Argentina

Empieza la cuenta regresiva para que la Ciudad de Buenos Aires tenga el control del juego

Hoy se publicará el decreto del presidente Mauricio Macri, que convalida el acuerdo de transferencia del control de juego de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires. Estiman que el proceso cerrará durante el primer semestre del año.
24-02-2017
Tiempo de lectura 2:42 min
Hoy se publicará el decreto del presidente Mauricio Macri, que convalida el acuerdo de transferencia del control de juego de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires. Estiman que el proceso cerrará durante el primer semestre del año.

De esta forma comienza hoy la cuenta regresiva para que el gobierno porteño tenga plena potestad sobre el control de las salas de juego que funcionan en la ciudad, con la publicación en el Boletín Oficial de la Nación de un decreto presidencial que convalida el convenio de traspaso.

Según fuentes que participan del proceso de transferencia de competencias, el decreto prevé un plazo máximo de siete meses para que la Ciudad maneje el Hipódromo, los barcos casino y las agencias de quiniela, aunque se trabaja para que los trámites queden concluidos durante el primer semestre del año.

Cuando el gobierno porteño comience a administrar el negocio del juego, se estima que recaudará un piso de $ 2.000 millones anuales (unos 128,5 millones de dólares al cambio actual). De ese total, el 70% deberá ser destinado a políticas de vivienda, mientras el 30% restante irá al funcionamiento de la recientemente creada Lotería de la Ciudad.

Por lo pronto, recibirá unos $ 850 millones (54,6 millones de dólares) retenidos por Lotería Nacional durante 2016. El año pasado ya comenzó a regir otro decreto, firmado por el presidente Mauricio Macri (el N° 743), que reconoció a la Ciudad la competencia sobre el juego y creó una comisión de enlace para definir las metodologías y las formas en que se concretaría el traspaso.

Los lineamientos desarrollados por esa comisión derivaron en un Acuerdo de Asunción de Competencia y Traspaso del Juego entre la Lotería Nacional y el Instituto de Juegos porteño, que en noviembre estableció los plazos para la transferencia de la potestad sobre el Hipódromo de Palermo, los casinos flotantes de Puerto Madero y las 1.200 agencias de quiniela que operan en toda la Capital.

Determinó además la integración de un comité ejecutivo con dos representantes de cada parte (Lotería e Instituto de Juegos) que pulirán las pautas del proceso. Cuando ese comité emita los lineamientos (en un máximo de 30 días), correrán 60 días para que el Hipódromo firme convenio con la recientemente creada Lotería de la Ciudad; 120 días para que lo hagan las agencias de quiniela y 180 días para adherir a los barcos casino.

Por ello, la cuenta regresiva comienza hoy con la publicación del decreto que ratifica todo el contenido de ese convenio entre Lotería Nacional y el Instituto del Juego. Previamente, en diciembre pasado, el acuerdo fue también convalidado por la Legislatura porteña, que además creó la Lotería de la Ciudad. Este ente reemplazará al Instituto de Juegos porteño.

En ese sentido, ayer el jefe de gobierno local, Horacio Rodríguez Larreta, remitió a la Legislatura un proyecto que dispone la disolución de ese instituto. Prevé que el Ejecutivo "adoptará las medidas necesarias para proceder a la liquidación del ente". La iniciativa será tratada tras el comienzo, en marzo, del período de sesiones ordinarias.

Si bien los plazos estipulados suman un total de siete meses, se trabaja en simultáneo en todos los frentes para lograr que el traspaso tenga plena vigencia antes de que termine el primer semestre del año.

Durante 2016, existió un doble juego de permisos y controles. Mientras el Hipódromo de Palermo y los casinos flotantes de Puerto Madero fueron obligados a pagar su deuda tributaria, el Gobierno mantuvo la vigencia de las concesiones. En el caso del Hipódromo llegan hasta 2032, y en el de los casinos, hasta 2019.

Asimismo, poco más de 10 días atrás el gobierno nacional dispuso aumentar del 20% al 30% el canon que el Estado cobra a los casinos flotantes de la ciudad. Según fuentes oficiales, el ajuste podría significar la recaudación de unos US$ 20 millones más por año, que irían a las arcas de la Ciudad. Cabe mencionar que los casinos sostenían un régimen privilegiado, y el Hipódromo de Palermo, por ejemplo, abona ahora también el 30% (mas otro 5% de impuesto a la actividad hípica).

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS