Argentina

Río Negro habría dado de baja la concesión y volvería a licitar los casinos de Bariloche

Actualmente, las salas de Bariloche, Jacobacci y El Bolsón están cerradas por la cuarentena, pero en la Lotería, que conduce Luis Ayestarán, se trabaja en planes para retomar la actividad en el transcurso de agosto.
24-07-2020
Tiempo de lectura 3:48 min
Las salas de la ciudad, y las ubicadas en El Bolsón y Jacobacci, serían licitadas a nuevos operadores, debido a que la empresa concesionaria habría incumplido con la última renovación. Por ello, medios locales ,aseguran que el gobierno llamará a una nueva compulsa, pero debe resolver aún la transición previa.

Medios locales aseguraron esta mañana que la provincia de Río Negro rescindió finalmente el contrato de Entretenimientos Patagonia, empresa operadora de los casinos de Bariloche, El Bolsón e Ingeniero Jacobacci.

En principio se espera un período de transición y, después, se convocará a una licitación para la explotación de esas salas de juego. El gobierno provincial no hizo pública ninguna decisión, aunque medios de prensa señalan que la baja contractual se preveía, debido al incumplimiento de la concesionaria en la construcción de la Terminal de Ómnibus de Bariloche.

Si bien no hay información oficial, se vieron movimientos de la Lotería en clara dirección del recambio. Primero avanzó en contratar a una empresa para el inventario, ante “la baja de la concesión”, y las salas están clausuradas. Además, en los últimos días, circula un expediente del llamado a licitación, con un borrador de fechas y de condiciones, aunque aún no está confirmadas.

Se estima que el proceso debería requerir de al menos cuatro a seis meses, por lo cual la forma de explotación en la transición se estaría negociando entre la Lotería y la rescindida concesionaria de las salas de juego en Bariloche, El Bolsón y Jacobacci. El análisis se concentra en los bienes y en las condiciones de traspaso de algo más de 300 empleados ocupados por Entretenimientos Patagonia.

El legislador Alejandro Ramos Mejía informó que solicitaran información sobre la posible rescisión de las concesiones del casino, sobre todo por la continuidad de los puestos de trabajo, de modo que se garantice "la continuidad del empleo y les mantengan las condiciones laborales".

Dijo que hasta ahora no se conoce la verdadera motivación si esto se confirma, sino sólo información verbal brindada a los trabajadores. Por eso se pidieron los informes pertinentes y cuáles serán las decisiones vinculadas con la situación de los trabajadores.

Según señalan los trabajadores desde la empresa, les plantearon que se habría rescindido la concesión. Ramos Mejía expresó su preocupación por la gravedad de lo trasmitido en la tarde del miércoles por parte de dos empleados jerárquicos. Ante esto, se resolvió avanzar con el pedido de informes.

Actualmente, las salas de Bariloche, Jacobacci y El Bolsón están cerradas por la cuarentena, pero en la Lotería, que conduce Luis Ayestarán, se trabaja en planes para retomar la actividad en el transcurso de agosto.

La actual concesionaria debe seguir -según evalúan en el gobierno- durante la transición, pues se entiende que no hay posibilidad práctica de que la provincia pueda cumplir con ese servicio. La empresa no desea continuar con ese compromiso, en particular después de meses de cierre del negocio, pero la retiene la posibilidad de resolver sus obligaciones con el personal, que pretende su transferencia plena a la futura concesionaria.

En enero del 2017, la provincia renovó el contrato a Entretenimientos Patagonia por otros 15 años y, entre sus obligaciones, se preveía la construcción de la Terminal de Ómnibus de Bariloche. Esa obra nunca se inició, y la firma argumento razones de costos.

En diciembre, el aún gobernador Alberto Weretilneck adelantó que firmaría el decreto de rescisión antes de su partida, pero finalmente no lo hizo. En ese momento, descartó que el Estado asuma la explotación, y se inclinó por el traspaso a Crown, que explota los restantes casinos en Río Negro.

En enero, la flamante gobernadora Arabela Carreras reconocía que no se avanzaba porque no existía una “propuesta que convenga a todos”, y “no se trata de tomar decisiones apresuradas que dejen trabajadores en la calle”.

La negociaciones se sucedieron en los últimos seis meses mientras que se barajaron diferentes opciones, entre ellas, la venta de la unidad de negocio a Crown, aunque no habría existido un entendimiento entre los privados, por lo cual el gobierno rionegrino determinó una compulsa licitatoria, con condiciones y plazos en análisis.

Recientemente, Lotería convocó a la firma Gaming Solution Technology SRL para una “auditoría integral para el inventario de las salas de Bariloche, El Bolsón y Jacobacci”.

El expediente de julio reafirma que esta urgente contratación “está motivada en la reciente baja de la concesión de Entretenimientos Patagonia y es de suma necesidad para evaluar técnicamente el estado en el que se encuentra todas las maquinas de apuestas y sistemas instalados”, en esas salas.

Lógicamente, la baja de las concesiones generó inquietud en los 350 empleados de los casinos. El referente gremial de Bariloche, Gustavo Vica, del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar, dijo que “no hay peligro de pérdida del empleo”, según las “garantías dadas por Lotería de Río Negro”.

Según Vica, Entretenimientos Patagonia informó por teléfono al gremio que “Lotería terminó la concesión”, y garantizó que cumplirá con el 25% de los salarios de junio que adeuda, el sueldo de julio y la segunda cuota del aguinaldo, que tampoco percibieron.

La continuidad laboral de los trabajadores para Vica está garantizada, con el compromiso asumido por la gobernadora Arabela Carreras, “y de ella para abajo todos dijeron lo mismo”. Comentó además que el gobierno provincial le informó que de la transición “se hará cargo una empresa interina”, para lo cual habrá un llamado a licitación.

Los empleados -que la semana pasada protestaron en el Centro Cívico- percibieron totalmente sus salarios en marzo y también en abril, con un aporte del 50% del Estado nacional y, la otra mitad, de la empresa. Ingresaron a partir de mayo en el acuerdo nacional de la CGT, consistente en una baja del 25% y cobran el 75%, con pagos de Nación (un 50% de ATP) y de la concesionaria (un 25%).

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS