Edición Latinoamérica
24 de Julio de 2021

Luis Maisichell Dicent aseguró que pensó en suicidarse

República Dominicana: seis de los acusados confirmaron el fraude en la Lotería Nacional

República Dominicana: seis de los acusados confirmaron el fraude en la Lotería Nacional
Luis Maisichell Dicent, exadministrador de la Lotería Nacional, se defendió de las acusaciones diciendo que había decidido no quitarse la vida pensando en sus hijos y en limpiar su nombre.
Republica Dominicana | 18/06/2021

En la solicitud de medida de coerción contra las diez personas implicadas en el fraude del primero de mayo de la Lotería Nacional, denominada “Operación 13”, el Ministerio Público presentó los testimonios que pueden sustentar la estafa cometida con el sorteo nocturno y el primer premio. En paralelo, el exadministrador de la entidad aseguró que es inocente y que aunque pensó en suicidarse, decidió seguir adelante para “limpiar su buen nombre”.

E

l documento presentado por el Ministerio Público, señala que seis de las personas a las que se les conoce medida de coerción por su implicación en los hechos fraudulentos, están colaborando con las autoridades.

Miguel Arsenio Mejía Rodríguez, el no vidente que simuló sacar la bolilla premiada; Valentina Rosario Cruz, la presentadora del concurso; Carlos Manuel Beriguete Pérez, un ex soporte técnico en la Dirección y Producción de Sorteos de la Lotería Nacional; Jonathan Augusto Brea Ovalles, exsupervisor de sorteos de la Dirección y Producción de Sorteos de la Lotería Nacional; Rafael Mesa Nova, exchofer de la Lotería Nacional y Felipe Santiago “Chago” Toribio son las personas que confirmaron a la Procuraduría que el sorteo había sido amañado.

Esta colaboración se traduce en que a estos implicados se les solicitarán medidas de coerción menos severas que a Luis Maisichell Dicent, exadministrador de la Lotería Nacional; a William Lizandro Rosario Ortiz, expresidente de la Federación de Bancas de Lotería; Eladio “El Gago” Batista Valerio, quien trabajó de manera directa en la estructuración del fraude, y Edison Manuel Perdomo Peralta, el camarógrafo, quienes hasta el momento no se saben si estarán colaborando con las autoridades.

Las demás personas que pueden confirmar el fraude que se cometió el primero de mayo con la bolilla 13,son: Máximo Antonio Mejía Rodríguez, hermano de Miguel Mejía, con quien las autoridades comprobaron la entrega del dinero recibido como soborno. Sigfredo de la Rosa Beato, conocido como “Doble Play”, que comprobaron que fue la persona que descubrió y denunció la maniobra fraudulenta ejecutada. Y también Marelys Altagracia Howley Pérez, directora de Sorteos de la Lotería Nacional, con quien el ministerio público comprobó el procedimiento para la celebración de sorteo; y por último el de Rubén Ramón Jiménez Sierra, presidente de la Federación de Bancas de Lotería (Fenabanca), con el que comprobaron como ocurrieron los hechos en el sorteo.

Dicent “al borde del suicidio”

Luis Maisichell Dicent, exadministrador de la Lotería Nacional, se defendió de las acusaciones diciendo que había decidido no quitarse la vida pensando en sus hijos y en limpiar su nombre. Negó ser parte del fraude, y aseguró que su papel en esa institución era “transparentar los procesos”.

Sus palabras llegaron en su ponencia en la que dio su versión de los hechos a la jueza de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, Kenya Romero.

El exfuncionario dijo que muchas personas que lo conocen pensaron que se iba a suicidar por las acusaciones en su contra, y admitió que llegó a pensar terminar con su vida, pero decidió seguir vivo “después del suicidio social” por sus tres hijos, para que no les dijeran “huérfanos del delincuente”, “ya que los muertos no pueden defenderse”.

El exadministrador de la Lotería Nacional habría expresado que las autoridades pueden vincularlo en cualquier señalamiento, pero dijo que no ha cometido nada de lo que se le imputa y que sólo se dedicó a administrar el dinero de la Lotería Nacional.

Confirmó que William Lizandro Rosario Ortiz, expresidente de la Federación de Bancas de Lotería, “se movía en libertad” dentro de la Lotería Nacional, como señala el Ministerio Público, por ser su amigo y con el que ha estado trabajando desde 2013. Aunque negó que sean socios en bancas de apuestas.

