Edición Latinoamérica
05 de Diciembre de 2020

Chile

Enjoy vio una fuerte alza en sus acciones tras el respaldo al plan de reorganización

Enjoy vio una fuerte alza en sus acciones tras el respaldo al plan de reorganización
El proceso de reorganización judicial fue “la última salida” de Enjoy para enfrentar las tres crisis que se desencadenaron en los últimos nueve meses: social, pandemia y económica, enumeró Javier Martínez, hasta ahora presidente de Enjoy.
Chile | 18/08/2020

Las acciones de Enjoy reaccionan con una fuerte alza, tras el amplio respaldo de sus acreedores al plan de reorganización presentado recientemente por la empresa. Los papeles de la cadena cerraron con un alza de 12,88%, anotando su mejor desempeño diario desde el 5 de junio.

L

as acciones de Enjoy cerraron con una fuerte alza luego de que el pasado viernes, la Junta de Acreedores de la cadena aprobara, con un amplio respaldo, el acuerdo de reorganización de la compañia, cuya situación financiera se vio empeorada por el estallido social y luego por las decisión de la Superintendencia de Casinos de cerrar las salas en todo el país por la crisis del coronavirus.

Los papeles de la cadena, controlada por el fondo estadounidense Advent y la familia Martínez, cerraron con un alza de 12,88%, anotando su mayor nivel desde el 22 de junio y su mejor desempeño diario desde el 5 de junio. Sin embargo, en lo que va del año las acciones acumulan un retroceso de 72,7%.

De los presentes en la junta de acreedores, más del 92,7% de los créditos valistas dio luz verde al acuerdo de reorganización, mientras que se alcanzó el respaldo del 100% de los créditos garantizados.

De acuerdo con el plan presentado por Enjoy al 8° Juzgado de Garantía de Santiago, se reducirá el nivel de endeudamiento mediante la conversión de al menos el 70% de la deuda valista en bonos convertibles en acciones de Enjoy. Por otra parte, contempla la obtención de recursos frescos para la compañía por $ 50 mil millones de sus acreedores y tenedores de bonos -que tendrán opción preferente- y que serán prepagados con la emisión de un bono convertible en acciones de Enjoy.

El futuro sin una participación mayoritaria de la familia Martínez

La familia Martínez estuvo un poco más de cuatro décadas a la cabeza de la empresa chilena de casinos. Vieron cómo la competencia se comenzó a poner dura de la mano de la Ley de Casinos de 2005, cedieron participación con la apertura en Bolsa de 2009, y en 2018 encontraron al fondo norteamericano Advent International, su nuevo socio al que le entregaron el control de la compañía.

Pero en el futuro al corto plazo, serán otros los que moverán las fichas de la firma. Esto, porque Advent, fondo que hoy cuenta con el 34,4% de la empresa según la memoria 2019, y la familia Martínez -quienes a través de Inversiones e Inmobiliaria Almonacid e Inversiones Cumbres tienen el 26,12% de Enjoy-, en conjunto, ostentarán menos de un 10% de participación, gracias a la aprobación de la reorganización judicial por parte de los acreedores el viernes último, los que en su conjunto representan el 92,7% del pasivo de créditos valistas y el 100% de los acreedores garantizados.

El pacto permitirá que la compañía siga viva y concrete un plan de modernización y de crecimiento internacional, el mismo que años antes la estresó financieramente.

Enjoy ha perdido US$ 17 millones en valorización desde el 24 de abril pasado, cuando solicitó su reorganización judicial para evitar una quiebra.

Al cierre del viernes, su patrimonio llegó a US$ 31 millones, lejos de los US$ 555 millones de valorización bursátil que alcanzó en abril de 2013, su mejor número desde su apertura.

En términos de última línea tampoco les ha ido muy bien: tanto en 2018 como en 2019 terminaron con una utilidad en números rojos. Todo esto agudizado con una deuda que llegaba a los US$ 465 millones, según indica La Tercera de Chile.

El proceso de reorganización judicial fue “la última salida” de Enjoy para enfrentar las tres crisis que se desencadenaron en los últimos nueve meses: social, pandemia y económica, enumeró Javier Martínez, hasta ahora presidente de Enjoy, en una carta que redactó hace un par de semanas -en medio del proceso de reestructuración- y que hizo llegar a la autoridad para presentar la postura de la firma en el polémico conflicto del sector y el gobierno por la nueva licitación de casinos, lanzada a fines de julio.

En el texto la firma se desmarca de la industria. “Enjoy se ha debido acoger a un proceso de Reorganización Judicial como última medida para enfrentar las tres crisis que se han desencadenado en los últimos 9 meses, social, pandemia y económica, en el contexto de una situación financiera estresada”, explicó el empresario en la que podría ser una de sus últimas apariciones públicas, tras perder presencia en la compañía de juegos.

“La suerte está echada, la familia Martínez se licuará y quedarán con cerca del 2,7%. Ya se resignaron a perder el control, costó, pero ya lo entendieron”, reconoce un cercano a la familia.

En el corto plazo, Javier Martínez seguirá vinculado a Enjoy como accionista y director, cargo que por lo menos continuará ocupando hasta fines de este año, cuando, se estima en el mercado financiero, se formalice la nueva estructura accionaria y haya un recambio en la mesa de la compañía.

“Durante todo el 2020 va a seguir en su calidad de director. Ahora, para el largo plazo, hay que ver si los nuevos accionistas lo ratifican en ese cargo y si la figura de los Martínez en Enjoy les genera confianza. Eso aún está por verse”, explica un conocedor de las conversaciones internas del proceso de reestructuración.

El hijo menor de la familia Martínez, compuesta por Antonio, Cecilia, Ximena y Javier, ha tenido un papel activo en la reorganización de la compañía, donde ha hecho valer su rol de accionista y director, cuentan fuentes cercanas a la compañía. Entiende que la única opción para que la unidad económica siga viva es la reconversión de los acreedores en accionistas.

Para quienes estuvieron involucrados en las negociaciones, todos fueron momentos complicados. “Hubo muchos tira y afloja, y muchos descargos también por la crítica situación a la que se había llegado”, señala una fuente que sabe de las conversaciones entre la compañía y los acreedores.

Fue compleja, además, porque se trató de una negociación no sólo multilateral, sino multifactorial, y de contexto. Todos presentaban realidades distintas. La crisis social y económica hacía que los escenarios fueran diferentes para todos, por lo que se entrampaban a veces mucho las conversaciones. Una fuente reconoce que en tiempos normales las negociaciones habrían sido distintas, porque el estallido social, la pandemia y la crisis económica mundial generó mucha incertidumbre. Y ahora, ¿qué harán los Martínez sin su fuerte presencia en Enjoy? “Eso nadie lo sabe”, señala un cercano a la familia. Es que luego de cerrar el capítulo organizacional, tendrán una “pausa reflexiva”, indican los actores consultados por el diario La Tercera.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.