Condenan al casino mendocino Regency por el trato homofóbico a un cliente | Yogonet Latinoamérica
Argentina

Condenan al casino mendocino Regency por el trato homofóbico a un cliente

“La Corte Interamericana de Derechos Humanos señala que la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por Convención”, fundamentaron los magistrados de la Cámara de Apelaciones.
30-01-2017
Argentina
Tiempo de lectura 1:28 min
“La Corte Interamericana de Derechos Humanos señala que la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por Convención”, fundamentaron los magistrados de la Cámara de Apelaciones.

La Tercera Cámara Civil de Apelaciones de Mendoza decidió condenar al Casino Regency del hotel Hyatt por el trato homofóbico a un cliente. "Está probado que a Juan, quien se reconoce como homosexual, el personal de seguridad del casino lo trató de "puto" y le dijo que "hablara como hombre", indicó el tribunal en su resolución.

De acuerdo a la denuncia del cliente, el guardia de seguridad lo dijo frases como “a mí hablame como un hombre" y “no te me acerqués que te quiebro los huesos, puto". El fallo es de fines del año pasado y hace especial hincapié en ítems como discriminación y los derechos del consumidor, ya que la víctima estuvo en el casino jugando como un cliente más antes de ser maltratado.

“Es un trato degradante. No porque ser gay sea algo negativo, sino por las referencias despectivas que recibió. ¿Qué le importa al agente de seguridad privada si un hombre es gay?", resaltaron desde la Cámara.

"La Corte Interamericana de Derechos Humanos señala que "la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por Convención. Por ello está proscrita por la Convención cualquier norma, acto o práctica discriminatoria basada en la orientación sexual de la persona. En consecuencia, ninguna norma, decisión o práctica de derecho interno, sea por parte de autoridades estatales o por particulares, pueden disminuir o restringir, de modo alguno, los derechos de una persona a partir de su orientación sexual", escribió uno de los jueces de la Cámara de Apelaciones.

"Está probado -afirma el tribunal- que a Juan, quien se reconoce como homosexual, el personal de seguridad del casino lo trató de "puto" y le dijo que "hablara como hombre", indicó.

“Es un trato degradante. No porque ser gay sea algo negativo, sino por las referencias despectivas que recibió. ¿Qué le importa al agente de seguridad privada si un hombre es gay?", agregó el letrado.

La víctima deberá ser indemnizada con 50.000 (USD 3.152) cuando la sentencia quede firme, debido a que todavía puede ser apelada por el casino.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades