Edición Latinoamérica
28 de Noviembre de 2020

Declaraciones de Francisco Javier Leiva, ex Superintendente de Casinos

Chile: “El casino no debiera adjudicarse antes que se despejen los temas judiciales”

Chile: “El casino no debiera adjudicarse antes que se despejen los temas judiciales”
Ex Superintendente de casinos de juego afirma que el Consejo Regional del Bío Bío se excedió en sus atribuciones y actuó de manera ilegal en la votación de los proyectos.
Chile | 24/08/2015

Ex Superintendente de casinos de juego afirma que el Consejo Regional del Bío Bío se excedió en sus atribuciones y actuó de manera ilegal en la votación de los proyectos.

F

rancisco Javier Leiva Vega, quien fue Superintendente de Casinos de Juego entre 2005 y 2011, ha seguido con atención el accidentado proceso de otorgamiento de una licencia de operación en Chillán, y manifestó su preocupación por el actuar de los consejeros regionales en la votación de las propuestas, al favorecer solo a un proponente pese a que todos los proyectos en competencia se ubican en la misma comuna

En sus declaraciones, advirtió que sería un error por parte del Consejo Resolutivo adjudicar la licencia antes que se resuelva la arista judicial, pues existe un segundo recurso de protección pendiente interpuesto por el consorcio Boldt-Peralada, luego que en mayo pasado el CORE rechazara por segunda vez su propuesta, en favor del proyecto de Marina del Sol, que actualmente corre con ventaja por este motivo.

¿Los 300 puntos que obtuvo Marina del Sol en el CORE son irremontables para su competidor Boldt-Peralada y por lo tanto, determinantes?
Los 300 puntos que obtuvo Marina versus cero del proyecto de Boldt son muy difíciles de remontar en lo que es la evaluación del proyecto que hace la Superintendencia, porque ésta evalúa la calificación del proyecto atendiendo los méritos, y eso se mueve entre un mínimo de cero, que es prácticamente imposible, y un máximo de 1.300, donde son cerca de 40 factores que califica, por lo tanto, cada uno de ellos tiene un valor relativamente pequeño, entonces tendría que ser mucha la diferencia entre ambos proyectos como para que Boldt tenga más de 300 puntos sobre Marina, y logre compensar lo del CORE.

¿El Consejo Resolutivo adjudica la licencia a la propuesta que tiene más puntaje o ha habido ocasiones en que se incline por una propuesta que se ubique en un segundo lugar?
El criterio que siempre usó el Consejo Resolutivo, al menos en el periodo en que yo fui Superintendente, fue adjudicarle el permiso al proyecto que tenía el mayor puntaje en la evaluación total de la Superintendencia, salvo una excepción, que fue el caso de Calama, en que el Consejo se lo asignó al segundo, porque con el primero había dudas respecto de la posibilidad de construir una parte del proyecto, dado el plano regulador vigente donde se ubicaba el proyecto postulado.

Durante su gestión, ¿también hubo otros casos en que se judicializó el proceso? Entiendo que ocurrió en la Provincia de Concepción.
Son dos cosas distintas. Efectivamente, hubo dos casos de proyectos postulados en la misma comuna en que el Gobierno Regional emitió pronunciamientos distintos. Uno fue en la Provincia de Concepción y el otro fue en la antigua Región de Los Lagos, cuando Valdivia era parte de ésta. Pero eso no se judicializó, porque cuando recibimos como Superintendencia el informe del Gobierno Regional, por ejemplo, en el caso de Concepción, donde había dos proyectos compitiendo en Hualpén, y uno recibió el voto favorable, y el otro, desfavorable, entonces, lo que hicimos fue oficiar al Gobierno Regional haciéndole ver que de acuerdo a la Ley, la interpretación de la Superintendencia, era que el Gobierno Regional debía pronunciarse si la comuna tiene mérito o es acorde con la estrategia de desarrollo regional que en esa comuna se instale un casino de juegos, no veíamos qué argumentación podría haber para que dos proyectos que están postulando en la misma comuna tuviesen pronunciamientos tan disímiles, salvo que hubiese un antecedente que nosotros, como Superintendencia, aquí en Santiago, desconociéramos. Entonces, le pedimos que rectificara la calificación o bien entregara antecedentes fundados que le dieran justificación a la votación. Y en ese caso, el Gobierno Regional del Bío Bío reevaluó y emitió un nuevo pronunciamiento favorable para todos los proyectos que postulaban en la región, y lo mismo ocurrió en la Región de Los Lagos.

¿El CORE del Bío Bío de esa época fue más receptivo que el de hoy, entonces?
Así entiendo, porque en ese caso no hubo necesidad de presentar un recurso de protección. En esa ocasión, bastó con una conversación con el intendente de la época y luego un oficio haciendo ver la ilegalidad en la que estaban incurriendo a juicio de la Superintendencia, y ante esos antecedentes, el Gobierno Regional rectificó su informe.

En la insistencia del CORE durante el actual proceso, ¿tendrá alguna incidencia el hecho que ahora los cores son electos por sufragio popular y por lo tanto, están más empoderados?
Puede ser, es una variable que desconozco cuánto impacto pueda tener. Puede ser que se sientan como el Parlamento de la región, y que puedan decidir con abstracción del marco normativo que define este procedimiento. Esa lógica estaba, porque cuando yo era superintendente, y previo a que votaran, yo fui a cada uno de los gobiernos regionales a exponer lo que significaba la Ley de Casinos, cuál era el ámbito y rol que ellos debían desarrollar, y yo recuerdo que en Bío Bío efectivamente, un consejero que salió en la prensa por otras razones, que es (Claudio) Eguiluz, recuerdo que me cuestionó por qué yo, de Santiago, les estaba definiendo a ellos una restricción respecto a lo que ellos podían pronunciarse, y ahí hubo que hacerles ver que la Ley, los legisladores definieron que ése era el ámbito de competencia de los gobiernos regionales, por lo tanto, la Ley se aplica para todos los ciudadanos de Chile y particularmente para ello, como consejeros, que debían limitarse a pronunciarse en el marco de las atribuciones que les otorgó la Ley de Casinos, ni más ni menos que eso, pero efectivamente hubo ahí un debate respecto de ello, y en Bío Bío fue mucho más intenso que en otras regiones. En otros CORE eso no ocurrió. Probablemente, eso se ha acentuado ahora que son electos directamente.

Dado que en este segundo recurso de protección no se dictó una orden de no innovar, Boldt-Peralada ha afirmado que el fallo de la Justicia no tendría mucho efecto cuando se conozca, porque el proceso administrativo sigue su curso y a esas alturas ya estará adjudicada la licencia.
Efectivamente, ese riesgo existe. Eso tiene diversos efectos. Dado que la Superintendencia ya emitió los informes de evaluación al Consejo Resolutivo, yo creo que es complejo que este organismo esté resolviendo un tema que está en litigio judicial. Yo creo que un escenario es que la Corte de Apelaciones y finalmente la Suprema, resuelva que el actuar del Gobierno Regional fue ilegal.

¿Ahí se vicia todo el proceso?
Efectivamente, hay efectos, por lo tanto, el inversionista extranjero podría alegar que ha sido perjudicado en sus derechos. Quizás lo más sano, lo de sentido común, es que el Consejo Resolutivo no resuelva el permiso hasta que los temas judiciales se despejen definitivamente, porque si no, pueden ocurrir estos efectos que estamos conversando.

¿Esa decisión es resorte del subsecretario de Hacienda, que es el presidente del Consejo Resolutivo?
Efectivamente, es responsabilidad de él ponderar los riesgos de lo que puede significar resolver la adjudicación del permiso sabiendo que hay procesos judiciales aún no resueltos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook