Edición Latinoamérica
27 de Noviembre de 2020

El regulador explica los distintos tipos en una nota técnica destinada a los operadores

La DGOJ de España publica información sobre la gestión del fraude en el juego

La DGOJ de España publica información sobre la gestión del fraude en el juego
El objetivo del documento del regulador español es asistir al operador de juego con el aporte del contenido mínimo que debe considerarse desde el punto de vista de la gestión integral del riesgo de fraude.
España | 27/12/2018

La Dirección General de Ordenación del Juego analiza los principales tipos de fraude identificados susceptibles de producirse en un operador de juego y las medidas estructurales de prevención establecidas en la regulación. También describe los escenarios de riesgo que deben contemplarse para la protección de los derechos de los jugadores, y las posibles acciones para gestionar las alertas.

L

a lucha contra el fraude constituye uno de los fundamentos de la Ley 13/2011, del 27 de mayo, de regulación del juego (Ley 13/2011 o LRJ) y en consecuencia del establecimiento de un marco regulado para la actividad de juego de ámbito estatal ofrecida mediante la correspondiente licencia.

En ese sentido, el establecimiento de sistemas y mecanismos para la prevención del fraude y del blanqueo de capitales es una obligación expresamente incluida en el título habilitante para ofrecer actividades de juego de ámbito estatal, en concreto en las distintas licencias generales administradas por los operadores.

La DGOJ explica en la introducción que una correcta gestión de riesgos de fraude en el juego parte de una identificación inicial adecuada de los riesgos a los que está expuesto el operador. “La evaluación de los riesgos de fraude debe derivar en el establecimiento de medidas sistemáticas de prevención que los eviten y de detección que permitan descubrir los casos de fraude que se materialicen, así como la determinación de las acciones correctivas para ayudar a asegurar que un potencial fraude se aborde de forma adecuada y oportuna. Por último, toda la tarea de gestión del fraude debe medirse y documentarse a través de los informes de evaluación”, indica el regulador.

En el documento (ver archivo adjunto) se analizan los principales tipos de fraude identificados por la DGOJ susceptibles de producirse en un operador de juego, las medidas estructurales de prevención y detección establecidas en la regulación o que constituyen instrucciones de la Dirección General, los escenarios de riesgo cualificado que deben tenerse en cuenta para la protección de los derechos de los jugadores con especial atención a los colectivos vulnerables, y las posibles acciones a realizar para la gestión de las alertas según los casos.

El propósito del texto es asistir al operador de juego con el aporte del contenido mínimo que, sin perjuicio de las especificidades aplicables a cada organización, debe considerarse desde el punto de vista de la gestión integral por parte de los operadores licenciados del riesgo de fraude. “Con ello se pretende fortalecer la predictibilidad sobre lo que esta Dirección General entiende por mínima gestión diligente (“compliance”) en este marco, de cara al desarrollo efectivo de su actividad y a eventuales procedimientos de inspección y control”, concluye la entidad.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.