Según el periodista Hugo Alconada Mon

El juego online comenzará a operar en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires después de las elecciones del próximo domingo

Los gobiernos de Kicillof y Rodríguez Larreta avanzarán a partir de la próxima semana en la operación de juego online.
08-11-2021
Tiempo de lectura 4:37 min
Según el informe publicado este fin de semana en el diario La Nación por el reconocido periodista argentino de investigación Hugo Alconada Mon, sin grandes anuncios los dos grandes bloques políticos que manejan la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires arribaron a un acuerdo: el juego online comenzará a operar tras las elecciones de noviembre. Pero la decisión choca con una realidad: la situación económica inquieta a empresas extranjeras, que estarían evaluando los pasos a seguir.

Los gobiernos de Axel Kicillof (en la provincia de Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (en la ciudad) quieren que el juego online comience cuanto antes. Necesitan sumar ingresos a las arcas públicas tras el parate económico de la pandemia, al que se agregan la inflación y la crisis social. De uno y otro lado ambicionan recaudar importantes sumas de dinero de uno de los sectores que más aporta a las campañas electorales.

De acuerdo a lo informado, las autoridades del Casino flotante ya se pusieron en marcha bajo esta consigna, y hoy promotoras reciben a los apostadores en cuanto ponen un pie en los barcos, invitándolos a registrarse en su plataforma online.

En los despachos del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, que preside Omar Galurralde, son cautos con los números de recaudación estimada, mientras que desde la Lotería porteña estiman aportar unos $ 600 millones (unos US$ 6 millones) anuales al erario público, apoyados en lo que ocurre en otros países, donde las apuestas online representan entre el 5 % y el 7 % del volumen de apuestas físicas.

Tanto desde la Provincia como desde la Ciudad saben que van rezagados respecto a otras jurisdicciones nacionales, ya que otras doce provincias ya dieron el paso hacia un juego online habilitado: Tucumán, Entre Ríos, San Luis, Santa Cruz, La Pampa, Chaco, Misiones, Neuquén y Río Negro, además de Santa Fe, Mendoza y Corrientes (estas últimas a partir de la pandemia).

Pero, al mismo tiempo, los equipos de Kicillof y Rodríguez Larreta saben que controlan los dos distritos más buscados por los operadores; y que, al menos durante una primera etapa, funcionarán como nichos cerrados. Es decir que los bonaerenses sólo podrán apostar en los portales autorizados en la provincia, del mismo modo que los porteños estarán circunscriptos a los habilitados en la ciudad de Buenos Aires.

Cabe recordar que en la provincia de Buenos Aires, el gobierno de María Eugenia Vidal (anterior gobernadora) impulsó la ley 15.079 y avanzó con la selección de siete licenciatarios por un período de 15 años, procesó que completó el equipo de Kicillof.

Cada licencia incluye a un socio local y su contraparte extranjera: son William Hill (junto a “ArgentBingo”, a cargo del Bingo Moreno), Bet365 (Bingo Berezategui y Bet365), Playtech (Casino de Tandil y Dynamo Tyche), Bplay (Boldt y 888), BetWarrior (de Binbaires e Intralot), Betsson (Casino Victoria y Grupo Bettson) y Pokerstars (Atlántica de Juegos, a cargo del Bingo de Chivilcoy y Stars Interactive Limited).

Pero el informe de Alconada Mon considera que Atlántica de Juegos aparece, sin embargo, como el caso testigo que encendió las alarmas de la clase política. De manera oficial, la unión de empresas pidió una prórroga para completar los trámites burocráticos con la Lotería bonaerense; pero por lo bajo, informó a las autoridades que reevalúan los pasos a seguir ante la situación económica local, la devaluación y el cepo al dólar.

“¿Qué va a ocurrir con las ganancias netas de las empresas extranjeras? ¿Van a poder dolarizarlas? ¿Podremos girar regalías a las casas matrices de nuestros socios?”, explicó uno de los empresarios al tanto de las deliberaciones que se suceden por estas horas y que, según él, podrían retrasar el encendido online “hasta el año próximo”.

En la ciudad de Buenos Aires, la situación es similar pero distinta. Entre otros motivos, por la estructura jurídica que rige en ese distrito, ya que la Legislatura porteña también sancionó una ley en septiembre de 2020, pero la Lotería de la Ciudad no otorgó licencias, sino “permisos precarios de uso” por cinco años, sin fijar un tope máximo de permisionarios.

Hasta el momento, la Ciudad avanza con siete “permisos”, aunque el número pueda aumentar ya que tanto los que obtuvieron licencias en la provincia como aquellos que perdieron en esa puja, quieren una tajada porteña. Es el caso de Codere, que quedó fuera del negocio online bonaerense, pero entró en el distrito porteño al igual que Boldt, Betsson, Ibiza, Upline, Betway y Ondiss, entre otros.

En ambas jurisdicciones coinciden, también, en que es cuestión de tiempo y pragmatismo. “El juego online clandestino se hizo muy, muy fuerte en la provincia durante la pandemia. Así que acá no es cuestión de debatir si habilitamos las apuestas online, sino de resolver cómo lo hacemos”, indicaron fuentes encolumnadas junto al gobernador Kicillof. Y desde la Lotería porteña, que lidera Martín García Santillán, ofrecen ejemplos de la clandestinidad: sólo en los últimos años, denunciaron ante la Justicia la existencia de más de 950 websites que permitían apuestas online sin permiso.

Ante todo ello, la Dirección Nacional de Registro de Dominios de Internet (nic.ar), dependiente de la Presidencia de la Nación, otorga dominios “bet.ar” a los operadores, y se buscará que los bonaerenses sólo puedan apostar en websites con estos dominios, para bloquear el acceso al resto.

También está en pleno proceso de instrumentación cómo se verificará que quien declare vivir en la provincia de Buenos Aires viva, en efecto, en ese distrito. “Lo haremos con el Renaper”, indicaron desde Lotería bonaerense, en alusión al Registro Nacional de las Personas.

Desde la Lotería porteña apuntan, en cambio, a la geolocalización de los usuarios. Las “permisionarias” deberán contar con sistemas que le permitan determinar si el potencial apostador está ubicado en la ciudad de Buenos Aires, más de allá de cuál sea su domicilio registrado en el Renaper.

Sin atender a esas diferencias instrumentales, sin embargo, la premisa es que ambos distritos salgan al mismo tiempo. También que compartan parámetros técnicos, para desarrollar una sola plataforma tecnológica a la que, en teoría, las demás provincias podrían adherirse.

En ambas jurisdicciones argumentan que el juego online permitiría controlar más a los apostadores y acotar los riesgos de ludopatía, ya que se exigirá un registro, lo que permitirá desarrollar un seguimiento de tiempo de permanencia y montos apostados, y vedar a quienes sean menores de edad o reciban subsidios del Estado.

En ambas jurisdicciones coinciden, también, es que este es el primer paso de un proceso que registrará mutaciones. “Anote esto”, indicó una fuente que pidió al periodistaa del diario La Nación resguardar su nombre. “Habrá una disputa muy fuerte entre los clubes de fútbol, las empresas de apuestas online y las que están a cargo de la televisión de los partidos. La torta de ingresos cambiará por completo, y tendrán que renegociar los porcentajes”. Por ahora, sin embargo, y aunque algunas empresas ya publicitan en ciertas camisetas de equipos, desde la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) o la Liga Profesional de Fútbol (LPF) aún no contactaron a los responsables de las loterías. Cuestión de tiempo.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS