hacer que esta industria continúe en la tendencia ascendente que ha tenido. Seguirá así mientras haya estados como Kansas y Ohio que apliquen una buena legislación.

Ahora, hablando en términos más amplios, ¿cuál es su evaluación de cómo se ha expandido la legalización de las apuestas deportivas este año hasta ahora? Minnesota está haciendo un esfuerzo de última hora para la legalización*. ¿Cuál es su opinión sobre las probabilidades que tienen?

*La entrevista se realizó antes de que fracasara la legislación en el estado, el 22 de mayo.

Ha sido un poco más lento que en 2021; eso es normal. En el ciclo legislativo, los años de elecciones son a veces un poco más lentos. Lo estamos viendo este año: 2022 es un gran año electoral en todo el país, y por eso, a veces la actividad legislativa se ralentiza un poco. El juego es uno de esos temas que a veces se retrasan cuando los estados se ocupan del presupuesto, la atención médica y la educación; todos estos otros grandes temas que están presentes en este momento y que los órganos legislativos estatales tienen que tratar.

Todavía tenemos algunos estados que siguen pendientes. Tenemos a Minnesota, que está haciendo un esfuerzo de última hora. Sin embargo, voy a especular y decir que probablemente no pasará por el Senado este año. Simplemente no es una prioridad en estos días que les quedan. Terminan a finales de mes, y no creo que haya tiempo suficiente para que un acuerdo negociado llegue a buen puerto.

Massachusetts, creo, todavía tiene mucho potencial. Están todo el año, lo que significa que se podría llegar a un acuerdo hasta finales de 2022. Todavía podríamos ver un acuerdo: hay mucho tiempo. La sesión también ha comenzado en North Carolina, que tiene apuestas deportivas minoristas en casinos tribales. Ahora están presionando para que se introduzcan las móviles, y creo que tienen una gran oportunidad este año. Es otro estado que lleva mucho tiempo hablando de esto y por fin tienen la legislación en un buen punto, así que apostaría que North Carolina puede lograrlo este año.



Cámara de Representantes de Michigan

Usted jugó un papel clave para ayudar a legalizar las apuestas deportivas en Michigan, un estado que ahora alberga una industria saludable con 15 operadores y buenas cifras de ingresos. ¿Qué condiciones ve usted como clave para un buen panorama de las apuestas deportivas?

Michigan es mi estado natal. Pasé la mayor parte de mis seis años en la legislatura trabajando en esto. Me llevó cinco años y medio lograrlo. También tuve un veto, así que simpatizo con la gente de Maine a la que también le ocurrió eso.

La legislación de Michigan es, en mi opinión, un modelo fantástico para el resto del país que tiene un componente comercial y otro tribal. Fuimos capaces de integrarlos y convertirlo en un mercado muy exitoso. En 2021, obtuvimos alrededor de USD 150 millones en ingresos estatales entre el iGaming y las apuestas deportivas. Fue un año fantástico y seguimos creciendo.

Lo que conduce a un gran mercado es hacerlo competitivo. Hay que poner muchas opciones a disposición de los consumidores, mantener los tipos impositivos bajos y asegurarse de que se ofrecen las protecciones adecuadas a los consumidores. El objetivo es conseguir que la gente que juega en el extranjero juegue en el estado. Sabemos que existen y que juegan con registros ilegales, y queremos que jueguen en el estado.

Eso se puede hacer con un montón de opciones para ellos, dándoles buenas líneas - y eso se puede lograr con tipos impositivos bajos. Luego protegemos a esos jugadores añadiendo el nivel adecuado de iniciativas de juego responsable y otras medidas. Eso es lo que ha creado un gran mercado en Michigan, y lo hemos visto en muchos otros estados. Esos son los principios clave que nos gusta modelar y por los que nos gusta abogar cuando entramos en otros estados.

Otro estado que busca la legalización es California, donde los grandes operadores han unido sus esfuerzos para presentar una medida de apuestas deportivas en la votación de noviembre. Pero las encuestas indican que los ciudadanos están divididos en este asunto, y también hay otros intereses del juego que proponen alternativas. ¿Qué cree que debe ocurrir para que todas las partes interesadas se pongan de acuerdo en un caso como éste, en el que hay opiniones contrapuestas?

Creemos que habrá dos propuestas en la votación, una que ya está calificada y otra que ha presentado firmas y que probablemente se califique en julio. Eso significa que habrá una propuesta para el comercio minorista y otra para el móvil. Estas dos propuestas pueden funcionar de forma conjunta, y fueron diseñadas así, por lo que podrían aprobarse ambas iniciativas, permitiendo tanto el comercio minorista como el móvil.

Las tribus se han manifestado con bastante fuerza en contra de la iniciativa móvil y se está invirtiendo una enorme cantidad de dinero en la iniciativa por ambas partes, a favor y en contra. Así que los votantes encienden sus televisores, leen los periódicos, están en las redes sociales y se ven inundados de anuncios a favor y en contra, y eso va a seguir ocurriendo hasta noviembre.

En mi opinión, esta será probablemente la mayor cantidad de dinero que se haya gastado en una iniciativa electoral en el estado de California, y predigo que será la mayor de todas cuando se combina todo el dinero que se gasta por todas las partes. Al final del día, lo que significa es que habrá una tonelada de confusión, y a menudo cuando hay confusión, los votantes tienen una tendencia a votar "no". Oyen muchas cosas diferentes, se les inunda de publicidad... A veces eso les lleva a la frustración y acaban votando "no" o pasan de largo y no votan las iniciativas, lamentablemente.

Podría predecir que ambas iniciativas podrían fracasar. Eso es lo que suele ocurrir cuando hay iniciativas que compiten entre sí. Sería duro para el sector, porque California es un mercado enorme que nos encantaría ver en funcionamiento. Creo que este año va a ser una batalla difícil, y así es como se va a desarrollar, lamentablemente.



El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmando un pacto con la tribu Seminole

Un estado que está pasando por una situación muy particular es Florida, que está teniendo un comienzo difícil. El mercado se legalizó y se estableció un pacto entre el estado y la tribu Seminole, pero ahora se ha interrumpido por orden de un juez. ¿Qué podemos esperar con respecto a un nuevo lanzamiento?

El Gobernador firmó un pacto con la tribu Seminole, dando plena exclusividad a la gente del Hard Rock Casino. Y como ese pacto hace muchas cosas -no sólo proporciona apuestas deportivas y potencialmente iGaming, sino que también permite juegos de mesa, permite muchos otros servicios sociales- es un pacto enorme para el estado. Proporciona un montón de iniciativas y cosas que la tribu Seminole ha estado buscando y negociando.

La Tribu Seminole se lanzó en otoño de 2021. La aplicación estuvo en funcionamiento durante unas dos semanas y luego fue retirada inmediatamente debido a las medidas cautelares de los tribunales. Algunas de las personas comerciales y las instalaciones de pari-mutuel allí han participado en una batalla con el Departamento de Interior de los EE.UU. y esto pasará a la Corte Suprema.

En un principio, preveía que se podría llegar algo este verano. Eso no va a ocurrir. Creo que esta decisión se retrasará hasta principios de 2023, o finales de 2022. El resultado está en manos del tribunal. Va a haber mucha discusión y debate al respecto. No predigo que veremos nada en Florida hasta 2024, lamentablemente.

Lo que suceda va a ser una mezcla de la decisión del tribunal, y luego es posible que una de esas entidades tenga que llegar a las urnas el siguiente noviembre. Las apuestas deportivas en Florida pueden estar muy lejos. Al principio era optimista y esperaba que pudiéramos ver esto antes, pero no parece que vaya a suceder. Pasará por los tribunales y será un largo camino.

En cuanto al panorama general en Estados Unidos, hemos visto que ha cambiado mucho últimamente. Nueva York se ha convertido en el líder al añadir operaciones móviles sometidas a un elevado tipo impositivo del 51%. ¿Cree que Nueva York podría sentar un precedente para el sector?

Ciertamente, espero que la respuesta a la pregunta sea "no". El tipo impositivo del 51% en Nueva York sigue siendo el más alto del país, y a principios de mes MGM dijo que no ve un camino hacia la rentabilidad en el estado en la situación actual de los impuestos, por lo que está dando marcha atrás en su gasto de marketing. Era inevitable: esto iba a ocurrir en algún momento. Con un 51%, este no es un modelo que la industria quiera replicar.

Pero podemos fijarnos en Kansas. Los tipos impositivos formaron parte de la conversación, pero el 51% nunca fue una consideración, y eso es una buena noticia. Creo que los estados buscan optimizar los impuestos y recaudar la mayor cantidad de dinero posible. Pero también están empezando a reconocer, a través de las partes interesadas de la industria que defienden y educan en el proceso, que las apuestas deportivas son un negocio de muy bajo margen. No hay una cantidad tremenda de dinero por eso, por lo que no se puede imponer un nivel alto de impuestos.

Es una conversación que continuará en los estados que aún no han establecido las apuestas, y creo que los estados volverán a examinar sus tipos impositivos y hablarán de si necesitan o no aumentarlos. Corresponde a la industria, y a los que formamos parte de ella, seguir educando a nuestros legisladores y a nuestra gente en la industria así como en el proceso legislativo y decir: "Mira, las apuestas deportivas son una industria de baja calificación, tenemos que esforzarnos para mantener esos tipos impositivos bajos, tenemos que esforzarnos para mantenerla competitiva".

Juntos podemos asegurarnos de que este cohete siga subiendo, porque se dirige hacia esa meta. Me encanta dónde estamos. La mayoría de los estados ya tienen algo en marcha, y creo que con el tiempo llegaremos a todos los estados. Estas cosas se resolverán por sí solas y Estados Unidos va a ser un gran mercado para las apuestas deportivas. Estamos muy por detrás de Europa, nos queda mucho camino por recorrer, pero lo vamos a conseguir y estoy muy entusiasmado con ello.

Vea la entrevista completa en inglés con Brandt Iden en nuestro canal de YouTube.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS