España

Los expropiados de PortAventura reclaman una retasación de las tierras

El viernes pasado, unos 70 afectados se reunieron en Vila-seca con el abogado Javier Haurte, quien ya consiguió una sentencia pionera del Tribunal Supremo en los años 90 que aumentó el valor de las expropiaciones.
23-02-2017
Tiempo de lectura 1:32 min
El viernes pasado, unos 70 afectados se reunieron en Vila-seca con el abogado Javier Haurte, quien ya consiguió una sentencia pionera del Tribunal Supremo en los años 90 que aumentó el valor de las expropiaciones.

Los propietarios de los terrenos expropiados en los años 80 para construirPortAventura estudian pedir una retasación a partir del proyecto de BCN World, que dobla el techo urbanístico. En esta línea, la coordinadora de afectados por las expropiaciones de PortAventura World, creada a finales de la década de los años 80 con la construcción del resort, siguen presentando batalla y considerando que los terrenos particulares absorbidos dentro del actual parque temático y de su extensión –el Centre Recreatiu i Turístic, conocido anteriormente como BCN World– fueron expropiados y mal pagados.

Ahora, con el plan director urbanístico del CRT aprobado definitivamente –el pasado 29 de diciembre– por unanimidad y presidido por el conseller de Territori de la Generalitat, Josep Rull, la coordinadora considera que hay una nueva oportunidad para intentar recuperar, aunque sea de forma económica, la expropiación de aquellas fincas entre Vila-seca y Salou donde se contemplan construir hoteles y casinos.

Con este objetivo, el viernes pasado, los afectados se reunieron con con el abogado Javier Haurte, quien en los años 90 ya consiguió una sentencia pionera del Tribunal Supremo que aumentó el valor de las expropiaciones.

Al respecto, Huarte ha explicado que la Ley de Urbanismo del 2007 los ampara para pedir que se revise la tasación al alza, ya que se ha pasado de un índice edificable del 0,09 al doble. Es decir, cuando les expropiaron el proyecto preveía un techo edificable de 800.000 metros cuadrados en las 850 hectáreas del recinto y ahora, con el nuevo proyecto de BCN World, pasa a ser de 1,6 millones.

El llamado Plan Director Urbanístico (PDU) marca las directrices urbanísticas de los terrenos anexos a PortAventura, que tendrá usos comerciales, hoteleros, de ocio y de casinos. Huarte indicó que, aunque podrían pedir la suspensión cautelar de PDU, no les interesa, "porque es justamente lo que marca este nuevo techo edificable" que les da pie a reclamar.

“La administración tiene tres vías: negarse, aceptar o mantener silencio. La última opción implica volver al jurado de expropiaciones y en caso de no estar de acuerdo con la nueva tarifa, iniciar un contencioso”, explicó el abogado.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS