La Rioja, España

UTSAJU denunció que se perderán 300 empleos si no se modifica la Ley reguladora del juego y las apuestas

El portavoz de UTSAJU, Juan Luis Peñafiel.
10-12-2021
Tiempo de lectura 1:34 min

La Unión de Trabajadores de los Salones de Juego de La Rioja (UTSAJU), gremio que nuclea a la actividad en la comunidad autónoma española, denunció que 300 empleados de la región perderán su empleo en caso de que no se modifique la prohibición de establecerse a menos de 200 metros de colegios al juego privado que rige en la actual ley del juego, y entregaron por escrito a los distintos grupos parlamentarios sus críticas y alegaciones al proyecto de Ley reguladora del juego y las apuestas.

"Va a suponer que un 97% de los salones de juego tengan que cerrar en los próximos años y 300 personas perderán su empleo", aseguraron sobre la medida que prohibe la cercanía de la industria con los establecimientos de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional Básica y enseñanzas artísticas profesionales.

La UTSAJU acusó de 'doble moral' al Gobierno regional, ya que el veto establecido no corresponde al juego público, lo que identificaron como la voluntad del Gobierno regional de acabar con el juego privado. "Si no fuera así, no se entendería que estos 200 metros se apliquen solo a los salones de juego privado mientras se permite que se vendan 'rascas' de la ONCE a la puerta de los colegios", cuestionó el portavoz de la UTSAJU, Juan Luis Peñafiel.

"Somos los propios trabajadores los que nos hacemos responsables de controlar el acceso a nuestros locales y nuestro empeño en impedir que accedan estas personas es el mismo con independencia de que el salón se encuentre en el mismo centro de la ciudad, junto a un centro educativo o en un polígono", aseguró Peñafiel, tras cuestionar que sin importar distancias los menores de edad no pueden ingresar a los salones de juego.

Los trabajadores no están de acuerdo con esta medida que consideran "cosmética" y que no se aplica a otros negocios. Peñafiel recordó que "en los bares y supermercados se vende alcohol y muchos de ellos se encuentran a menos de 200 metros de centros educativos. ¿Vamos a pedir que cierren o nos basta con asegurarnos de que no se puedan vender bebidas alcohólicas a los menores de edad?", se preguntó.

Según el gremio,  en caso de que quieran aplicarse estas medidas, deberían afectar a los salones de juego que se autoricen en un futuro y no a los que abrieron al amparo de una legislación anterior que no preveía tal limitación.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS