Edición Latinoamérica
03 de Diciembre de 2020

Tienen tiempo hasta el 18 de noviembre para implementarlo

Las salas de juego de Baleares deberán contar con control de identidad

Las salas de juego de Baleares deberán contar con control de identidad
Las sanciones por permitirles la entrada y el juego a menores o personas que tengan prohibido el juego oscilan entre los 3.000 y los 30.000 euros.
España | 25/09/2019

Así lo anunció la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos, destacando que con esta medida se impedirá la entrada y el juego a menores de edad, a personas imposibilitadas legalmente, así como a aquellas personas que voluntariamente hayan solicitado la prohibición de acceso. Además, durante la Comisión del Juego de Baleares se anunció el lanzamiento del Observatorio del juego en línea.

E

l último lunes, con motivo de la Comisión del Juego de Baleares, órgano consultivo de las actividades del juego y las apuestas en el ámbito autonómico, la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos, anunció que todos los salones de juego de las Islas deberán incorporar un control de acceso a las entradas, que exija la identificación los jugadores, antes del 18 de noviembre

Durante el encuentro encabezado por el vicepresidente del Govern y conseller, Juan Pedro Yllanes, junto con el director general de Comercio, Miguel Piñol, el organismo abordó el desarrollo del decreto de salones aprobado este año y la puesta en marcha de un observatorio autonómico del juego en línea.

Desde la entidad señalaron que mediante el control identificativo se impedirá la entrada y el juego a menores de edad, a personas imposibilitadas legalmente, así como a aquellas personas que voluntariamente hayan solicitado la prohibición de acceso. Si bien la normativa no determina cómo se debe hacer este control, la Dirección General de Comercio recomendó hacer la tarea de manera presencial y personal. Las sanciones graves por permitirles la entrada y el juego a menores o personas que tengan prohibido el juego oscilan entre los 3.000 y los 30.000 euros, mientras que las sanciones más graves, aquellas que dejen participar a estos colectivos en las actividades de juego, pueden llegar hasta los 450.000 euros.

Además, se le informó al sector de la puesta en marcha de un Observatorio del juego en línea que será impulsado conjuntamente por las direcciones generales de Innovación y de Salud Pública y Participación del Govern. Entre los acuerdos adoptados en este órgano se destaca la modificación del decreto que regula la Comisión, con el objetivo de incorporar a un representante del juego en línea en su composición, así como el desarrollo de normativa específica para la regulación del sector de bingo y de apuestas hípicas.

A la Comisión, celebrada por primera vez en la Legislatura, asistieron representantes de las asociaciones empresariales del sector, como casinos de juego, bingos, máquinas recreativas, apuestas deportivas y casinos en línea, así como representantes de la asociación Juguesca de atención a la ludopatía, del sindicato CCOO, del Consell de Ibiza, del Instituto de Deporte Hípico del Consell de Mallorca, entre otras instituciones.

 

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.