Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Entrevista a Carlos Lalanda Fernández, socio fundador del estudio Loyra Abogados

“La regulación de los eSports no debe recaer sobre los reguladores del juego”

“La regulación de los eSports no debe recaer sobre los reguladores del juego”
Los eSports están comenzando a pisar suelo latinoamericano. Esta afirmación es respaldada por el reciente lanzamiento de la división de eSports del club de fútbol argentino River Plate y por la realización de la segunda edición de la expo de videoju
España | 21/10/2016

Los eSports están comenzando a pisar suelo latinoamericano. Esta afirmación es respaldada por el reciente lanzamiento de la división de eSports del club de fútbol argentino River Plate y por la realización de la segunda edición de la expo de videojuegos y tecnología Argentina Game Show. El abogado español Carlos Lalanda Fernández analiza este fenómeno y su vinculación con la industria del juego.

B

ajo el título “Sopa de letras. Aclaraciones sobre eSports, DFS y virtual sports”, Lalanda Fernández realizó un análisis teórico-jurídico sobre estas tres modalidades que se perfilan como las herramientas más innovadoras e indicadas para que los millennials se sientan atraídos a los casinos, tal como lo refleja este estudio de Spectrum Gaming Capital, publicado en abril de este año.

Otros dos hechos que ratifican que los eSports están tomando fuerza como modalidad a explorar por los operadores de casinos land-based son la realización del panel “eSports and Casinos: The Coming Collision” en el marco de G2E y la conferencia eSports & Casino Resorts que se realizará la próxima en el hotel SLS de Las Vegas.

“Las actividades señaladas no pueden considerarse, a priori, como clases de apuestas o de juegos de azar, y todas ellas pueden practicarse al margen de nuestra materia”, señala el socio fundador del estudio Loyra Abogados en su artículo, el cual Yogonet tomó como disparador para conocer cuáles son los marcos regulatorios más sólidos, hasta el momento, para estas tres modalidades de juego en Europa y cuáles son las limitaciones en Latinoamérica.

¿Qué países de Europa considera que están haciendo un buen trabajo regulando los eSports y Daily Fantasy Sports (DFS)? ¿Por qué?
La "regulación" de los eSports propiamente dicha no debe recaer sobre los reguladores del juego. Eso sí, cuando se admiten apuestas sobre ellos, el regulador debe interpretar si ya están incluidos en sus leyes de juego (como eventos apostables, por ejemplo). Lo mismo ocurre con las otras manifestaciones electrónicas analizadas.

Estimo que hasta ahora Francia, en materia de competiciones de videojuegos (eSports), es la única que ha tomado cierto interés por precisar los límites en los que existe apuesta o no.

No conozco ninguna otra jurisdicción que haya regulado en Europa coherentemente sobre estos asuntos. En Malta, que es un mal ejemplo por la confusión de sus decisiones, han sido declarados exentos de licencia ciertos "fantasy sports games", cuando predomina la "habilidad" en ellos y no dependen del resultado de eventos futuros, pero estos no son ni los DFS ni los FS a los que yo me refería en mi artículo. De hecho, hay algunos comentaristas que pretenden que en Malta, con esta exención nominal, quedaría exento incluso el juego del poker, lo cual es realmente excesivo.

Podría decirse que en Latinoamérica la evolución de los eSports y DFS será más compleja porque en muchos países aún están prohibidas las apuestas deportivas. ¿Qué mercados latinoamericanos cree que están mejor preparados para dar el primer paso en estos segmentos de juego?
Sostengo que los eSports en sí mismos no son juegos de azar ni apuestas. Son competiciones de videojuegos. Su desarrollo será más interesante en la medida en que los usuarios latinoamericanos puedan disponer de forma masiva de accesos a Internet, de una cultura de competición de videojuegos a través de Internet y, por último, de empresarios que inviertan en masivos espectáculos presenciales de este tipo. Es la afición a los videojuegos el caldo de cultivo de esta actividad, no la afición a las apuestas.

 

 

En cuanto a los DFS como apuestas mutuales, la implantación en países de Iberoamérica dependerá de dos factores fundamentales: que sean autorizados en cada país a través de la expansión e implantación de las grandes compañías de DFS americanas, lo que por ahora parece estar prohibido; o que lo logren los desarrolladores locales de estas aplicaciones que, bajo las leyes nacionales de cada país, obtengan autorizaciones y una masa suficientemente interesante para ofrecer a los usuarios calidad y cantidad.

No puedo opinar sobre si los factores sociológicos propiamente latinoamericanos son favorables a estos mercados. Además, el factor del manejo de Internet y de las comunicaciones es crítico en estos nichos de actividad.

Por su parte, los deportes virtuales (distintos a los anteriores y gobernados por el software del operador) son un fenómeno muy incipiente que no requiere ser masivo en usuarios. Por lo que su oferta es más sencilla de implantar, incluso en canales físicos o alternativamente Internet, requiriendo muy probablemente modificaciones legislativas en cada país concreto, sin que pueda opinar tampoco sobre el factor sociológico de su implantación.

En su artículo, explica que si en los virtual sports se ofrece la posibilidad de un premio (y no sólo de un tiempo de juego) se trata de un juego de azar mediante máquinas, dispositivos o terminales de juego. Los virtuals sports están muy desarrollados en varios países europeos, pero no ocurre lo mismo en Latinoamérica a pesar de que varios mercados tienen una larga tradición de juegos de casino. ¿A qué cree que se debe?
Aunque los virtual sports pueden ser gestionados en establecimientos de casinos (como máquinas de juego), la expansión actual está en su canalización online (es decir, a través de dispositivos personales, PCs, etc., o sea el "juego online"). En estos momentos, creo que en Iberoamérica en general el juego online es ilegal o cuasi ilegal, salvo excepciones como la de Colombia (aún así, con dudas en este caso), o en algunos territorios de Argentina. Aunque en la práctica parece que muchos ciudadanos acceden a estos mercados. La oferta plena de estos virtual sports online, en consecuencia, tiene muchas limitaciones a día de hoy y a medio plazo. No sé si el público habitual de los casinos físicos es el más adecuado a estas manifestaciones.

Por: Diana Rojas - [email protected]
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook