Comienzan a habilitar la apertura de salas en al menos cuatro provincias

Argentina abre lentamente sus casinos en el interior del país

Tras la apertura de Catamarca, las autoridades de Santa Cruz, La Rioja y San Juan permitieron la operación de salas de juego, en todos los casos con fuertes restricciones.
30-06-2020
Tiempo de lectura 3:36 min
Tras la apertura de Catamarca, varias provincias comienzan a anunciar la flexibilización del aislamiento post COVID-19. Tal es el caso de San Juan, La Rioja y Santa Cruz, entre otras provincias que esta semana reabrirán sus salas de juego para retomar las actividades presenciales.

Catamarca habilitó con fuertes restricciones la apertura de los casinos el pasado 26 de junio, y es la provincia que inició el proceso de reapertura de las operaciones presenciales, tras el aislamiento preventivo orientado a evitar contagios masivos de coronavirus. Pero la noticia no quedó un hecho aislado, y parece haber permitido a otras jurisdicciones argentinas avanzar en el tema, como sucede con Santa Cruz, La Rioja o San Juan.

Hoy, por ejemplo, los seis casinos de la provincia de San Juan reabrirán con personal reducido, ya que sólo está permitido un cupo máximo de diez clientes por sala, más allá de la superficie total del establecimiento.

“Con esta medida se busca que el porcentaje de ocupación sea mucho menor al que admiten los edificios, ya que así también se podrá mantener la distancia social necesaria para prevenir contagios”, señaló Andrés Mercado, delegado del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara). La medida rige para las seis salas habilitadas en la provincia, todas operadas por la firma Ivisa, que funcionarán con un horario reducido: de domingo a jueves, de 10:00 a 20:00 horas; y los viernes y sábados, de 10:00 a 00:00 horas. Los juegos de mesa permanecerán cerrados, los clientes sólo podrán utilizar las slots y no podrán comprar bebidas para consumir en el salón.

Santa Cruz pone luz verde

En el caso de Santa Cruz, una resolución del Ministerio de Salud y Ambiente aprobó el protocolo de funcionamiento para la apertura de casinos y salas tragamonedas en seis localidades de la provincia. La Resolución 1.144 exige el uso de tapabocas, la desinfección de las slots tras el uso de cada cliente, el distanciamiento de dos metros entre personas y la medición de temperatura entre los requisitos indispensables para la operación.

Los casinos a reabrir son los de Río Gallegos, Caleta Olivia y El Calafate, y se les suman las salas de tragamonedas en Pico Truncado, Las Heras y Puerto Deseado. El documento establece que Casino Club deberá conformar un comité de crisis, integrado por el gerente general y los gerentes de operaciones, recursos humanos, mantenimiento, marketing y personal de seguridad e higiene, además del Departamento Legal, con reuniones periódicas y tomando las medidas necesarias en razón de la evolución de la situación sanitaria.

Para su apertura habrá normas específicas para el personal y el público. Entre ellas, instalación de cartelería informativa, restricción del ingreso al público hasta un 50% de la capacidad permitida, distanciamiento físico de dos metros entre personas, demarcación de pisos en espacios de permanencia, uso obligatorio de tapaboca, instalación de estaciones sanitarias, permanentes procedimientos de limpieza y medición de temperatura mediante termómetros.

Las máquinas tragamonedas estarán habilitadas en forma alternada, debiendo retirar las butacas de las maquinas apagadas, y deben ser desinfectadas una vez finalizada la participación de cada cliente.

En cuanto a juegos de mesa, como ruletas, craps o black jack y póker, se limitará la cantidad de apostadores y se realizara la desinfección de las mesas cada 20 minutos.

La Rioja suma sus salas a la reapertura

A partir de ayer, lunes, las puertas de los casinos de la ciudad de La Rioja tienen posibilidad de recibir clientes. Pese a que la información no tuvo difusión en los canales oficiales, así lo confirmaron desde las entidades de juego. De acuerdo a lo señalado, los casinos abrirán sus puertas con una asistencia permitida entre las 12:00 y las 00:00 horas, de lunes a sábado, y los clientes podrán acceder según la terminación de DNI.

El administrador de AJALAR, Ramón Vera, explicó el protocolo que utilizan los casinos tras más de 100 días cerrados, debido a la pandemia. En primer lugar, dijo: “priorizamos la fuente laboral”.

Los empleados de los casinos presentaron un protocolo que permitiera la apertura, y las empresas hicieron lo mismo días más tarde. De este modo, fueron llevados a reunión con el gobernador provincial, donde junto al COE y AJALAR, revisaron y aprobaron un protocolo que cuide la salud de clientes y empleados.

La habilitación de los Casinos es de 12:00 a 00:00 horas, con máquinas reducidas en un 50% para mantener la distancia social –con un espacio de un metro y medio cada una-.

Además, los clientes deberán asistir obligatoriamente con barbijo, se dispondrá de alcohol en gel, y las máquinas serán desinfectadas por personal exclusivamente destinado a esa tarea.

Vera explicó que el ingreso será reducido, dependiendo de las máquinas disponibles. En cuanto a la ruleta, podrá ser usada por sólo cuatro personas, para mantener el distanciamiento. “Trabajamos en el juego responsable, en el cuidado de las personas, no vamos a aflojar en eso”, agregó Vera.

Salta espera su turno

En una reunión con el ministro de Producción de la provincia de Salta, Martín de los Ríos, la semana pasada los empleados de los casinos salteños plantearon la situación de las más de 500 familias que viven de la actividad. Miguel Delgado, vocero del sector, señaló que estaban preocupados por el cobro de los haberes de junio (“Hace casi 100 días que estamos sin trabajar, y tenemos mucho temor de lo que pueda pasar”). Delgado indicó que, luego de la charla con el funcionario, tienen esperanzas de que la reapertura de las salas pueda concretarse esta semana, aunque no en toda la provincia.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS