Consideraciones de Jim Ryan, director general de Pala Interactive

La Wire Act desalienta el ingreso de operadores internacionales a los EE.UU.

Jim Ryan y su experiencia en la industria del juego estadounidense.
24-04-2019
Estados Unidos
Tiempo de lectura 1:51 min
En una entrevista que brindó previa a ICE North America, evento que se llevará a cabo entre el 13 y el 15 de mayo del 2019, Jim Ryan, director general de Pala Interactive, analizó la reinterpretación de la ley federal Wire Act y su impacto en el mercado del juego, así como también recorrió su experiencia en la industria norteamericana.

El Departamento de Justicia estadounidense realizó una reinterpretación sobre la ley federal Wire Act de 1961, considerando que la misma prohíbe todos los juegos de azar por Internet que involucran transacciones interestatales. Respecto a este punto, Jim Ryan prefiere ser cauteloso con sus opiniones pero afirma no tener interés en comerciar en otros estados fuera de New Jersey.

La principal inquietud del director general de Pala Interactive, al igual que muchos otros en la industria del juego, radica en que la reinterpretación de la ley estadounidense podría provocar el cierre del juego intraestatal, ya que “a pesar de que los juegos intraestatales podrían no hacerlo, las transacciones por internet sí cruzan los límites del estado”, afirmó. También considera que debido a esta situación los inversionistas y las empresas europeas interesadas en ingresar al mercado estadounidense están retrocediendo para ver cómo es el desenlace.

Pala Interactive ingresó a New Jersey a fines del 2014, aproximadamente un año después de la apertura del mercado, cuando Ryan creía que era el momento oportuno. Sin embargo, actualmente tiene una visión ligeramente diferente, ya que considera que el mismo está controlado por reconocidos casinos tradicionales, lo que no parece que fuese a cambiar en el corto plazo.

Al ser interrogado acerca de si considera que los operadores extranjeros deberían buscar entrar en el mercado en la actualidad, volvió a responder con cautela. “No se puede simplemente entrar, sino que es necesario tener una licencia, con un costo de siete cifras. Así que hay que construir una marca, establecer una base de datos con una inversión de millones de dólares y adquirir jugadores a US$ 700 por jugador en las primeras etapas del negocio. Es un panorama duro", advirtió. Por otra parte, destacó que la industria del juego en New Jersey está acaparada por unos pocos operadores, entre los que se encuentran Golden Nugget con el 33,7% del segmento de casinos online, y Resorts Digital en segundo lugar con el 21%. Borgata, socio de Casino Pala, ocupa la tercera posición con un 14,2%. Según Ryan, lo mismo sucede con las apuestas deportivas, en las que FanDual y DraftKings tienen un amplio control que deja poco espacio para los nuevos participantes.

Jim Ryan hablará aún más acerca de sus experiencias en el mercado estadounidense y la reinterpretación del Wire Act en el ICE North America del 13 al 15 de mayo del corriente año.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS