Nuevo embate

La legalización de los juegos de azar en Brasil enfrenta una fuerte resistencia de la bancada evangélica

Cámara de Diputados, Brasil.
17-01-2022
Brasil
Tiempo de lectura 2:15 min

Luego de obtener la urgencia de la tramitación aprobada a fines de 2021, el proyecto que legaliza los juegos de azar en el Brasil podrá ser analizado poco después del receso parlamentario por la Cámara de Diputados.

La propuesta es de larga data, ya que fue presentada hace tres décadas por el ex-diputado Renato Vianna (MDB-SC), y siempre ha enfrentado la resistencia de la bancada evangélica. El grupo, formado por importantes aliados del presidente Jair Bolsonaro, ya trabajó para evitar que el texto avanzara el año pasado, y ahora pretende exigir una postura más firme del gobierno federal para intentar detener su tramitación.

Por otro lado, el relator de la propuesta, el diputado Felipe Carreras (PSB-PE), se apoya en que es importante controlar una actividad “ya existente en el país”, y considerar los posibles ingresos si la regularización avanza en la Legislatura.

Con el control del orden del día en la Cámara, el presidente de la misma, Arthur Lira (PP-AL), será quien lleve la voz cantante. No se comprometió con ninguna de las partes, pero llegó a ensayar, horas antes de la votación de la solicitud de urgencia, una defensa de la aprobación de la propuesta.

Esta cuestión de la legalización de los juegos en Brasil es un tema que se debate desde hace mucho tiempo. Y hay que hacerlo con mucho debate. Quien defiende la legalización dirá por qué, quien está en contra dirá por qué. Tendremos la oportunidad de saber quién quiere que los juegos de azar sigan siendo ilegales en Brasil tal y como son ahora. Todo el mundo sabe que hay casino, que hay bingo, que hay tragamonedas, apuestas virtuales, que se cargan a la tarjeta de crédito y se pagan en el extranjero los juegos de azar", dijo Lira a finales de 2021. “¿Pero tiene que continuar clandestinamente para seguir sin generar empleos formales en Brasil? ¿Sin pagar, más o menos, entre 20.000 y 25.000 millones de reales en impuestos al pueblo brasileño? Este debate se celebrará aquí. Ahora, de la forma, nos ocuparemos nosotros”, añadió.

Carreras dijo que confiaba en una rápida aprobación de la propuesta. La cuestión debería someterse a la primera reunión de los líderes de los partidos de la Cámara, que no tiene fecha para producirse. "A finales del año pasado, cuando conseguimos la aprobación de la urgencia, hablamos de la posibilidad de reunirnos cuando se acerque la vuelta al trabajo. Varios dirigentes se han comprometido a que se vote el fondo en cuanto termine el receso”.

El relator del proyecto en la Cámara ya ha hablado con el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco (PSD-MG), y el senador Vital do Rego (MDB-PB), que informará de la propuesta en la Cámara. Ambos se alinearían con los argumentos de Carreras, y defenderían la rapidez de la aprobación del proyecto.

Pero la bancada evangélica busca elevar el tono para que el Gobierno aumente el movimiento para impedir el avance de la propuesta.

Aliados del presidente admiten que la importancia del apoyo religioso en un año electoral puede desinflar cualquier tipo de ofensiva del Palacio del Planalto para la aprobación de la propuesta.

Aún así, los ministros han asegurado, en privado, que el Gobierno no debería moverse para impedir la legalización de los juegos en el país. Algunos de ellos ya han confiado a los parlamentarios que están a favor de la iniciativa. Ambos grupos tienen muchas fichas para la próxima batalla. En febrero, la suerte estará echada.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS