Diputado por el partido Cabildo Abierto

Sebastián Cal: "Queremos crear reglas claras e iguales para quienes inviertan en juego en el Uruguay"

25-01-2022
Uruguay
Tiempo de lectura 3:04 min

Casi sobre el final de 2021, la industria del juego online vislumbró la posibilidad de contar con un nuevo mercado regulado en Sudamérica: un proyecto con la firma del presidente uruguayo Luis Lacalle Pou ingresó al Senado en noviembre. Sin embargo, la iniciativa oficial despertó reparos incluso entre propios, como dentro de Cabildo Abierto, uno de los cinco partidos de la coalición gobernante en el Uruguay.

"Más que críticas son aportes al proyecto que presentó el Ejecutivo. Nuestro objetivo es atender algunas cosas que se pasaron por alto", explicó a Yogonet el diputado nacional por el departamento de Maldonado, Sebastián Cal.

"El proyecto de ley que remitió el Poder Ejecutivo al Senado no contempla las apuestas deportivas, que en el país son manejadas por una empresa que tiene el monopolio. Entiendo que el juego online se está volviendo un sustento importante para el juego físico. Difícilmente, los casinos puedan subsistir más adelante sin tener el soporte del juego online", agregó.

Cuando dice monopolio, dice Supermatch, marca operada por La Banca de Quinielas. En una columna publicada en La Diaria, el exdirector de Loterías y Quinielas, Luis Gama, también señaló esta diferenciación entre apuestas deportivas y casino online, y remarcó la necesidad de regular el segmento en conjunto.

EL CANON, LA CLAVE

"Quien hoy tiene el monopolio de este tipo de apuestas no paga ningún canon más que el que los impuestos que paga cualquier otro tipo de empresa. Este es otro de los puntos a tratar. Nosotros no podemos exigirles un canon a empresas que van a instalarse en el Uruguay (Nota de la redacción: en clara alusión al Grupo Cipriani) o a empresas que hacen un aporte de hasta US$ 8 millones por año, como lo hace el principal casino de nuestro departamento y creo que también del país, el Enjoy Punta del Este, y dejar de lado a una", argumentó.

PREVENCIÓN

Cal propone la generación de una identificación digital que permita establecer límites para detectar juego problemático o posibles maniobras de lavado de activos. "Una persona que gana 100 pesos por mes no puede jugar 100 pesos por mes porque claramente está dejando a su familia sin comer" y "una persona que gana US$ 1000 por mes no puede apostar US$ 10000 por mes", ejemplificó.

Si los senadores de la coalición reciben bien los cambios sugeridos —que Cabildo Abierto se está ocupando de difundir con Cal como vocero—, quizá puedan ser incorporados al proyecto del Ejecutivo. En caso de que esto no suceda, Cabildo Abierto presentará su proyecto en la Cámara de Diputados.

El legislador dejó en claro la meta que persiguen: "Queremos proteger las inversiones y crear reglas claras e iguales para quienes hagan inversiones con respecto al tema del juego. No se puede tener unas reglas para unos y otras para otros. Después, la prevención de la ludopatía y del lavado de activos son para mí los temas más importantes. El principal objetivo de este proyecto alternativo sin dudas que va a ser proteger tanto a los usuarios como a las empresas que puedan tener interés de instalarse y obtener su licencia de juego online aquí en nuestro país".


El diputado Sebastián Cal junto al presidente del Uruguay, Luis Lacalle Pou.

MÁQUINAS EN RUTA

Para el diputado, el Gobierno está dejando pasar, además, la oportunidad de regular las máquinas tragamonedas que funcionan fuera de los casinos, en su mayoría en pequeños almacenes de barrios de zonas vulnerables. Advierte dos caminos, la prohibición o la regulación, y se inclina por el segundo. Sugiere que la potestad sancionadora o reguladora recaiga en los municipios.

"La peor opción es la que hoy está sobre la mesa, que es la omisión, la omisión de una realidad de 25000 máquinas tragamonedas. Capaz que para algunos países este no es un número tan importante, pero aquí entre todos los casinos, privados y del Estado, hay entre 5000 y 6000 máquinas. Es decir, estamos hablando de un número cuatro veces mayor de máquinas no reguladas y que generan una competencia desleal para quienes hacen una inversión en el Uruguay o quien apuesta por generar empleo en el país y paga un canon", dijo.

El senador Gustavo Penadés del Partido Nacional, grupo que lidera la coalición, hizo público que el proyecto firmado por Lacalle Pou tendrá prioridad este nuevo año legislativo. Para lograr su cometido, el Gobierno precisa —avisa Cal— los votos de Cabildo Abierto.

La entrevista en video está disponible en el canal de Yogonet en YouTube.

Diana Rojas
por Diana Rojas
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS