Madrid

España: El Hipódromo de la Zarzuela registró récord de pérdidas

Duplicó sus pérdidas el año pasado hasta 5,7 millones de euros (unos USD 6,4 millones). Se trata de la mayor pérdida desde que abrió en 2005, cuando también funcionó apenas tres meses.
22-08-2016
Tiempo de lectura 1:40 min
Duplicó sus pérdidas el año pasado hasta 5,7 millones de euros (unos USD 6,4 millones). Se trata de la mayor pérdida desde que abrió en 2005, cuando también funcionó apenas tres meses.

Los nueve meses del 2015 en los cuales no celebró carreras de caballos, afectaron gravemente la crisis permanente que vive esta empresa pública. La filial de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) -que desde 2012 preside Faina Zurita, sobrina de la infanta Margarita (hermana del rey Juan Carlos y tía del rey Felipe VI), duplicó sus pérdidas el año pasado hasta 5,7 millones de euros (USD 6.458.210), según las cuentas depositadas esta semana en el Registro Mercantil.

Son las mayores pérdidas de su historia desde la reapertura del hipódromo en 2005, cuando también funcionó apenas tres meses.
La facturación fue de 3,8 millones de euros (USD 4.305.480), frente a 14,4 millones en 2014 (USD 16.315.500). El beneficio antes de impuestos fue negativo en 7,9 millones de euros (USD 8.950.860) y la empresa mitigó parte de esas pérdidas en el resultado neto gracias a un crédito fiscal de 2,2 millones de euros (USD 2,492 millones).

El número de espectadores se desplomó desde 134.213 en 2014 a 41.123, ante la ausencia de carreras en las campañas de primavera y verano, las que más público concentran. La recaudación por apuestas fue de 1.286 millones (USD 1.457 millones), la más baja desde la reapertura del hipódromo.

“2015 ha sido un año excepcionalmente difícil para las carreras de caballos en general y para Hipódromo de la Zarzuela, S.A. en particular. La ausencia de un ente regulador capacitado para contratar con la Sociedad llevó al parón de la competición durante los nueve primeros meses del año, con el consiguiente descenso de los ingresos, la desaparición de cuadras y la salida de muchos profesionales de España. No obstante, esta situación ya se ha superado y puede considerarse como un hecho excepcional del pasado”, indica la empresa en sus cuentas.

Los aficionados a la hípica en España se quedaron sin carreras en Madrid a finales de noviembre de 2014. El hipódromo consideraba que la empresa encargada de arbitrar el deporte, la Sociedad de Fomento de Cría Caballar de España (SFCCE), no estaba legitimada para hacerlo al haber entrado en liquidación con un pasivo de 2,5 millones de euros (USD 2,832 millones). La SFCCE llegó a presentar una querella criminal contra la cúpula del Hipódromo, que fue archivada. La competición se reanudó en septiembre tras la puerta en marcha de un nuevo regulador, Jockey Club.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS