Aseguran que no afectaría al acuerdo de reparto de ingresos de las tribus al Estado

Connecticut avanza hacia la posible apertura de un tercer casino tribal

El Departamento del Interior de Estados Unidos reafirmó su posición en relación a que un tercer casino en Connecticut no afectaría al acuerdo de reparto de ingresos entre el estado y sus dos casinos tribales, Mohegan Sun y Foxwoods Resort Casino.
17-05-2017
Estados Unidos
Tiempo de lectura 1:36 min
El Departamento del Interior de Estados Unidos reafirmó su posición en relación a que un tercer casino en Connecticut no afectaría al acuerdo de reparto de ingresos entre el estado y sus dos casinos tribales, Mohegan Sun y Foxwoods Resort Casino.

Las dos instalaciones de juego son gestionadas por dos tribus federalmente reconocidas: la primera por la Tribu Mohegan y la segunda por la Mashantucket Pequot. Bajo su acuerdo con el estado, ambas tribus contribuirían anualmente con una porción del 25% de sus ingresos en máquinas tragamonedas para las arcas de Connecticut.

En 2015, las dos tribus propusieron construir el tercer casino del estado y el primero en tierras no reservadas. Los interesados señalaron que una tercera instalación de juego debía construirse en la parte norte del estado, para así poder luchar contra la competencia del MGM Resorts International Springfield Casino Resort de $950 millones, que tiene programado abrir sus puertas en el otoño de 2018.

En un escrito técnico del año pasado, el Departamento del Interior plasmó sus opiniones sobre el asunto. El secretario James E. Cason firma la carta, indicando que el acuerdo existente entre Connecticut y sus dos tribus no se vería perjudicado de ninguna manera por la construcción de un tercer casino.

El viernes, el representante confirmó su punto de vista en una carta a los jefes tribales, señalando que el cambio de presidente (de Barack Obama a Donald Trump) no ha cambiado la opinión del Departamento del Interior. Sin embargo, Cason señaló que su carta no debe interpretarse como una aprobación al plan propuesto para la construcción de un tercer casino. En primer lugar, el plan tribal debe recibir el visto bueno de la Legislatura de Connecticut y, entonces, será formalmente presentado al Departamento del Interior.

Los legisladores estatales aún deben decidir si el proyecto conjunto de las dos tribus recibirán los permisos para construir un lugar de juego fuera de su reserva. La propuesta ha contado con la firme oposición de varias partes, incluyendo claro a las autoridades de MGM Resorts, quienes también habían ya expresado interés en la construcción de un casino en Connecticut, pero no se le permitió hacerlo debido a la exclusividad que tiene la tribu en el estado.

Si a las dos tribus se les permite construir un casino comercial, este se albergará en Town of East Windsor, como se conoció a principios de este año.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS