Edición Latinoamérica
18 de Octubre de 2021

Tras el acuerdo alcanzado con el gigante griego

Sérgio Alvarenga, el ejecutivo que pasó de CEO a dueño de Intralot Brasil

Sérgio Alvarenga, el ejecutivo que pasó de CEO a dueño de Intralot Brasil
"Fue una gran oportunidad. Ya habíamos hecho una inversión grande en tecnología y logística orientada a esto y, difícilmente, alguien podría hacer esta adquisición del modo que lo hicimos, preservando el software de Intralot", dijo Alvarenga.
Brasil | 25/05/2021

Sérgio Alvarenga es un ejecutivo de 49 años que puso un pie en el mercado de las apuestas cuando aún era un adolescente, ya que comenzó su carrera como trader a los 17 años. Era desde hace seis años, socio y CEO de Intralot Brasil. Hoy se convirtió en el dueño de la compañía y aspira a dominar el mercado de loterías más poderoso de América Latina.

D

e acuerdo a lo señalado por el portal Pipeline, parte de la red Globo en Brasil, Sérgio Alvarenga fue contratado por el grupo Intralot para dirigir el consejo de administración de sus operaciones brasileñas hace seis años. Del Directorio, Alvarenga pasó a dirigir las operaciones y, ahora, acaba de convertirse en dueño del negocio local, y quiere iniciar su camino en el mercado de las loterías estatales estimado en más de US$ 2.800 millones.

El control de la compañía en Brasil se negoció en cerca de R$ 4,5 millones (unos US$ 842 millones), y aún está pendiente de autorización por parte de la autoridad regulatoria.

El acuerdo se hizo a través de Saga Business & Gaming Intelligence, una compañía brasileña de tecnología y gestión de juegos de lotería, de la cual el ejecutivo es socio mayoritario.

Saga BGI ya tenía el 20% de las acciones de Intralot Brasil desde 2013, pero ahora aprovechó el plan de desinversión global del Grupo Intralot, que se ha desprendido de las operaciones en América Latina. "Fue una gran oportunidad. Ya habíamos hecho una inversión grande en tecnología y logística orientada a esto y, difícilmente, alguien podría hacer esta adquisición del modo que lo hicimos, preservando el software de Intralot", dijo Alvarenga a Pipeline.

El grupo, fundado en Grecia en 1992, está presente en más de cuarenta y siete países y es considerado uno de los principales proveedores de tecnología y gestión operativa de juegos de lotería y apuestas deportivas.

En Brasil, la compañía es la única privada autorizada hoy a explotar loterías. Y si bien hasta este momento solo opera en Minas Gerais, aspiran a crecer significativamente en los próximos años.

La lotería mineira llevó adelante una licitación en 2010, e Intralot alcanzó un contrato renovable hasta 2025. De esta forma, la compañía encontró una buena manera de llevar adelante el negocio, lo que contribuyó a la expansión.

La estrategia de la empresa es aumentar la frecuencia de juego y tener opciones que involucren a grupos de amigos. En Speed Race, un juego virtual que simula carreras de automovilismo, las apuestas van del ganador a los ocupantes del podio, sin orden de llegada. Pero en Keno Minas, la lógica es similar al Mega-Sena, solo que en vez de haber un sorteo por semana, hay sorteos cada cuatro minutos.

"Estamos en poco más de quinientos municipios de Minas, con tres mil puntos de venta. Caixa Econômica debe tener, como máximo, quince mil puntos en todo el país (en la lotería federal), cuando solo la isla de Manhattan tiene cincuenta mil puntos legales de juego", compara Alvarenga.

En el país, los debates sobre el juego suelen tropezar con debates sobre la responsabilidad del estado en el gasto de los ingresos de las familias y en la creación de un hábito cultural. Sin embargo, un avance regulatorio reciente lleva los planes de Alvarenga más allá de las montañas mineras.

La inversión de Saga es parte de la visión estratégica de expandir la operación a otros estados, después de la decisión del Supremo Tribunal Federal, a fines del año pasado, que estableció la reglamentación de las licitaciones estatales y puso fin al monopolio del Gobierno federal al permitirles a los estados que tienen sus loterías, mantener las operaciones; y a aquellos que no las tienen, crear sus concesiones. Después de la autorización del STF, los entes federativos comenzaron a ver, en la operación de las loterías estatales, una fuente de ingresos en medio de la crisis fiscal.

Para tener una dimensión del mercado, las loterías de Caixa recaudaron R$ 17,100 millones en apuestas en 2020 (unos US$ 3.200 millones).

“Todos los estados iniciaron una carrera contra el tiempo para aprovechar esta oportunidad, e Intralot viene conversando con esos actores. Intralot posee el conocimiento técnico de una operación extremadamente compleja, que abarca las apuestas presenciales en unidades físicas y también online", explicó Leonardo Guimarães, socio del estudio GVM Advogados, asesor jurídico en la operación con la matriz.

Intralot ya está habilitada en los PMI (procedimientos de manifestación de interés del mercado) en estados como Maranhão, el Distrito Federal, y claro en Minas Gerais, para nuevas operaciones cuando su concesión expire.

“La reglamentación de las apuestas deportivas en línea, junto a la lotería de la salud y la del turismo, están en marcha como medio para fomentar recursos temporalmente. Nuestro cliente buscará explotar también esas verticales", afirmó Helder Fonseca, especialista en fusiones y adquisiciones y derecho societario de GVM.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.