Edición Latinoamérica
14 de Agosto de 2020

El juego suma 11 meses de resultados negativos

En Panamá, las apuestas caen 200 millones de dólares en el primer semestre del año

En Panamá, las apuestas caen 200 millones de dólares en el primer semestre del año
La Junta de Control de Juego (JCJ) contabilizó apuestas por 1.107 millones de dólares. La mayor caída se registró en la recaudación de las máquinas tragamonedas, seguida por la de los casinos.
Panamá | 03/08/2016

La Junta de Control de Juego (JCJ) contabilizó apuestas por 1.107 millones de dólares. La mayor caída se registró en la recaudación de las máquinas tragamonedas, seguida por la de los casinos.

L

as cifras oficiales del juego en Panamá advierten que, en los últimos once meses, se vienen registrando caídas en las ganancias de los juegos de azar. Con una baja de 15%, en el primer semestre los panameños apostaron 1.107 millones de dólares, lo que representa una reducción de 200 millones de dólares.

De acuerdo a los datos de la Junta de Control de Juego (JCJ), el año pasado las apuestas superaban los 1.307 millones de dólares. Este semestre, la mayor reducción se registró en las apuestas que manejan las máquinas tragamonedas tipo A, aquellas que aceptan múltiples apuestas por cada jugada.

Aunque estos equipos funcionan en los casinos completos, que son aquellos que operan en hoteles con más de 300 habitaciones, este negocio es controlado por la empresa Gaming & Services de Panamá, que tiene bajo concesión 29 salas de apuestas en todo el país.

En el primer semestre se apostaron 959.7 millones de dólares en máquinas tipo A, una reducción interanual de 146.5 millones de dólares. Esta tendencia negativa se inició en junio de 2015, un mes después de que el Gobierno comenzó a cobrar el impuesto a las apuestas que se estableció para obtener los fondos que servirían para financiar el aumento a los jubilados y pensionados del país.

Empresarios vinculados a la esta actividad explicaron que el impuesto se aplica al servicio que ofrecen los establecimientos de juegos de azar, porque no importa si la persona gana o pierde, igual el operador le tiene que retener el 5% de la cantidad que cambie en la caja. El impuesto, que comenzó a aplicarse en el segundo trimestre del año pasado, se cobra cuando el jugador cambia sus fichas o monedas en la caja del centro de juegos.

Asimismo, ante la caída en las apuestas, debido a la menor concurrencia de apostadores, se han registrado más de 2.000 despidos, y no se descarta que de mantenerse esta tendencia, algunos locales disminuyan su horario de operación o cierren permanentemente sus establecimientos.

Frente a este escenario, la Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá (Asaja) contrató un estudio para analizar el impacto que ha tenido el impuesto del 5.5% sobre la industria de juegos de azar.

Pero para el secretario de la JCJ, Eric Ríos, la diferencia entre el primer semestre del año, con el mismo periodo del 2015, podría ser producto de que la población posee mayor control del dinero que destina esparcimiento a través de los juegos de azar. “Es importante destacar que durante los primeros seis meses del año 2015, aún no se aplicaba el impuesto selectivo de 5.5%, ya que no fue hasta la última semana del mes de junio de 2015 que se inició la aplicación del mismo”, añadió.

En este contexto, la JCJ informó que mantiene las puertas abiertas a las conversaciones con los operadores de juego de azar para evaluar los impactos que podrían darse en los próximos meses.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook