Argentina

Bingo Chivilcoy sufre un revés judicial por negarse al pago de un premio erróneo

El premio había sido obtenido por una persona, de apellido Di Palma, tras jugar en una máquina tragamonedas en 2006. La empresa argumentó que no lo iba a pagar, a raíz de un “error en la máquina”.
25-06-2018
Tiempo de lectura 1:41 min
En el año 2006, una persona había "ganado" casi un millón de pesos en una máquina tragamonedas, y la empresa señaló que se trataba de un error de sistema. La empresa apeló ante los tribunales, pero la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires falló en favor del apostador, que recibirá unos 37.000 dólares.

La empresa “Atlántica Bingo Chivilcoy” deberá pagar $ 999.999,95 (unos 37.000 dólares, aproximadamente) a un apostador de Chacabuco, tras una sentencia en segunda instancia de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

El premio había sido obtenido por una persona, de apellido Di Palma, tras jugar en una máquina tragamonedas en 2006. La empresa argumentó que no lo iba a pagar, a raíz de un “error en la máquina”. Los abogados que llevan el caso son Ernesto Ramos y Ernesto Felice.

Este último expresó a la prensa que Di Palma obtuvo el premio en el año 2007, tras jugar en una máquina tragamonedas. “Obtuvo un premio de 999.999,95 pesos”. “El Bingo no le pagó el premio, argumentando que era un error de la máquina, lo que desencadenó la demanda. En el año 2016, la Cámara de Mercedes dictó sentencia, condenando al Bingo a pagar el premio”.

El abogado expresó que el Bingo apeló e interpuso un recurso extraordinario ante la Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. “Recientemente, la Corte rechazó el recurso, con lo que se confirmó la sentencia”, y remarcó que el premio aún no se hizo efectivo, ya que la sentencia de la Corte es muy reciente. “Es un proceso que llevará unos meses”, afirmó.

“En este caso, Di Palma llevó a cabo diligencias probatorias, con lo que pudo corroborarse que el premio existió -argumentó el abogado-. En el momento que el apostador obtuvo el premio, se llamó a una escribana de Chivilcoy, se hizo un acta, había testigos, fotografías de la máquina… Luego hubo un expediente administrativo que se inició en la Dirección de Bingos de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires”.

“En ese expediente se pudo confirmar que el premio había existido, por lo tanto en el inicio de la demanda hubo muchas pruebas”, manifestó. “Uno presume que muchas de estas demandas llegan a un acuerdo extrajudicial, por eso nunca se saben detalles de la cuestión. En este caso no hubo acuerdo, y fue así que es la primera sentencia del país. Inclusive este precedente fue citado en fallos de otros departamentos judiciales, en provincias como Mendoza, por ejemplo”, manifestó Felice.

Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS