Edición Latinoamérica
07 de Agosto de 2020

Incorpora nuevas políticas laborales que aseguran su operatividad

Betcris envía a 300 empleados de su compañía a trabajar desde sus casas

Betcris envía a 300 empleados de su compañía a trabajar desde sus casas
Al menos 300 empleados ya están trabajando de forma remota, conectándose a la red de computadoras y servers de la compañía a través de redes virtuales privadas y seguras.
Costa Rica | 27/03/2020

Como parte de su compromiso de lucha contra la pandemia del Coronavirus, Betcris estableció una política laboral que permite a un gran número de sus empleados a trabajar desde sus hogares.

A

l menos 300 empleados ya están trabajando de forma remota, conectándose a la red de computadoras y servers de la compañía a través de redes virtuales privadas y seguras, y llevando adelante reuniones por teleconferencia.

Estas medidas son sólo algunas de las muchas implementadas por la compañía, orientadas a proteger a sus empleados y asegurar que sus clientes puedan seguir participando de sus pasatiempos usuales.

La nueva política implementada es consistente con los lineamientos de salud pública, así también como con el deseo de la compañía de proteger a su fuerza laboral. Estas medidas incluyen planes para abordar problemas relacionados con datos privados, garantizando la rentabilidad y ayudando a sus empleados a gestionar los posibles problemas de bienestar psicológico que pueden surgir, debido al trabajo en el hogar durante períodos extensos. Al mismo tiempo, Betcris está tomando medidas adicionales para desinfectar su sede ubicada en Costa Rica, y ha enviado indicaciones a todas sus sucursales operativas para hacer lo mismo.

Si bien la idea de trabajar desde casa puede ser atractiva para algunos empleados, no siempre es logísticamente factible para el empleador. Las organizaciones deben saber de antemano que el trabajo remoto es un trabajo complejo.

Los directores deben mostrar signos de mejora al tomar una decisión sobre la eficiencia, definiendo y observando objetivos explícitos en lugar de utilizar la participación en la oficina como parte de su evaluación.

Los trabajadores, por su parte, deberían mostrar una disciplina sin precedentes con respecto a la división de su día, atendiendo el requerimiento laboral, su tiempo individual y su vida familiar. Los representantes deben desarrollar nuevos hábitos, por ejemplo, para mantener una documentación muy amplia de cada comunicación de trabajo importante, con el objetivo de que los grupos estén constantemente al tanto de lo que sucede en otras partes de la empresa. Además, los gerentes deberían estandarizar más videoconferencias, ya que sus empleados seguirán deseando trabajar cara a cara.

Betcris pudo hacer énfasis en estas actividades remotas más fácilmente, debido a su red de operaciones y procedimientos administrativos. Al haber establecido el marco necesario de funciones y responsabilidades laborales, y al garantizar que los empleados comprendan las pautas por completo, la empresa puede mantener su integridad operativa aunque los empleados estén distribuidos geográficamente.

El Coronavirus interrumpió los negocios globales a un nivel sin precedentes, y hay pocas dudas de que la recuperación llevará mucho tiempo. “Sin embargo compañías como Betcris, que han sido capaces de prepararse para la estabilidad operativa a largo plazo, estarán en una mejor posición para emerger más fuertes que nunca”, señalaron desde la firma.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.