Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Reabren bingos en Porto Alegre a través de medidas judiciales temporales

Ante la falta de una ley de juego, Brasil retrocede en el tiempo

Ante la falta de una ley de juego, Brasil retrocede en el tiempo
Rompiendo la prohibición que data de 2004 y bajo algunas opiniones críticas a la medida, cinco bingos y unas 50 salas de slots de la ciudad de Porto Alegre abrieron sus puertas amparados judicialmente, expresando la impaciencia de los operadores y ciert
Brasil | 31/01/2017

Rompiendo la prohibición que data de 2004 y bajo algunas opiniones críticas a la medida, cinco bingos y unas 50 salas de slots de la ciudad de Porto Alegre abrieron sus puertas amparados judicialmente, expresando la impaciencia de los operadores y cierta falta de confianza en una rápida apertura del sector por la vía legislativa.

L

a medida tuvo varias lecturas en el sector de juego: mientras algunos representantes de asociaciones y operadores aseguraron que este fenómeno podría acelerar los tiempos en el Congreso, impulsando el tratamiento de alguna de las dos leyes en espera desde el año pasado, otros analistas consideraron que esta medida retrotrae a Brasil en el tiempo, y expresa la desconfianza de algunos operadores en una hoy incierta ley de juego.

Lo cierto es que tras la noticia de la emisión de los primeros amparos judiciales en el Estado, resultaba inevitable que los operadores decidiesen volcarse al mercado de Río Grande do Sul, teniendo en cuenta que los Tribunales Especiales Criminales determinaron que la práctica de juegos de azar “ya no puede ser considerada una contravención penal en dicho estado”.

Esta decisión provocó un Recurso Extraordinario (RE 966.177) interpuesto por el Ministerio Público de Rio Grande do Sul ante el Supremo Tribunal Federal (STF), y que resultó en una “Repercusión General” que será analizada por el STF una vez pautada en agenda por la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Carmen Lúcia.

En este marco, varias salas de juego abrieron “legalmente” sus puertas este fin de semana, convocando a una gran cantidad de público, y trascendió que al menos cinco bingos en la capital gaúcha se encuentran operando con cartones y máquinas de video-bingo, junto a más de 50 salas de máquinas tragamonedas.

Posiciones encontradas

Las decisiones de tres jueces abrieron una brecha para las salas de bingo que operan en el Estado y generaron un controvertido debate sobre la liberación de la actividad. Con una serie de amparos, los jueces de la Corte Penal de Apelaciones (TJ-RS) han descalificado como delito la explotación del juego.

Fue a partir de una de esas decisiones que Sergio Garcês decidió reabrir el bingo Coliseo de Roma, en Porto Alegre. Además de la decisión judicial, los operadores se basan en el hecho de que las medidas provisionales que prohibían el bingo desde 2004 perdieron efecto y generan un limbo legal derredor del tema.

Pero el juez Edson Jorge Cechet, presidente del TJ-RS, consideró que las actividades en el Bingo Coliseo de Roma no pueden ser consideradas legalizadas: “No estoy de acuerdo. Para que una propiedad comercial funcione, tiene que haber una ley federal o estar autorizada por una medida provisional. No se puede simplemente decir que lo que no está prohibido, está permitido. Al mismo tiempo, no significa que la persona puede ser arrestada y condenada por su conducta”, comenta Cechet.

Los amparos dieron lugar a interpretaciones, y a suspender las acciones penales contra los acusados que explotan la actividad de juego ilegal. Pero al mismo ritmo al que los jueces absolvieron a los acusados, el Ministerio Público (MP) apeló la decisión ante el Tribunal Supremo (STF).

De acuerdo al Sub-Procurador General de Justicia para Asuntos Institucionales, Fabiano Dallazen, el Tribunal confirmó la calidad de ilegalidad en 16 recursos presentados. Y en vista de las acciones repetidas en la materia, desde el STF decidieron hacer un análisis profundo, para el que todavía no hay fecha, que ofrecería una decisión válida para todos los casos similares.

Entre quienes se expresaron al respecto se cuenta la palabra del senador Ciro Nogueira, autor de uno de los proyectos de legalización en el Congreso. Al ser consultado sobre estas aperturas con apoyos judiciales, señaló: “Al menos la gente está presentándose ante la Justicia. Lo veo como un avance, ya que actualmente estos establecimientos operan de manera irregular.,, El problema es, ¿a dónde se dirige la recaudación de éstos juegos? Es por ello que tiene que ser regulada (por ley)”.

Por su parte Luciano Vaccaro, coordinador del Centro de Apoyo a las Operaciones Penales de MP, aseguró que “estamos ante un ilícito penal. Hay un delito previsto en el artículo 50 de la Ley de Contravenciones Penales, de 1941. Esta ley no fue derogada. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) y al Supremo Tribunal Federal (STF) ha validado varias operaciones en Brasil en contra de este tipo de contravenciones”.

“El Congreso puede legislar, se puede analizar una ley que legalice los juegos, derogando el delito, pero eso no ha sucedido todavía ya que es un tema complejo, y hay muchos intereses en juego. En mi opinión, se trata de una mala interpretación (la reciente apertura de los bingos). Nada impide que la policía ingrese a los establecimientos para establecer nuevas infracciones penales, incautando dinero y maquinaria en el local. En ningún momento las apelaciones decidieron que los bingos pueden trabajar”.

Todo indica que el incremento en las operaciones de juegos de azar en Rio Grande do Sul va a continuar expandiéndose hasta que se llegue a una decisión judicial definitiva. El propio relator del Recurso Extraordinario (RE 966.177) interpuesto ante el STF, el ministro Luiz Fux, admitió que el juego “en el estado de Rio Grande do Sul hoy no puede ser considerado una contravención penal”, tras la emisión de los amparos.

De esta forma, Brasil vuelve atrás en el tiempo (al menos en el estado de Río Grande do Sul), apelando a medidas judiciales temporales, que permiten hoy a los operadores dejar el marco de ilegalidad en el que se encontraban, para ubicarse en una suerte de “legalidad sin ley definitiva”, ya que el Congreso sigue sin dar soluciones ni señales claras de apertura a la prohibición para bingos y casinos en todo el país.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook