El ente regulador de publicidad del Reino Unido prohíbe un anuncio de Coral y autoriza uno de Landbrokes | Yogonet Latinoamérica
Dos resoluciones de la Agencia de Regulación de la Publicidad, como consecuencia de los reclamos

El ente regulador de publicidad del Reino Unido prohíbe un anuncio de Coral y autoriza uno de Landbrokes

Ladbrokes y Coral son marcas de GVC Holdings.
04-06-2020
Reino Unido
Tiempo de lectura 2:55 min
La Agencia de Regulación de la Publicidad (ASA) apoyó un reclamo realizado contra una publicación de marzo de 2020, en la página de Twitter de Coral, luego de que surgiera un cuestionamiento relativo a la irresponsabilidad. Además, la agencia autorizó un anuncio de Landbrokes de febrero de 2020 a pesar de la existencia de cinco reclamos en su contra, con el argumento de que no promueve un comportamiento socialmente irresponsable en el juego.

La agencia retiró un anuncio de Coral, pero autorizó uno de Landbrokes, a pesar de recibir cinco reclamos que sugerían que promovía un comportamiento socialmente irresponsable en el juego.

El ente regulador del Reino Unido apoyó un reclamo realizado contra una publicación de marzo de 2020 en la página de Twitter de Coral luego de que surgiera un cuestionamiento relativo a la irresponsabilidad y advirtió que el anuncio no debe volver a aparecer con esas características.

Un tweet publicado en marzo de 2020 en la página de Twitter de Coral incluía un texto que alentaba a los clientes del operador a apostar y un enlace a un anuncio de video que mostraba a un jinete a punto de caerse de su caballo junto a otro texto que alentaba a las personas a apostar nuevamente aunque perdieran.

En referencia al reclamo, Coral señaló que la publicidad "Carrera perdida" ("Fail to Finish") no promovía el juego compulsivo o socialmente irresponsable y reiteró que "los consumidores no estaban obligados a aceptar la oferta, ni debían utilizar fondos adicionales para acceder a ella si decidían intentarlo una vez más", informa SBC News. La firma "no consideró que el anuncio generara presión indebida para realizar una apuesta nueva o promoviera el juego más allá de lo que jugaría un consumidor habitualmente".

La ASA comprendió que el anuncio promocionaba una oferta de "carrera perdida", en la que se les daba a los consumidores una ficha gratuita que coincidía con el valor de sus apuestas hasta £10 en caso de que el caballo perdiera la carrera. "Reconocimos que la publicidad no obligaba a los consumidores a aceptar la oferta y que los consumidores no tenían que utilizar fondos adicionales para acceder a ella", dijo el ente regulador. "Sin embargo, consideramos que la afirmación 'inténtelo otra vez' junto con el anuncio de video que mostraba a un hombre cuyo ánimo mejoraba de inmediato como consecuencia de la ficha que le permitía volver a apostar daba la impresión de que la decisión de jugar había sido tomada livianamente y que, por ello, era probable que algunos consumidores se sintieran alentados a aceptar la oferta repetidas veces. Por ese motivo, decidimos que era probable que el anuncio promoviera un comportamiento potencialmente dañino en el juego y, en consecuencia, una violación del código".

Además, la ASA autorizó un anuncio de Landbrokes a pesar de que cinco personas presentaron reclamos contra él. La agencia decidió que "no representa, justifica ni promueve un comportamiento socialmente irresponsable en el juego".

En los cinco reclamos, se planteaba que el anuncio publicado el 29 de febrero de 2020 mostraba a personas adictas al juego participando en situaciones que simulaban ser juegos de azar como parte de sus vidas diarias y que el anuncio podía incurrir en una violación del código ya que representaba al juego como algo prioritario en la vida.

Ladbrokes respondió que el anuncio estaba orientado a mostrar el entusiasmo por el juego de un modo metafórico exagerando situaciones de la vida real, con analogías que no sugerían que el juego tuviera preponderancia frente al trabajo u otras actividades diarias de los personajes.

Al autorizar el anuncio, la AA afirmó lo siguiente en su evaluación: "El anuncio presentaba a tres personajes involucrados en sus tareas cotidianas y en situaciones de la vida real que parecían recordarles a distintos juegos de casino en línea: una máquina tragamonedas, un blackjack y una ruleta. La ASA consideró que si bien se mostraba a los personajes como personas que recordaban momentáneamente el juego y se involucraban en esa analogía de la situación, no se distraían a punto tal de no continuar con sus tareas".

Y añadió: "También consideramos que las breves situaciones exhibidas no presentaban al juego como indispensable, ni implicaban que fuera prioritario en algún aspecto de las vidas de los personajes". Por ello, decidimos que el anuncio no representa, justifica ni promueve un comportamiento socialmente irresponsable en el juego, así como tampoco representa al juego como algo indispensable o prioritario en la vida".

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades