Busca refinanciar sus préstamos ante el ENIM

La empresa que administra el casino Maverick sigue sin recibir respuestas sobre su pedido de ejecución

"La mora con el ENIM responde a la necesidad de invertir todo el dinero en la inauguración del edificio para luego poder pagar, lo que no se podía hacer simultáneamente", explicó el presidente de COLEAL S.A., Favio Torres.
22-06-2021
Tiempo de lectura 2:52 min
"Queremos que este organismo público pueda con ese dinero asistir a otros emprendedores", aseguró el presidente de Coleal S.A., Favio Torres, tras confirmar su voluntad de pago y refinanciamiento. Además, volvió a deslizar que existen "evidencias irrefutables del trato diferencial recibido por parte del ENIM".

El presidente de la empresa que administra el Casino Maverick de Neuquén, Coleal S.A., Favio Torres, aseguró la intención que tienen de lograr una refinanciación y pagar los préstamos que adeudan con el Ente Intermunicipal de Plaza Huincul y Cutral Co (ENIM), los cuales fueron adquiridos con el fin de poner el establecimiento a funcionar, y así evitar la ejecución de la obra que fue solicitada en mayo. "Queremos que este organismo público pueda con ese dinero asistir a otros emprendedores", propuso.

Si bien todavía no hay una resolución sobre el pedido de ejecución, Coleal S.A.ya presentó una carta al Consejo Deliberante de Cutral Co el 6 de mayo y otra al Consejo Deliberante de Plaza Huincul el 21. En ambas misivas pidieron la intervención del poder legislativo ante el "riesgo del futuro comercial y del sustento de 100 familias" y para evitar el desenlace propuesto por el ENIM, ya que aclararon que desde el organismo no les responden a sus propuestas, lo que demuestra según Torres "evidencias irrefutables del trato diferencial recibido por parte del ENIM".

Para Torres existe una clara intención de ejecutar el edificio, según registró Mejor Informado. "Es notorio el accionar del directorio del ENIM teniendo en cuenta una nota recibida por parte del director Rubén Darío Espinace, donde solicita a la empresa que comparezca ante el ENIM: libro de accionistas, libro de asambleas de la sociedad, acta designación de autoridades de la sociedad  y cualquier otra documentación necesaria que considere pertinente este directorio a lo que refiere la composición de la sociedad", ya que "no hay marco de referencia que justifique tal solicitud".

"El ENIM negó la refinanciación del préstamo, rechazó las dos propuestas de pago efectuadas en febrero 2020, y luego en agosto donde se le ofreció un porcentaje de la facturación de la firma. Además, en la audiencia de conciliación virtual en octubre, se rechazaron los letrados que representaron al ENIM, todos los pedidos de refinanciación y posibilidad de pago alguno. Lo cual conllevó al pedido de ejecución y subasta del edificio, con el peligro de dejar a 100 personas sin empleo", explicó Torres.

En el pedido a los Consejos Deliberantes, Coleal S.A. destacó su intención de pagar: "esta parte solicita una refinanciación para poder cancelar el préstamos, no su condonación, sino la oportunidad de poder pagarlo". También explicaron cuál fue la razón del atraso: "La mora con el ENIM responde a la necesidad de invertir todo el dinero en la inauguración del edificio para luego poder pagar, lo que no se podía hacer simultáneamente, pero siempre con la voluntad de querer cumplir como lo denotan las innumerables notas presentadas solicitando una espera hasta la inauguración y una refinanciación del préstamo, nunca contestadas".

La empresa aseguró que ninguna de las 15 notas que envió desde 2016 fue respondida, así como todos los pagos fueron rechazados.

Para Favio Torres no quedan muchas dudas, ya que cada vez más acciones por parte del ENIM demuestran la decisión del organismo de ejecutar el edificio sin darle oportunidad de refinaciación a la operadora actual. Da como ejemplo que el director ejecutivo del ENIM, Cristian Perotti, declaró en una entrevista radial que accedieron a seis refinanciaciones de la deuda de Coleal S.A., algo que es falso, ya que fueron tres. "¿Por qué los síndicos de cada ciudad no iniciaron una investigación acerca de los juicios que presentaron caducidad?; ¿Quién tiene la responsabilidad de investigar ante estos casos de irregularidades?; ¿De qué manera y quién controla al ente, tanto en el otorgamiento de créditos como en su ejecución?", se preguntó.

Los gastos que Coleal S.A. realizó para poder poner el establecimiento en pie y funcionando fueron la principal causa de los retrasos en los pagos de los créditos que le ENIM les otorgó. La pandemia, las restricciones y la imposibilidad de facturar lo agravaron. Con el fin del COVID-19 en el horizonte, es el momento de que el organismo intermunicipal demuestre su tolerancia y acceda a refinanciar la deuda de la empresa. El otro sendero es el de la firmeza, lo que dejaría en la calle a 100 familias.

EVENTOS