Edición Latinoamérica
29 de Noviembre de 2020

Carlos Fonseca, abogado experto en regulación de juegos de Perú

“El simposio es necesario para tener éxito en la implementación de políticas públicas sobre juego responsable”

“El simposio es necesario para tener éxito en la implementación de políticas públicas sobre juego responsable”
Carlos Fonseca, abogado experto en regulación de juegos de Perú
Chile | 16/03/2018

En el marco de Primer Simposio Latinoamericano de Juego Responsable, que se realizará en Chile el 9 y 10 de abril, en Casino Sun Monticello, conversamos con Carlos Fonseca, quien ha trabajado en la regulación de juegos de azar en diversos países de Latinoamérica.

E

n la entrevista, Fonseca Sarmiento se refiere a la importancia de contar con políticas públicas y modelos regulatorios relacionados a la industria del juego y que promuevan el juego responsable.

“Trabajé para el Gobierno de Perú entre 1995 y 2001. Tuve la oportunidad de preparar el proyecto de Ley que derivó en la Ley 27.153, que regula la explotación de los juegos de casino y máquinas tragamonedas, que hasta ahora sigue vigente. En República Dominicana me contrataron para un programa de modernización del Ministerio de Hacienda y para evaluar a la Lotería Nacional y a la Dirección de Juegos de Azar, posteriormente les preparé un proyecto de ley general de apuestas. También he participado en propuestas normativas en otras jurisdicciones de Latinoamérica, y constantemente estoy monitoreando los sistemas regulatorios de la industria del juego en nuestra región”, señaló el letrado.

¿Por qué considera tan importante el tema de la regulación de la industria de los juegos de azar, en la que se ha especializado?
Porque es una actividad que se basa en la confianza del público, por lo tanto, hay un alto componente de interés público. Porque puede ser un impulsor de la economía.
Hay dos grandes políticas y dos grandes modelos regulatorios del juego en el mundo. Por el lado de las políticas, la estimulación o desestimulación de la demanda por el juego y, por el lado de los modelos, el de protección de los intereses del Estado o el de protección de los intereses del jugador. Los clásicos ejemplos de estos sistemas son Nevada y Reino Unido.
Por un lado, al regular el juego, Nevada busca la estimulación de la demanda por el juego como un mecanismo generador de impuestos y de promoción del turismo y su modelo busca proteger los intereses del Estado. Por ello, se advierte que está permitida la publicidad, el otorgamiento de crédito a los clientes, ofrecer bebidas alcohólicas a los jugadores, libertad para fijar las reglas de los juegos, etc. y para ser elegible de una licencia de juego se exige que el interesado sea "honesto, íntegro y de buen carácter". El sistema le ha dado resultados pues los casinos en Nevada realmente son un recurso turístico (capaz de motivar el desplazamiento de turistas) y los costos de fiscalización son muy reducidos en comparación a los ingresos que generan a su presupuesto público y siempre se busca la integridad de la industria del juego. Del otro lado, está Reino Unido con la regla de esperar un tiempo antes de jugar, prohibir el crédito, la entrega de bebidas alcohólicas a jugadores y por ello apunta más a proteger los intereses del jugador que a los intereses del Estado. En ambos sistemas hay políticas de juego responsable, pero tienen metas y objetivos distintos.

¿Cuáles son los desafíos de la industria del juego en Latinoamérica en materia de juego responsable?
En mi opinión son exactamente las mismas de todas las empresas que deben cumplir con su rol de "responsabilidad social empresarial". En muchas industrias, ante la falta de normas, el propio sector se autorregula y muchas veces eso es más eficiente. Ocurre con el tema de la publicidad en la televisión, incluso ocurrió con la prevención de lavado de activos antes que se crearan las Unidades de Inteligencia Financiera y también con las políticas de juego responsable. Lo importante siempre es reducir cualquier efecto nocivo o externalidad negativa. La industria del juego tiene que procurar que para aquellos que deciden satisfacer sus necesidades de entretenimiento en sus establecimientos, la experiencia tiene que ser agradable pues están proveyendo un servicio, que en muchas legislaciones es calificado como un servicio turístico, por lo tanto, debe cumplir con los estándares básicos de calidad y ello significa cuidar al principal activo de esta industria, al usuario.

¿Qué se necesita para lograr políticas públicas exitosas en esta materia?

En primer lugar, es preciso señalar que, desde el punto de vista legal, las políticas públicas sobre juego responsable pueden clasificarse en dos grandes grupos: voluntarias, cuando la propia empresa libremente las implementa u obligatorias, cuando por mandato de la ley se tienen que implementar. Independientemente de ello, en mi opinión hay ocho temas que deben cubrirse para tener una política pública integral y exitosa sobre esta materia: i) Investigación, incluso haciendo aportes a institutos o universidades especializadas, ii) Capacitación al personal, iii) Evaluación del impacto de los juegos que ofrece, iv) Medidas sobre la publicidad y marketing, v) Medidas sobre la participación de centros de tratamiento profesional, vi) Información y asistencia al jugador y a la población, vii) Planificación y verificación del cumplimiento de los planes de juego responsable, y viii) Mecanismos de exclusión y protección de grupos vulnerables.

¿Cuáles son las diferencias entre las regulaciones en esta materia a nivel internacional?
En el caso de políticas públicas obligatorias, las diferencias usualmente están en la forma cómo regulan el registro de personas prohibidas de jugar o las listas de exclusión y las consecuencias administrativas del incumplimiento de estas medidas. Generalmente, existen legislaciones que permiten la exclusión voluntaria y en otros casos la exclusión forzosa. En este último caso, puede ser por grupos familiares o de oficio. Aquí se tiene que ponderar varios temas en cuestión, por un lado, los derechos constitucionales a la libertad, al libre desarrollo de la personalidad y al ocio y, por otro lado, la protección del interés público y de los grupos vulnerables.

¿Qué importancia tiene, a su entender, el simposio de juego responsable en Chile, los días 9 y 10 de abril próximo?
Es necesario asistir, para tener éxito en la implementación de las políticas públicas sobre juego responsable, principalmente en los temas de investigación y capacitación.
Personalmente, no son muchas las oportunidades que existen para escuchar a médicos, psicólogos, psiquiatras y otros profesionales con autoridad y suficiencia técnica para debatir de manera objetiva sobre la mejor manera de implementar políticas de juego responsable. Autoridades, empresarios, trabajadores del sector y público en general van a tener una gran oportunidad de acceder a información valiosa sobre este tema.

Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.