“El juego no puede ser la única alternativa para solucionar los problemas de la Argentina” | Yogonet Latinoamérica
Entrevista exclusiva a Ariel Fassione, secretario del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA)

“El juego no puede ser la única alternativa para solucionar los problemas de la Argentina”

06-12-2016
Argentina
Tiempo de lectura 3:38 min
Como parte de las medidas de fuerzas iniciadas ayer por los trabajadores de juegos de azar de la Argentina, en oposición a los proyectos de ley para crear nuevos impuestos al sector, hoy por la tarde se realizará una marcha que culminará frente al Congreso nacional. Se espera una convocatoria de 15.000 trabajadores.

Yogonet entrevistó a Ariel Fassione, secretario del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA), quien explica el porqué del reclamo de los trabajadores y asegura que muchos de los que atacan a la actividad lo hacen “desde el desconocimiento total y bajo la premisa de que hablar mal del juego trae rédito político”. Y sentenció: “Si simplemente nos van a atacar por esas razones, nos van a encontrar en la vereda de enfrente, defendiendo los puestos de trabajo de cada uno de nuestros compañeros”.

¿En qué consistirá la manifestación que realizarán hoy frente al Congreso nacional?
La medida comenzó ayer por la mañana con un paro por tiempo indeterminado de toda la industria –bingos, casinos, hipódromos, agencias hípicas y agencias de lotería– y continuará hoy, día en el que Diputados dará tratamiento al proyecto de ley del Impuesto a las Ganancias, a las 16hs. con una manifestación masiva frente a las puertas del Congreso. Esperamos la presencia de más de 15.000 trabajadores.

Nos alegra que se modifique el Impuesto a las Ganancias porque consideramos que se trata de un impuesto al trabajo que no debería existir, pero nos oponemos a que sea la industria del juego la que financie las modificaciones que se proponen.

Con mucha facilidad y desconocimiento, quienes nos legislan repiten como loros que se debe gravar al juego, la actividad financiera y la minería. No hablo sobre estos dos últimos sectores porque son actividades que desconozco y por lo tanto sería una total falta de respeto.

De la misma manera, no quiero que se opine con total desconocimiento sobre nuestro sector que le da empleo a más de 250.000 personas. Si prosperan estas iniciativas, la mitad se quedará sin trabajo.

Esperamos que los legisladores nos escuchen. No puede ser que el juego tenga que resolver los problemas del país. Es una actividad que ya cuenta con una fuerte carga impositiva de por encima del 60%, con controles por parte de las distintas loterías, la misma AFIP verifica día a día la recaudación y los movimientos mayores a determinados montos... Es decir, estamos hablando de una actividad con controles y regulación que son copiados por otros países como Chile y Brasil, que está próxima a sancionar su ley de juego. Sin embargo, en Argentina la atacamos. La atacamos desde el desconocimiento total y bajo la premisa de que hablar mal del juego trae rédito político. Si simplemente nos van a atacar por esas razones, nos van a encontrar en la vereda de enfrente, defendiendo los puestos de trabajo de cada uno de nuestros compañeros.

Específicamente, se proponen dos impuestos: uno sobre la realización de apuestas y otro de emergencia, por tres años, para las tragamonedas. ¿Es correcto?
Sí. Con respecto al impuesto “de emergencia”, lleva ese título, pero el Poder Ejecutivo tiene la potestad de renovarlo y ajustarlo. Comienza con un monto de $ 40.000 por cada máquina captadora de apuestas, en esta categoría entran las tragamonedas y las máquinas de apuestas de una agencia de quiniela. Además, propone un 0.75 por cada operación que haga la máquina que genere un pago, ticket o apuesta.

Estos dos impuestos más la posibilidad de un aumento en ingresos brutos para los bingos de la provincia de Buenos Aires y el cobro de $ 20 de entrada en las salas bonaerenses generan un combo casi mortal. El 50% de la actividad se quedaría sin trabajo.

A través de un comunicado, los trabajadores de Lotería Nacional aglutinados en UPCN aseguraron que debido al traspaso del juego a la Ciudad de Buenos Aires pone en peligro 890 puestos de trabajo. ¿Qué comunicación mantienen con los empleados de Lotería Nacional?
Conocemos la situación y sabemos que se han sumado a nuestro paro al igual que gastronómicos, marítimos y los compañeros de los sindicatos de hipódromos.

Es un fin de año complicado para la industria del juego. ¿Qué resolución esperan?
Es un momento de mucha sensibilidad para toda la industria y no nos tenemos que olvidar de los 500 despidos de los trabajadores de los bingos de la Ciudad de Buenos Aires. Los trabajadores están con mucha angustia y nosotros estamos defendiendo cada uno de los puestos de trabajo. Conocemos nuestro sector como nadie. Queremos que nos escuchen. Pretenden legislar sobre algo que no conocen y eso es peligroso.

El juego no puede ser la única alternativa para solucionar los problemas de la Argentina. Hay que sentarse, charlar entre todos y buscar alternativas y un equilibrio.

Parece que el único sector que tiene que solucionar los problemas del país es el del juego, una industria que ya tiene una carga impositiva de más del 60%.

Manifestaron su intención de reunirse con el diputado nacional Sergio Massa. ¿Pudieron concretar esa reunión?
No con él, pero sí nos reunimos con su equipo y nos escucharon. Percibimos desconocimiento y poca sensibilidad. Saben que están afectando el empleo de muchos compañeros y esperamos que aún queden márgenes para tender algunos puentes y, a partir de allí, entablar negociaciones que den como resultado más tranquilidad para nuestros compañeros.

Diana Rojas
por Diana Rojas
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades