Estados Unidos

La expansión de la industria de casino de Nueva Jersey en manos de sus residentes

La industria del juego de Nueva Jersey perdió hace tiempo su esplendor. Cuatro de sus doce casinos cerraron sus puertas en 2014. Por ello, a principios de este año se presentó una propuesta legislativa para la expansión de casinos, que fue aprobada y
04-04-2016
Estados Unidos
Tiempo de lectura 4:31 min
La industria del juego de Nueva Jersey perdió hace tiempo su esplendor. Cuatro de sus doce casinos cerraron sus puertas en 2014. Por ello, a principios de este año se presentó una propuesta legislativa para la expansión de casinos, que fue aprobada y ahora depende de la opinión de los residentes, en la votación de noviembre.

El juego de casino se introdujo por primera vez en el estado después de un referéndum en 1976. Los votantes aprobaron la creación y desarrollo de salas de juego en Atlantic City, el único territorio de Nueva Jersey donde los casinos son legales desde hace cuatro décadas. La ciudad se convirtió rápidamente en el destino preferido de juego y vivió momentos muy felices.

Sin embargo, el una vez popular centro de juego está ahora demasiado lejos de su antigua gloria. Como se mencionó anteriormente, se han cerrado cuatro de sus hoteles y complejos de casino de lujo en el lapso de menos de un año. Por no mencionar el hecho de que las autoridades municipales viven en un estado de desesperación desde hace algún tiempo, buscando la manera de rellenar unos vacíos presupuestarios considerables y evitar la quiebra.

La expansión del juego en los estados vecinos ha sido en gran medida lo que ha llevado a Atlantic City a su estado actual. Sus resorts no evitaron que el público gastara su dinero en otra parte, y la expansión en los estados vecinos está lejos de haber terminado. Nueva York está en camino de lanzar sus tres primeros casinos comerciales a gran escala, y Pensilvania está considerando la legalización de las opciones de juego online. Además, una serie de nuevos casinos abrirán sus puertas en Nueva Inglaterra, una región situada no muy lejos de Nueva Jersey.

En los últimos años, los ingresos de los casinos de Atlantic City han caído drásticamente. Es cierto que la ciudad ha presentado cierta mejoría en los informes del último mes, aunque aún está demasiado lejos de sus resultados financieros previos y su esplendor anterior. Con el fin de evitar que el núcleo de juego pierda sus tan necesitados ingresos de casino en favor de sus estados vecinos, los legisladores de Nueva Jersey han presentado un controvertido plan de expansión dentro de las fronteras del estado.

De hecho, el año pasado, los legisladores presentaron dos proyectos de ley que pedían el establecimiento de dos nuevas instalaciones de juego a gran escala en el norte de Jersey. Las propuestas recibieron tanto fuertes oposiciones como grandes apoyos. Los detractores argumentaron que dicha expansión sería perjudicial para Atlantic City, ya que las nuevas salas robarían los clientes y los ingresos de los casinos existentes en la localidad; Los defensores, sin embargo, afirmaron que el establecimiento de dos nuevos complejos de casino era exactamente lo que necesitaba el estado y su maltrecha industria del juego.

En este punto, es importante tener en cuenta que ambos proyectos de ley contenían disposiciones según las cuales, las dos sedes del norte Jersey contribuirían anualmente con una parte de los ingresos que generen para ayudar a Atlantic City. Las propuestas difieren en el porcentaje exacto de los ingresos que se pagarían a la ciudad en un intento por mejorar su economía.

Uno de los proyectos fue presentado por el presidente del Senado Steve Sweeney y por lo tanto, fue respaldado por el Senado. El otro fue patrocinado por el presidente de la Asamblea Vicente Prieto y contó con el apoyo de la Asamblea estatal.

Otra diferencia importante entre las dos legislaciones propuestas era la propiedad de los dos nuevos casinos . El proyecto de ley del presidente del Senado Sweeney proponía que las nuevas salas se construyeran y gestionasen por los mismos operadores que ya operan los casinos de Atlantic City. Según la propuesta del presidente de la Asamblea Prieto, sólo una de las instalaciones del norte de Jersey sería titularidad de un operador existente en Atlantic City.

Después de meses y meses de polémica sobre cuál de los dos proyectos de ley era el mejor para Atlantic City y Nueva Jersey en su conjunto, los dos legisladores y sus partidarios, acordaron eventualmente una sola propuesta que debería ser aprobada por los residentes del estado. Bajo esta propuesta, a los operadores existentes en Atlantic City se les daría la oportunidad de ser los primeros en hacer una oferta para los dos casinos del norte de Jersey. Se les permitiría asociarse con inversores de fuera del estado, pero siempre deberían poseer al menos el 51% de las salas.

Se otorgará un cierto plazo de tiempo para que los operadores de Atlantic City soliciten una licencia. Si no lo hacen, se permitirá a las partes interesadas de fuera de Nueva Jersey realizar ofertas por la propiedad. Otro factor importante a tener en cuenta es la cláusula del proyecto de ley que requiere que se invierta la cantidad de 1.000 millones de dólares o más en cada uno de los dos nuevos casinos. Los legisladores han señalado que quieren salas de juego de pleno derecho y no sólo “pequeñas salas de slots”.

A principios de marzo, la legislatura aprobó la legislación propuesta. Para que el plan de expansión de casino se materialice, debe modificarse una enmienda de la Constitución de Nueva Jersey, y este cambio debe ser aprobado por los residentes del estado. Los votantes tendrán la oportunidad de expresar su opinión sobre el asunto en noviembre.

Con este fin, los legisladores aprobaron el mes pasado la pregunta de la votación. Los votantes deberán responder si apoyan o no el establecimiento de dos casinos a gran escala en el norte de Jersey. Este sería el texto completo: “¿Aprueba usted la modificación de la Constitución para permitir el juego de casino en dos condados más, además de en éste? En la actualidad, el juego de casino sólo se permite en Atlantic City, en el condado de Atlantic. Sólo se permitiría un casino en cada uno de los dos condados. Cada casino se ubicaría en una ciudad que esté al menos a 72 millas de Atlantic City. La modificación permitiría a ciertas personas a solicitar primero una licencia de casino”.

Después de que la expansión de casino haya sido respaldada por la Legislatura estatal, las cuestiones relativas a las legislaciones propuestas o por lo menos algunas de ellas, han sido subsanadas, se ha acordado una pregunta para la votación y ahora depende de los operadores, legisladores y demás partes interesadas convencer a los residentes de Nueva Jersey por qué deben o no deben votar a favor o no de la propuesta.

Con ese propósito, sin duda, en los próximos meses se emplearán millones de dólares en diversas campañas de apoyo o en contra de la ampliación prevista. Aunque habrá que esperar hasta noviembre para averiguar lo que los votantes piensan sobre el asunto.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS