También aprobaron una ley para permitir que los trabajadores despedidos regresen a sus trabajos

El Senado aprobó un proyecto de ley que prohíbe armas de fuego en los casinos de Nevada

Según el proyecto de ley, las propiedades de juego colocarían letreros que notifiquen a los visitantes que las armas de fuego, incluidas las que portan los titulares de licencias de porte oculto, son ilegales en las instalaciones.
31-05-2021
Estados Unidos
Tiempo de lectura 2:52 min
La Cámara alta dio luz verde a un proyecto de ley respaldado por MGM, que amplía las disposiciones penales para llevar armas a los casinos, y permite que los empleados del casino llamen a la policía sin avisar primero al cliente, en caso de detectar este fenómeno. La ley se dirige ahora a la Asamblea, para su consideración.

El miércoles pasado, el Senado de Nevada votó 11-10 para aprobar un proyecto de ley para fortalecer la capacidad de los casinos de prohibir las armas de fuego en su interior.

El mismo día, los senadores también aprobaron un proyecto de ley que permitiría a los trabajadores despedidos el derecho a regresar a sus trabajos. La ley SB452, que cuenta con el respaldo de MGM Resorts International, ampliaría las disposiciones penales para llevar armas a los casinos. Según el proyecto de ley, las propiedades de juego colocarían letreros que notifiquen a los visitantes que las armas de fuego, incluidas las que portan los titulares de licencias de portación oculta, son ilegales dentro de las instalaciones. Aquellos en violación recibirían un cargo de delito menor punible con hasta un año de cárcel y una multa máxima de US$ 2,000.

La impulsora y líder de la mayoría en el Senado, Nicole Cannizzaro, demócrata por Las Vegas, dijo que el proyecto "no es de ninguna manera un proyecto de ley para detener y registrar". Explicó que está diseñado para reducir las tasas de delitos violentos en la Strip, que aumentaron durante la pandemia. Técnicamente, el proyecto de ley permite a los funcionarios del casino llamar a la policía sin decirle primero al cliente que cree que está en posesión de un arma, informó The Nevada Appeal.

“Nadie en este estado debería tener que vivir, sin importar dónde viva o adónde vaya, bajo el temor de recibir un disparo, sin importar de dónde venga eso”, dijo Cannizzaro. "En este momento existe un peligro significativo para las personas que trabajan en casinos, que están allí para hacer su trabajo y para las personas que visitan esas instalaciones", explicó.

La senadora Dina Neal, demócrata por North Las Vegas, se unió a los republicanos en oposición al proyecto de ley. Los opositores han discutido la forma de actuar de la policía, cuando un casino informe que alguien que puede tener un armase niega a irse.

El senador Ira Hansen, republicano por Sparks, dijo que el proyecto de ley hará que ir a un casino sea menos seguro. Dijo que una gran parte de las armas reportadas como robadas son robadas de vehículos, y que este proyecto de ley obligará a las personas a regresar a su automóvil y poner el arma en la guantera, donde los ladrones saben que deben mirar.

La senadora Pat Spearman, demócrata por Las Vegas, quien tuvo una carrera de casi 30 años en la policía militar, dijo que votaría por el proyecto de ley, pero que tiene que recurrir a la gran mayoría de los agentes del orden que sean honestos y estén haciendo bien su trabajo. Y consideró que el 98% son buenos, pero que "es ése 2% lo que me aterroriza".

Además, el Proyecto de Ley Senatorial 386, que permitiría a los trabajadores de la industria hotelera despedidos el derecho a regresar a sus puestos de trabajo, fue aprobado por el Senado con una votación de 12 a 9 partidos, informa Las Vegas Sun.

Una enmienda de compromiso entre las empresas de juegos de azar y los intereses sindicales se agregó el martes por la noche, y resultó en un cronograma más corto para aquellos trabajadores a los que se les ofrece su trabajo nuevamente.

Si a un empleado despedido se le ofrece un puesto, debe aceptarlo dentro de las 24 horas y estar disponible para comenzar a trabajar dentro de los cinco días calendario. Si no cumplen con estos requisitos, el empleador puede ofrecer el trabajo al siguiente empleado con la mayor cantidad de tiempo en la empresa.

“Tenemos tantos trabajadores que fueron despedidos como resultado de la pandemia… aquellos que se encontraron sin trabajo el día después de que esas puertas tuvieron que cerrarse, y están ansiosos por regresar, por volver a trabajar y obtener recursos para sus familias, asegurarse de que tengan un lugar donde vivir”, dijo Cannizzaro. "El Proyecto de Ley del Senado 386 proporciona un camino para garantizar que puedan recuperar sus trabajos, que podamos recuperar nuestra economía".

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS