Tenerife concursa la venta de sus tres casinos por casi USD 30 millones | Yogonet Latinoamérica
Canarias, España

Tenerife concursa la venta de sus tres casinos por casi USD 30 millones

El Cabildo intentó sin éxito hace cuatro años la venta del Casino de Playa de Las Américas dentro del proceso de desinversión y reestructuración del sector público empresarial.
24-09-2018
España
Tiempo de lectura 2:53 min
El Cabildo de Tenerife sacó a concurso la venta conjunta de los tres casinos propiedad de la corporación insular, en concreto el de Playa de las Américas, Taoro y Casino de Santa Cruz. Este proyecto, que implica una inversión mínima de 4,5 millones de euros, podrá comprender tanto actuaciones de obra nueva como de rehabilitación de edificaciones ya existentes. Las empresas interesadas tendrán un plazo de 45 días para presentar las solicitudes.

El Cabildo de Tenerife sacó a concurso la venta conjunta de los tres casinos propiedad de la corporación insular, en concreto el de Playa de las Américas, Taoro y Casino de Santa Cruz, según el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicado este lunes, por un total de 24,9 millones de euros (USD 29,3 millones).

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, explicó en un comunicado que los recursos que se obtengan tras la venta de las tres salas de juego "se destinarán a financiar infraestructuras sociosanitarias de la corporación insular".

“Tenemos muy claras nuestras prioridades, que son concentrar todos los esfuerzos en las acciones y proyectos que puedan mejorar la vida de los tinerfeños y retirarnos de las que no son prioritarias ni propias de una administración pública, como sucede en el caso de los casinos", aseguró Alonso. Los licitadores deberán presentar un proyecto de inversión turística que deberá realizarse necesariamente en uno de los tres municipios en los que se ubican los casinos (Adeje, Puerto de la Cruz o Santa Cruz).

Este proyecto, que implica una inversión mínima de 4,5 millones de euros, podrá comprender tanto actuaciones de obra nueva como de rehabilitación de edificaciones ya existentes. Las bases del concurso especifican que este proyecto turístico, que tendrá que ser desarrollado en un plazo máximo de cuatro años, deberá estar relacionado con la actividad de explotación del casino de juego, aunque se podrán desarrollar otras actividades turísticas adicionales.

En cuanto a los trabajadores, que suman un total de 121 entre los tres casinos, el pliego de condiciones especifica que la empresa que resulte adjudicataria deberá asumir de manera obligatoria durante al menos dos años al personal de cada una de las tres sociedades en el momento de la compraventa, con los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social correspondientes y con los mismos complementos, protección social y otros premios de permanencia que cada trabajador tenga.

Las empresas interesadas en la compra de los casinos tendrán un plazo de 45 días para presentar las solicitudes. Posteriormente se abrirá otro plazo de un mes para la revisión legal y financiera de la sociedad y otros cuatro meses para la presentación de las ofertas. El Cabildo intentó sin éxito hace cuatro años la venta del Casino de Playa de Las Américas dentro del proceso de desinversión y reestructuración del sector público empresarial vinculado a la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. La intención ahora es vender ahora los tres casinos de forma conjunta para hacer más atractiva la licitación.

Rechazo del gremio

Días antes, la Unión General de Trabajadores (UGT) en Canarias se había opuesto a la privatización de Casinos de Tenerife. "Resulta incomprensible que una empresa pública que genera millones de euros en beneficios pretenda regalarse a manos privadas", señaló UGT en un comunicado.

El sindicato aclaró que rechaza la intención del Cabildo de Tenerife de "deshacerse de esta empresa, ya que no existe causa económica que lo justifique", según indicó el presidente del Comité de Empresa del Casino de Playa de Las Américas y secretario de Comunicación de UGT Canarias, Agustín Melián.

UGT solicitó al Cabildo las máximas garantías para la plantilla durante todo este proceso. "Estas pasan, necesariamente, por el blindaje de los trabajadores y el compromiso a mantener las condiciones laborales establecidas en el convenio, incluso tras caducar su vigencia", indicó Melián.

Sin embargo, según el secretario de Comunicación de UGT Canarias, "el Cabildo rechaza este planteamiento y se muestra dispuesto a aceptar la estabilidad del empleo durante dos años". "Esta respuesta es totalmente inaceptable, a juicio de la UGT, por lo que es, sin lugar a duda, la antesala de un conflicto", añadió. El sindicato se muestra dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias la lucha de estos trabajadores. Por ello, convocará de manera inmediata movilizaciones.

Con información de 20 minutos y La Opinión de Tenerife.
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades