El gremio reclama que se trabaje en pos de una industria hípica sustentable

Sugieren que se permita la instalación de slots en los hipódromos bonaerenses

El gremio que lidera Diego Quiroga apela al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires Apelamos para resguardar las fuentes laborales.
02-11-2017
Tiempo de lectura 1:50 min
La Asociación del Personal de los Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (APHARA) informó que intentó, en las últimas semanas, conseguir una audiencia con el presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Matías Lanusse.

El objetivo perseguido por el gremio que lidera Diego Quiroga es la eliminación del 10% de recargo que el apostador paga en las agencias hípicas para dar cumplimiento a lo estipulado en la Ley del Turf de la provincia de Buenos Aires y mejorar la recaudación.

Desde el gremio señalan que el Poder Ejecutivo Provincial se niega a autorizar la instalación de tragamonedas en los hipódromos de San Isidro y La Plata e impide así la competencia en igualdad de condiciones con su par porteño.

“Dicho sea de paso, las agencias hípicas tradicionales son responsables del 40% de lo que se apuesta para los hipódromos y generadoras de importantes puestos de trabajo, que no permitiremos desaparezcan como sucedió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fomentando el desempleo y el juego clandestino”, explicaron.

Advirtieron que la ausencia de un lugar regulado, a través del cual canalizar apuestas, hace que el jugador caiga en manos de los tomadores de juego ilegal.

Además, le recordaron a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que la Ley provincial del Turf fue sancionada teniendo en cuenta el avance de los bingos y slots en la provincia de Buenos Aires. En aquel momento, se buscó reparar el perjuicio causado por sus efectos, principalmente al ser responsables de la migración de apuestas de uno a otro sector. El espíritu de la ley, también, apuntó a mantener y fomentar a una industria que se basa en mano de obra intensiva y especializada, con 350.000 puestos de trabajo y no de máquinas.

Los trabajadores conducidos por Quiroga reclaman la redistribución del Fondo y dejar sin efecto las resoluciones posteriores para hacer una hípica sustentable y con proyección a futuro.

“Como representantes de los trabajadores no permitiremos más recesión en el sector, que nos ha hecho perder lugares de trabajo en estos últimos años. Y mucho menos por falta de decisión de un funcionario de turno”, advirtieron.

“Apelamos al Gobierno para la custodia de nuestros puestos y fuentes laborales. En la actualidad, dependemos de un subsidio que proviene de una de una Ley provincial, cuyos fondos para aplicarla se alcanzan en una Ley de Bingos. Cómodamente los hipódromos podrían tener sus tragamonedas, obtener recursos propios y los 800 millones de pesos que mensualmente reciben San Isidro y La Plata como subvención podrían destinarse a los fines sociales, tan necesitados en la provincia de Buenos Aires”, concluyeron.

Acceda aquí al comunicado completo.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS