Entrevista a Alfredo Lazcano, socio director del estudio de abogados Lazcano Sámano

“El crimen organizado es el mayor beneficiario ante la ausencia de una nueva Ley en México”

17-11-2016
Tiempo de lectura 2:12 min
En el marco de SAGSE Latinoamérica, Yogonet entrevistó a Alfredo Lazcano, abogado con amplia experiencia y reconocimiento en el sector del juego de América Latina, quien compartió su opinión sobre las principales razones por la cuales aún no se ha concretado el tan esperado cambio de legislación en México.

¿Cuál es la situación actual del proyecto de ley en México?
El Proyecto de Ley Federal de Juegos con Apuesta y Sorteos fue aprobado con un altísimo consenso en la Cámara de Diputados a principios de diciembre de 2014, y desde entonces ha estado esperando la revisión constitucional por parte del Senado mexicano.

¿Existe alguna posibilidad real para que el Senado lo apruebe?
Sí. Hay que recordar el importante esfuerzo y la determinación que la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto tuvo desde el inicio de su gobierno para dotar a nuestro país con una ley totalmente nueva, acorde a la tecnología del siglo XXI, que dé seguridad y certeza a las inversiones, y que proteja a los grupos vulnerables, como son jugadores compulsivos y menores de edad.

Por lo tanto, todavía creemos que sí existe la posibilidad de que nuestro presidente logre lo que en los últimos tres sexenios no se ha logrado, pues desde entonces han fracasado no menos de 20 iniciativas de reforma en la legislación de juegos y sorteos de México.

Algunos medios sugieren que, en realidad, el proyecto de ley está en el freezer del Senado mexicano, ¿es cierto eso?
No. Tenemos entendido que muchos Senadores de todos los partidos políticos apoyan ampliamente la seria iniciativa de reforma impulsada por el Gobierno Federal –de la misma forma que en su momento la apoyaron la mayoría de los Diputados hace dos años– porque no hace falta ser un experto para saber que el crimen organizado es el mayor beneficiario ante la ausencia de una nueva Ley en México. El juego ilegal se compone principalmente por enormes trasnacionales que operan sitios de apuestas en Internet localizados en regímenes fiscales preferentes y que no pagan impuestos en México, así como por la delincuencia organizada que impunemente opera cientos de miles de máquinas tragamonedas a lo largo y ancho en todas las calles del país, al acecho de millones de niños mexicanos.

Otros países de América Latina como Argentina, Bolivia, Colombia, Panamá, Paraguay, Chile, Perú y Brasil están logrando implementar legislaciones de vanguardia para afrontar el desafiante entorno económico que afecta nuestra región, ¿cómo se encuentra el mercado mexicano al día de hoy en este aspecto?
Al igual que el proyecto de ley, la industria nacional también está detenida. Esto se debe, por un lado, a que la economía mexicana no ha sido ajena a sufrir el embate del complejo entorno internacional; por ejemplo, en el último año el peso mexicano se ha devaluado más de un 50%. Por otro lado, la Ley Federal de Juegos y Sorteos es un ordenamiento arcaico que se concibió hace 70 años, y que lógicamente urge actualizarlo para que prevea un marco legal eficaz para México. Es hora de reconocerlo. El juego ilegal es el único que gana con la permanencia de una legislación de juego obsoleta; es el único que le teme a la transparencia, y solamente es el crimen organizado quien podría sentirse amenazado con una nueva Ley.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS