Edición Latinoamérica
16 de Septiembre de 2019

El CRAJ aduce irregularidades en el registro del nombre y el proyecto arquitectónico

El regulador de Andorra negó la licencia de casino al ganador de la licitación

El regulador de Andorra negó la licencia de casino al ganador de la licitación
El ministro de Finanzas, Jordi Cinca (izq.), y el CRAJ, encabezado por Xavier Bardina (der.), confirmaron la desestimación de la licencia que había ganado en la primera fase Jocs SA.
Andorra | 31/01/2019

El Consejo Regulador Andorrano del Juego acordó desestimar la solicitud para la obtención de la licencia del casino en Jocs SA. Argumentó que no cumplió con las disposiciones de la normativa vigente, ni con lo dispuesto en el pliego de bases que establece que el concursante debía acreditar la reserva de nombre comercial.

L

a licencia del casino a la ganadora de la licitación, Jocs SA, quedó desierta por el momento. El Consejo Regulador Andorrano del Juego (CRAJ) lo anunció este miércoles mediante un comunicado oficial, y lo ratificó el ministro portavoz y presidente del CRAJ, Jordi Cinca.

La entidad reguladora se reunió ayer y acordó desestimar la solicitud para la obtención de la licencia del casino en Jocs SA, debido a las deficiencias constatadas en la instrucción del expediente presentado por el adjudicatario el 18 de julio de 2018.

Según el comunicado, la sociedad que solicitó la licencia no cumplió con las disposiciones de la normativa vigente, ni con lo dispuesto en el pliego de bases que establece que el concursante debía acreditar la reserva de nombre comercial, además del correspondiente registro de marca, que debía permitir la explotación de las atribuciones otorgadas. Por lo tanto, la sociedad Jocs SA, como no acreditó la plena disposición de la marca que había aportado en la oferta presentada al concurso, incurrió en un incumplimiento formal.

Vale recordar que el nombre de marca que presentó Jocs era "Casino de los Valles" pero lo registró bajo la clase 42, que es exclusiva para servicios de Internet. Su competidora Lleure 3D - Barrière obtuvo la misma marca con la clase correspondiente (41) a casinos una semana después de que caducara la reserva por parte de Jocs. Se preveía que este obstáculo se podía superar registrando otro nombre, pero no fue así.

El CRAJ también constató diferencias entre el proyecto arquitectónico presentado en la oferta y el proyecto validado y definitivo por el Colegio de Arquitectos de Andorra el mes pasado. Estas irregularidades incurren en el incumplimiento de la normativa vigente y del pliego de condiciones que rige el concurso, ya que las condiciones y compromisos de las ofertas debían mantenerse durante todo el proceso de adjudicación del concurso y del otorgamiento de la licencia.

A pesar de que Jocs había ganado la licitación en junio del año pasado, Cinca informó días atrás que el otorgamiento de la licencia es un proceso que debe cerrar la segunda fase del concurso (recopilar toda la documentación complementaria requerida), y la tercera etapa es la de explotación. Cinca remarcó que las tres fases son independientes.

El casino debe ubicarse en la calle Prat de la Creu de Andorra la Vieja. La sociedad ganadora preveía construir un edificio de cuatro plantas y dos subsuelos de estacionamiento con una inversión de 14,7 millones de euros, con una superficie de 4 mil metros cuadrados que, además de las salas de juegos, incluirá espacios para servicios complementarios como una sala de espectáculos y zonas de restauración.

Deje un comentario