Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

Más de un 25% del volumen total de trabajadores

El mercado panameño de casinos perdió 2.000 puestos de trabajo en dos años

El mercado panameño de casinos perdió 2.000 puestos de trabajo en dos años
Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA), sostiene que las causas son el impuesto aplicado a los jugadores y a la baja publicidad externa para atraer turistas.
Panamá | 06/03/2017

Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA), sostiene que las causas son el impuesto aplicado a los jugadores y a la baja publicidad externa para atraer turistas.

E

sta industria aún no logra recuperarse desde su caída en enero de 2016 de 13,6%, lo que representó USD 28.837.000 menos, mientras que en enero de este año registró un crecimiento de apenas USD 1.033.000, es decir un 0,6%.

Las apuestas brutas registradas por los operadores de juegos de suerte y azar ascendieron a USD 186.292.000 en enero de este año, mientras que el mismo periodo de 2016 sumaron USD 185.259.000, según la Contraloría General de la República. Contrario a este panorama, en enero de 2015 esta industria generó la suma de USD 214.096.000.

Antonio Alfaro de ASAJA sostiene que esta caída está impulsada, principalmente, por la retención del 5% en impuestos aprobada para financiar el aumento a jubilados y pensionados de la Caja de Seguro Social, que se aplica "incluso a los jugadores con intención de jugar".

Explicó que este impuesto se le cobra al jugador gane o pierda, lo cual ha afectado mucho los ingresos en el mercado de apuestas.

Resaltó que ni los turistas ni el resto de las personas que acuden a los casinos, que están ubicados dentro de un hotel, están dispuestos a pagar un impuesto si pierden, razón por la cual se está conversando con el Gobierno, presentando otras alternativas y se han hecho otros estudios para que el impuesto sea aplicado al ganador y no sobre el que pierde.

Alfaro también se refirió a la pérdida de plazas de empleo señalando que desde la imposición de la ley en julio de 2015 han despedido a más 2.000 trabajadores de un total de 7.500.

Además, la situación económica del país se ve reflejada en las apuestas brutas de los operadores de juegos de suerte y azar, según señalan los especialistas.

Las apuestas en mesas de juego que bajaron un 14%, ya que en enero 2017 registraron una suma de USD 16.622.000, pero en el 2016 la misma ascendía a USD 19.338.000, lo que representó USD 2.716.000 menos.

El escenario no fue diferente en las apuestas que se hacen en el hipódromo, las cuales cayeron un 11,7%, al generar este año USD 3.677.000, mientras que en el 2016 la cifra fue de UDS 4.165.000, números que evidencian una caía de USD 488.000.

Las salas de bingo también disminuyeron sus ingresos un 12,4%, al obtener en el primer mes de este año unos USD 282.000, y en el 2016 alcanzaron los USD 322.000, resultando una diferencia negativa de USD 40.000.

Para el economista Juan Jované, obviamente el sector está en decadencia, lo que significa que la gente tiene menos tiempo, menos dinero y que la desaceleración está tocando muchos sectores.

En tanto, Maribel Gordón dijo que es parte de la situación económica que vive un segmento significativo de la población como el sector profesional y la capa media, cuyas economías no se recuperan, todo lo contrario, han sido afectadas.

Contrario a esto, las apuestas en máquinas tragamonedas tipo A subieron un 2,3%.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook