Edición Latinoamérica
16 de Noviembre de 2018 | Edición Nº3922

Los hoteleros cuestionaron los informes entregados a la Junta de Supervisión Fiscal

Puerto Rico: denuncian incongruencias en los estudios utilizados para legalizar las slots

Puerto Rico: denuncian incongruencias en los estudios utilizados para legalizar las slots
Este martes se reunieron el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz; el portavoz de la Cámara baja, Johhny Mendez, junto al representante Antonio Soto y la Junta de Control Fiscal para debatir sobre la reforma contributiva.
Puerto Rico | 08/11/2018

La JSF advirtió que la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos podía canibalizar las recaudaciones que hoy recibe el Gobierno a través de las apuestas. El martes exigieron los estudios que certificaban que la inclusión de al menos 25 mil máquinas no afectará al fisco. La Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico afirmó que los estudios están "plagados de incongruencias" y no contienen información que permita a la JSF evaluar el impacto de la medida.

E

l presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Antonio Soto, informó que, en respuesta a las exigencias de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), entregaron los estudios que tenían disponibles sobre el impacto que tendría al fisco la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos, incluida en la reforma contributiva aprobada con enmiendas por el Senado la semana pasada.

El legislador indicó que aceptarán las otras dos exigencias de la JSF para darle paso a la reforma contributiva que está bajo discusión desde abril en la Asamblea Legislativa. Esto incluye aumentar en $20 millones la contingencia en caso de que alguna de las medidas contributivas no provea los ingresos necesarios y las restricciones al poder del Departamento de Hacienda de acordar beneficios contributivos con empresas, según publica el diario local El Nuevo Día.

La semana pasada, la JSF envió cartas a los presidentes legislativos y al gobernador Ricardo Rosselló Nevares en las que advertía sobre una serie de deficiencias en el proyecto que pretende modificar el Código de Rentas Internas de Puerto Rico.

Entre las advertencias, se señalaba que la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos podía canibalizar las recaudaciones que hoy recibe el Gobierno a través de las apuestas en los casinos. Ante eso, el martes exigieron los estudios que certificaban que la legalización de al menos 25 mil máquinas no afectará al fisco. Se desconoce si la JSF aceptará los argumentos esbozados en los estudios.

En tanto, el presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA), Pablo Torres, declaró este miércoles en conferencia de prensa que los estudios utilizados por la legislatura en Puerto Rico para legalizar 45 mil máquinas tragamonedas fuera de los casinos están "plagados de incongruencias y no contienen información que permita" a la JSF evaluar el impacto de la propuesta de legalización de las mismas en los ingresos del Gobierno y la Universidad de la isla.

Los estudios fueron realizados por el economista José Alameda y financiados por un grupo de dueños de máquinas de entretenimiento para adultos que en 2017 operaban como la Unión de Operadores de Máquinas Electrónicas de Puerto Rico, (UDOME) y en 2018 como la Asociación de Operadores de Maquinas de Entretenimiento (ADOME), según informa Hoy Los Ángeles.

El estudio de 2017 establece una ganancia de 15.480 dólares por año por cada máquina, indicó, y el de 2018 provee dos cifras distintas al proyectar ganancias anuales de 15.000 y de 10.000 dólares por máquina, detalló Torres.

"No solo existe contradicción entre los estudios de 2017 y 2018, sino que en el documento de 2018 se dan cifras distintas e incompatibles. En un mismo documento hay dos estimados distintos. Una diferencia de 5.000 que no tiene explicación lógica", sostuvo Miguel Vega, expresidente de los hoteleros.

Además, señaló que el estudio de 2017 propone empezar con 25.000 máquinas y añadir 1.000 por año hasta llegar a 40.000, mientras el de 2018 afirma que ya existen 40.000 máquinas en la calle.

Deje un comentario