“Si él hizo eso de lo que se le está imputando, es él que tiene que defenderse y limpiar su nombre y el mío”, dijo Dicent en el conocimiento de medida de coerción, durante la jornada de trabajo del miércoles. Dijo que no pueden juzgarlo, porque no existen pruebas de que los señalamientos del Ministerio Público sean ciertos, ya que así como se dijo que él se acercó a Valentina Rosario Cruz, presentadora del sorteo, de igual forma se puede estar diciendo lo mismo de Rosario Ortiz.

Indicó que lo único que pide es justicia y habría asegurado que eso implica garantía y respeto, acciones que cree no se han hecho con él, quedando sin nada. “Destituido, sin libertad, sin garantías de su reputación y preparación académica”, dijo en audiencia según coinciden personas consultadas.

Tratando de rebatir todos los puntos dados por el Ministerio Público en su contra, en la solicitud de medida de coerción, dijo que en junio estaba en campaña “dando comida” para llevar al presidente Luis Abinader al poder, por lo que las reuniones que sostuvo fue con banqueros. Esto en referencia a que la Procuraduría señala que el fraude lo empezaron a maquinar en julio de 2020.

Aseguró que pidió tras ganar con su trabajo en campaña cinco puestos en el Estado, uno de estos en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA). Dicent aseguró que la Lotería Nacional nunca fue una opción, ya que entendía que si “salvaba” esa institución iba hacer algo bien, pero el conflicto de intereses era muy grande.

Señaló que ya “cuando no quedaba nada”, le dieron el cargo en la Lotería Nacional, una institución “quebrada” con seis millones de pesos, la cual asegura haber dejado con más de 420 millones de pesos. Uno de los puntos más importantes que tocó Luis Maisichell Dicent, fue que cambió la querella por denuncia, después que varios asesores le hicieron la solicitud. Citó como parte de las personas que estuvieron en esa reunión a Derby Bolívar de los Santos Abreu, viceministro del Tesoro del Ministerio de Hacienda; Rubén Jiménez, presidente de la Federación Nacional de Bancas de Lotería (Fenabanca); Aníbal Amparo, director de casinos; Manuel Antonio Rondón Santos, subdirector de casinos y el director legal de la Lotería Nacional. Se quejó, además, de que el expediente está lleno de “errores”, debido a que el Ministerio Público no lo llamó para preguntarle ninguno de los señalamientos que hacían los demás imputados. Dicent expresó que, de ese caso, “nunca” la Procuraduría le preguntó nada.

Dijo que existen muchos sectores que le tienen “odio”, al tiempo de expresar que una “fuerza” hizo una inversión mediática para que él no “pudiera salir ni a vender dulces de coco”, por lo que ha pedido que el proceso en su contra no dañe “el chin de corazón que le queda”. Indicó que en la mañana del sábado 12 de junio, alguien le llamó y le dijo que lo iban arrestar, por lo que al momento que llegaron los fiscales estaba preparado para hacerle frente a los cargos que se le imputan. Señaló que con su entrada a la institución se transparentaron los procesos con la compra de cámaras, software y otras compras por más de 5 millones de pesos.

El hombre habría dicho que él hizo una inversión en la marca Lotería para que fuera el primer sorteo del país y “eso estaba logrando”. Dicent llegó a decir que en el proceso de transición le explicaron que dentro de los privilegios que tenía era la asignación de un “limpiabotas privado”, él cual no aceptó al no necesitar privilegios. “Yo no tengo persecuciones de grandeza que no sea servir”, le dijo a la jueza.

Expresó además que a Valentina Rosario la cancelaron de la Lotería Nacional el 27 de febrero, junto a otros 140 empleados, los cuales fueron restituidos tras la llamada de funcionarios, por lo que a ella la ha visto tres o cuatro veces, negando que se acercó a su lado en un ascensor para hablarle de un sorteo especial, como dijo la presentadora al Ministerio Público y reposa en el expediente de solicitud de medida de coerción. Negó además que conociera a los otros implicados en el caso.

Este viernes, la jueza Kenya Romero dará su decisión tras el conocimiento de la medida de coerción durante dos días seguidos contra los 10 implicados en este caso, de los que seis de ellos colaboran con las autoridades.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.