Edición Latinoamérica
22 de Septiembre de 2019

Las tragamonedas pasaron de los USD 315 millones en 2008 a USD 265 millones en 2016

Bajan los ingresos procedentes de los juegos de azar en Puerto Rico

Bajan los ingresos procedentes de los juegos de azar en Puerto Rico
Miguel Vega, presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo, asegura que la principal causa de esta caída es la proliferación de las máquinas de entretenimiento para adultos en los comercios.
Puerto Rico | 28/08/2017

Miguel Vega, presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo, asegura que la principal causa de esta caída es la proliferación de las máquinas de entretenimiento para adultos en los comercios.

&

ldquo;La emigración y la crisis económica pueden afectar en algo, pero no tanto. Los que se van de aquí son la gente joven, que no tienen dinero para jugar”, declaró Vega ante la consulta del portal El Nuevo Día de GFR Media.

Desde el 2012, el patrón de ingresos generados los por juegos de azar, como la lotería tradicional y las tragamonedas, se ha mantenido en descenso casi constante. Por ejemplo, el Fondo General recibió USD 7.1 millones producto de las apuestas en el hipódromo Camarero en el año fiscal 2015-16, menos de la mitad de los USD 19.3 millones generados en el año fiscal 2011-12.

“El hípico tradicional es una persona adulta. Perdemos más fanáticos de los que estamos ganando y hay una percepción en cuanto a su pulcritud y grado de confiabilidad. En eso estamos bregando y es parte de la confianza que queremos devolverle al público. También enfrentamos la competencia de las loterías, el Powerball, los cartoncitos”, dijo el administrador hípico José Maymó Azize. “Obviamente, resulta primordial rescatar o tratar de incrementar el número de fanáticos hípicos porque son parte de una industria y de un espectáculo”, agregó.

En el caso de las tragamonedas que operan en los 18 casinos en la isla (eran 28 hace diez años), los ingresos han mermado de USD 315 millones en el 2008 a USD 265 millones en el 2016. Esta bajaa genera una reacción en cadena que, además de provocar el cierre de casinos y la pérdida de empleos, afecta negativamente los ingresos de la Universidad de Puerto Rico y dos fondos de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, uno destinado para el mercadeo de la isla como destino.

Vega, consistente con el que ha sido el reclamo de la industria turística, al menos desde el 2006, cuando se eliminó el tope de máquinas de entretenimiento para adultos a ser ubicadas en comercios, apunta a estos terminales como los responsables de la debacle rampante en los casinos y de una merma en el dinero disponible para mercadear a Puerto Rico como destino turístico.

“Sigue la erosión de estas máquinas ilegales que no están autorizadas a pagar premios. Tenemos un estudio de la empresa Spectrum, que anticipó que cuando estas máquinas llegaran a 20.000 o 25.000 iban a comenzar a erosionar la zapata de los casinos. El problema es que esto va más allá de los casinos e impacta todo el desarrollo del turismo, porque dejas al ente (Compañía de Turismo) sin recursos para promocionar el destino y cuando menos dinero tienes, donde recortas es por la publicidad”, dijo Vega, quien es gerente de tres casinos.

“Si no atajas esto de las máquinas, vas a terminar de liquidar los casinos y el turismo porque no habrá fondos para el mercadeo”, agregó.

Según cifras de Turismo, la partida disponible para el Fondo de Desarrollo de la Industria Turística (FDIT), nutrido por los ingresos de las tragamonedas, ha recibido un golpe de poco menos de USD 3 millones desde el 2012. Desde el 2014, Turismo ha confiscado 87 máquinas ilegales y ha impartido multas ascendentes a USD 5 millones.

Sin embargo, José Izquierdo, director de Turismo, dijo a El Nuevo Día que el dinero que nutre el fondo de mercado de la isla como destino turístico es el de room tax, que ha reflejado un aumento en los pasados meses. El FDIT se utiliza para costar gastos de “fiscalización” de la industria y nómina, según Izquierdo.

A juicio de Vega, Turismo incumple con el mandato de la Ley 77 del 2014, que le pasó la jurisdicción de las máquinas de entretenimiento de adultos y la facultad de confiscar aquellas que estuvieran ubicadas en colmados, gasolineras y a cierta distancia de escuelas. Tras una serie de confiscaciones, sus dueños impugnaron el proceso en el tribunal y Turismo detuvo la práctica, según Vega. “Los maquineros impugnaron nuestro marco de acción, pero no cabe duda, con estas decisiones, de que sí tenemos la facultad”, dijo Izquierdo.

Recientemente, el gobernador convirtió en ley el proyecto que aumenta el costo de las licencias de estas máquinas, con la supuesta meta de generar USD 69 millones al fisco. “Ahora, el gobierno le va a subir a USD 3,000 esas licencias, pero si no están de acuerdo (los dueños) se hacen los locos y como nadie los fiscaliza y nadie tiene la voluntad política...”, dijo.

Contrario a Vega, Izquierdo señala a otros factores, además de las máquinas de entretenimiento, como los responsables de la merma en los ingresos de las tragamonedas: estrechez económica, el cierre de casinos y la baja en población.

“Es algo que queremos mirar para hacer la condiciones más competitivas para los casinos, que es un juego mayormente local... que sea más atractivo para los turistas”, dijo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook