Miguel Ángel Ochoa Sánchez, presidente de AIEJA, en exclusiva para Yogonet

"En México reabrieron el 97% de los casinos que operaban en marzo de 2020"

20-07-2021
Tiempo de lectura 4:41 min
De los 29 estados que tienen salas, 27 han permitido la reapertura. Solo dos estados mantienen el cierre total: Baja California Sur, que no reabrió en ningún momento desde marzo de 2020; y Campeche, que volvió a cerrar por un aumento de contagios. Los estados de Coahuila, Oaxaca y Tlaxcala no tienen casinos. La salida al impacto económico de la pandemia fue para muchos operadores la solicitud de créditos porque —prácticamente— el Gobierno no otorgó incentivos.

El presidente de la Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juegos de Apuesta en México (AIEJA), Miguel Ángel Ochoa Sánchez, repasó con Yogonet de qué manera se está desarrollando el proceso de reapertura de los casinos en su país. 

¿Tienen registro de cuántos casinos están funcionando?
Hasta el momento, reabrieron de manera oficial 374 casinos de los 384 que estaban en operación en en marzo de 2020. Esto significa que un 97,40 % del mercado ha reabierto, aunque con el riesgo de tener que volver a cerrar en caso de que aumenten los contagios.

¿La prohibición de apertura para las salas de juego está aún vigente en algún estado?
De los 29 estados que tienen salas, 27 han permitido la reapertura. Las autoridades de Baja California Sur, estado que cuenta con seis casinos, establecieron el cierre en marzo de 2020 y aún no avanzaron con la reapertura, a pesar de las numerosas gestiones que hemos realizado las asociaciones y los permisionarios. Campeche, estado que cuenta también con seis casinos en operación, decidió recientemente volver a cerrar de manera temporal las salas debido a un aumento sustancial de casos de contagio. Hay que señalar que en el último año se inauguraron en el país ocho salas que ya tenían permiso y estaban pendientes.

No estoy tan seguro de que el tema de la nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos, apoyado e impulsado por la Secretaría de Gobernación, vaya a ser aprobado en el próximo período ordinario de sesiones.

¿Cuál es la jurisdicción con menor rango horario y porcentaje de aforo y cuáles son las más permisivas?
A nivel federal, México ha implementado un sistema de Semáforo Sanitario, pero al mismo tiempo respeta la soberanía de los estados, que cuentan con un semáforo propio, más cercano a la gente y a su realidad. Los municipios también tienen injerencia en los aforos y horarios. 

Colima e Hidalgo permiten el 20 % de aforo; Aguascalientes, Guerrero, Nayarit, Puebla, Tabasco, Sonora y Quintana Roo, el 30 %; Tamaulipas, el 40 %; Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Veracruz, Yucatán y Zacatecas, el 50 %; Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Sinaloa, el 60 %; Durango, el 75 %; y Baja California autoriza el 85 % de aforo.

Baja California Sur y Campeche tienen sus casinos cerrados. Los estados de Coahuila, Oaxaca y Tlaxcala no tienen casinos.

Con respecto a los horarios, el monitoreo fino es un poco más complejo, ya que los municipios pueden, en función de las actividades, ampliar o reducir los horarios de funcionamiento, pero oscila entre abiertos hasta las 20 horas (para los más restrictivos, como Colima y Tabasco, por ejemplo) y abierto las 24 horas del día, como en el caso de Baja California. El promedio ronda entre las 12 de la noche y las 2 de la mañana.

Un 97,40 % del mercado ha reabierto, aunque con el riesgo de tener que volver a cerrar en caso de que aumenten los contagios.

¿Cómo están gestionando las vacunas en México? ¿Las empresas tienen la posibilidad de participar de la campaña de vacunación? ¿Cuándo estiman las autoridades que se completará el calendario de vacunación de la población?
México cuenta con 129 millones de habitantes de los cuales podríamos considerar que 40 millones son menores de 18 años, quienes desde hace muy poco son también candidatos a la vacuna. Se han vacunado prácticamente los que han deseado hacerlo: mayores de 60 años; casi la totalidad del segmento poblacional de entre 50 y 59 años; está muy avanzado el de 40-49 años y se ha empezado también, en algunos estados, con la población de entre 30 y 39 años. Se calcula que para octubre se habrá vacunado la casi totalidad de la población que lo haya deseado. La vacunación no es obligatoria. 

Por lo pronto, no hay posibilidad de que las empresas compren vacunas y las apliquen por su lado a clientes y empleados. Hasta el momento, el proceso de vacunación ha recaído por completo en las autoridades sanitarias federales, sin ningún costo para las personas. 

La tarea principal que ocupará nuestra agenda será seguir interactuando con las autoridades sanitarias estatales y federal para aumentar progresivamente los aforos y horarios de operación.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, expresó la intención de someter ante el Congreso mexicano un proyecto para una nueva Ley de Juego. ¿Qué sabe de esta iniciativa? ¿Cree que se podrá concretar este año?
No estoy tan seguro de que el tema de la nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos, apoyado e impulsado por la Secretaría de Gobernación, vaya a ser aprobado en el próximo período ordinario de sesiones, que inicia el 1 de septiembre y termina el 15 de diciembre. Esto debido a dos razones: en primer lugar, tenemos un Congreso y una Cámara de Diputados en particular de nueva conformación, que no cuentan con una mayoría que controle el gobierno; en segundo lugar, no siento que haya aún el consenso suficiente de todo el sector con respecto al proyecto. Si alguna posibilidad existe de que algún proyecto pueda finalmente concretarse en México, debería darse durante el período que mencioné.

¿Los empresarios de juego pudieron acceder a alivios fiscales o créditos a tasas bajas para recuperarse de la crisis por la pandemia y sus restricciones?
Muchos empresarios del juego tuvieron que solicitar algún tipo de crédito, cuyas tasas de interés no fueron tan altas, pero al final de cuentas fue la única manera de sobrevivir porque no hubo prácticamente incentivos por parte del Gobierno. Sí hubo que cubrir costos de operación como rentas, gastos de luz, agua, teléfono, tecnología y sueldos, aunque éstos últimos no hayan sido al 100 %. 

Se calcula que para octubre se habrá vacunado la casi totalidad de la población que lo haya deseado. La vacunación no es obligatoria.

¿En qué áreas de trabajo se están enfocando en AIEJA?
En lo que queda del año y de cara a los desafíos que estamos enfrentando, la tarea principal que ocupará nuestra agenda será seguir interactuando con las autoridades sanitarias estatales y federal para, en la medida de lo posible, aumentar progresivamente los aforos y horarios de operación.

Por otra parte, seguiremos impulsando la reforma que permita una nueva Ley Federal de Juegos, viejo sueño nuestro. Como lo comenté, el siguiente período de sesión iniciará en septiembre y esperamos que la Secretaría de Gobernación, que impulsó esta iniciativa, invite a sumarse a los principales actores de la industria y logre convencer al Poder Legislativo de la urgencia de una modernización del marco jurídico vigente. 

EVENTOS