Edición Latinoamérica
26 de Octubre de 2020

En el marco de protestas y crisis política que vive el país

La legalización de casinos en Brasil recibió ayer nuevos apoyos ante la Comisión Parlamentaria

La legalización de casinos en Brasil recibió ayer nuevos apoyos ante la Comisión Parlamentaria
En la audiencia pública de la Comisión Especial creada para analizar el marco regulatorio de los juegos de azar en Brasil, realizada ayer por la tarde, el presidente de la Asociación Brasileña de Bingos, Casinos y Similares (ABRABINCS), Olavo Sales da
Brasil | 17/03/2016

En la audiencia pública de la Comisión Especial creada para analizar el marco regulatorio de los juegos de azar en Brasil, realizada ayer por la tarde, el presidente de la Asociación Brasileña de Bingos, Casinos y Similares (ABRABINCS), Olavo Sales da Silveira, defendió una tributación diferente a la planificada para los operadores de juego.

O

lavo Sales da Silveira, quien fuera invitado a participar del debate a pedido del diputado César Halum (PRB-TO), presentó a los diputados sugerencias para la reglamentación de los juegos de azar sobre la propuesta del Senado (PLS 186/14), que está en avanzado estado de discusión en la Cámara.

El proyecto autoriza la autorización de una casa de bingo por cada 150 mil habitantes de un municipio y un total de hasta 35 casinos en el país. El texto también prohíbe que políticos electos exploten juegos de azar. Según el proyecto, Brasil podría recaudar 15 mil millones de reales con esta a legalización.

En relación al tributo que deberían pagar los operadores, el PLS establece una alícuota de 10% sobre a recaudación bruta de establecimientos como bingos, y de 20% sobre a recaudación bruta por la explotación del juego online.

Sales da Silveira consideró que la recaudación bruta no puede ser considerada para el cálculo de los tributos y defendió que el tributo sea calculado en base a la diferencia entre el valor total de las apostas y el valor de los premios pagados.

El titular de ABRABINCS puso como ejemplo lo que ocurría con los bingos, actividad prohibida en 2008 en el país. "El bingo generaba dinero para pagar sus costos explotando el estacionamiento y la venta de alimentos y bebidas. Porque, si ellos declaraban 10 mil reales de recaudación, tenían 14 mil reales de impuestos a pagar, lo que resultaba inviable", dijo.

El proyecto de ley en análisis en el Senado también crea un registro de personas con problemas de ludopatía, quienes tendrían vedada la entrada a salas de bingos, casinos y establecimientos de juego en general.

Una vez aprobado en el Senado, el proyecto será encaminado para su análisis a la Cámara de Diputados, dónde la comisión especial analiza 14 proyectos de ley que regularían varias modalidades de juego, entre los que se incluyen el “jogo do bicho” (lotería ilegal) y electrónicos, vía Internet (juego online).

La comisión también escuchó la opinión del abogado Paulo de Morais, consejero de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) en San Paulo, quien defendió la reglamentación de los juegos en Brasil y rebatió una de las críticas a legalizar la actividad, que apunta a que las apuestas en bingos, casinos y apuestas por Internet podrían derivar en operaciones de lavado de dinero y evasión fiscal.

El abogado afirmó que, debido a que los juegos ya existen clandestinamente, este tipo de operaciones ya pueden ser canalizadas; y con la legalización, la ley que combate el lavado de dinero (Ley 12.683/12) prevé mecanismos de control sobre este tipo de movimientos financieros.

Morais mencionó además la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF), que confirmó la validez de una ley que da a la Reserva Federal, el poder de acceder a los movimientos financieros de personas y empresas directamente a ravés de sus operaciones con bancos, sin necesidad de autorización judicial. Lo mismo vale para las demás autoridades responsábles por la cobranza de tributos de estados y municipios. “La legislación ya existe, los órganos de control ya están preparados y la decisión del Supremo Tribunal es un camino muy fuerte en ese sentido", comentó.

El presidente de la comisión especial, el diputado Elmar Nascimento (DEM-BA), también defendió la reglamentación del juego, y ponderó que las penas para las personas que incurran en crímenes en este tipo de actividad sean equiparadas a las previstas para casos de lavaje de dinero. "A partir del momento en que se reglamente y regularicen los juegos en Brasil, creo que debemos instaurar penas a la altura de ese tipo de legalización".

Paralelamente y en oposición a lo señalado por las exposiciones de Paulo de Morais y de Olavo Sales da Silveira, un grupo de manifestantes con carteles en contra de la legalización se dio cita en el lugar. Entre ellos estuvo el ex-diputado Bassuma, que rebatió los argumentos favorables a la medida: "el juego no genera riqueza alguna, apenas mueve dinero y, además, perjudica a la à unidad familiar, ya que estimula el vicio", consideró.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook