Edición Latinoamérica
16 de Noviembre de 2018 | Edición Nº3922

Regresa a la Cámara baja por la introducción de enmiendas

El Senado de Puerto Rico aprobó la reforma contributiva que regula las tragamonedas

El Senado de Puerto Rico aprobó la reforma contributiva que regula las tragamonedas
Si la Cámara de Representantes acepta los cambios repartidos en 18 páginas a los senadores, el cuerpo legislativo anunciaría su decisión en la sesión legislativa del lunes.
Puerto Rico | 02/11/2018

La votación final fue de 19 votos a favor y 10 en contra. Estableció que el tope de 25 mil máquinas estará vigente por dos años y no uno, como dispuso la Cámara de Representantes, y luego se abre la puerta a 10 mil anuales los siguientes dos años. Otro cambio aleja la distancia mínima de las slots de un hotel con casino de 200 a 1000 metros. La cartera de Turismo tendrá 120 días para preparar el reglamento de las tragamonedas.

E

l Senado aprobó esta madrugada el proyecto de la reforma contributiva luego de una discusión y tras introducir y dar paso a cerca de 200 enmiendas, discutidas ya con la Cámara de Representantes y La Fortaleza, por lo que no se anticipa que la Cámara baja objete esos cambios.

“La información que yo tengo es que esto se acordó entre La Fortaleza, el Senado y la Cámara”, declaró el portavoz de la mayoría en el Senado, Carmelo Ríos, al diario El Nuevo Día. Si la Cámara de Representantes acepta los cambios repartidos en 18 páginas a los senadores, el cuerpo legislativo anunciaría su decisión en la sesión legislativa del lunes.

La votación final fue de 19 votos a favor y 10 en contra. El Senado eliminó disposiciones incluidas por la Cámara para que una nueva serie de reglamentos que tendría que confeccionar el Departamento de Hacienda, tuvieran que ser aprobados finalmente por la Legislatura. La Asamblea Legislativa sí tendrá la facultad de revisar el reglamento confeccionado por la Compañía de Turismo para regular las máquinas de juegos de azar.

El fondo que nutrirá los ingresos generados por estas máquinas se dividirá en $37,5 millones para el Fondo General y del resto del dinero: 50% para el fideicomiso del retiro de Policías, 45% para los municipios y 5% para un fondo de la Compañía de Turismo para fiscalizar las operaciones de las máquinas. Con los cambios se aumenta 5% a los policías al comparar con el proyecto cameral.

La cartera de Turismo tendrá 120 días para preparar el reglamento de las tragamonedas y no seis meses como dispuso la Cámara.

El Senado aumentó de $1.500 a $3.000 el costo de las licencias de máquinas de entretenimiento para adultos, pero rebajó el costo de las máquinas de juegos de azar. La Cámara fijó el costo en $1.500 dirigidos al Departamento de Hacienda y $300 a la Compañía de Turismo, pero con los cambios de anoche, del pago de $1.500, Hacienda va a redirigir $300 a Turismo.

El cargo por licencia, según la medida, abarcará el costo de marbete y el equipo de conexión de toda la máquina al Departamento de Hacienda. Se incluye además una redistribución de los $160 millones en fondos nuevos que se generaría con las máquinas que se pueden encontrar en comercios pequeños y panaderías.

En tanto, el costo de las licencias de individuos que quieran colocar estas máquinas en sus negocios bajará de $300 a $0. El Senado estableció que el tope de 25 mil máquinas estará vigente por dos años y no uno, como dispuso la Cámara. Luego se abre la puerta a 10 mil anuales por los próximos dos años.

Otro cambio aleja la distancia mínima de estas máquinas de un hotel con casino de 200 metros, como dispuso la Cámara, a mil metros.

“Esto siempre ha existido”, indicó Padilla al referirse a la propagación por todo Puerto Rico de las máquinas de juegos de azar. “Tenemos que ver que (las ganancias de los premios) no se queden en esos lugares y tengan que pagarle a Hacienda”, agregó.

“En mi opinión es una reforma que es un buen inicio dentro de una primera que hicimos. Resolvimos el asunto de los policías y vamos a garantizar que los municipios reciban el dinero de alivio que necesitan”, sostuvo Ríos a El Vocero de Puerto Rico.

Los dueños de los negocios que quieran instalar o colocar máquinas en sus negocios deberán solicitar una licencia a la División de Juegos de Azar del Departamento de Hacienda. Se dispone además que el reglamento que debería confeccionar esa agencia deberá ser sometido a consideración en 45 días, menos tiempo del que había estipulado la Cámara de Representantes.

Deje un comentario