Edición Latinoamérica
29 de Noviembre de 2020

Declaraciones de Sebastian Salazar y Francisco Leiva de la FIDEN

“Al impulsar un proyecto de ley que establece un marco legal para la industria, podemos generar tres pilares que hacen la sustentable en el tiempo”

“Al impulsar un proyecto de ley que establece un marco legal para la industria, podemos generar tres pilares que hacen la sustentable en el tiempo”
(Chile, exclusivo Yogonet.com).- La regulación de las tragamonedas populares, conocidas también como máquinas recreativas de premio programado es un tema de debate en Chile. Yogonet entrevistó a Sebastian Salazar, vicepresidente de la Asociación Gre
Chile | 15/12/2014

(Chile, exclusivo Yogonet.com).- La regulación de las tragamonedas populares, conocidas también como máquinas recreativas de premio programado es un tema de debate en Chile. Yogonet entrevistó a Sebastian Salazar, vicepresidente de la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos (FIDEN); y a Francisco Leiva, ex Superintendente de Casinos (2005 - 2012) y actual asesor de la FIDEN para conocer la diferencia entre estas máquinas y las que se encuentran en los casinos.

&

iquest;Las tragamonedas populares son distintas a las máquinas de azar que se encuentran en los casinos?

Francisco Leiva: En la propuesta que elaboré para la FIDEN hablo de máquinas recreativas de premio programado, que técnicamente, no son de azar. En cambio las máquinas de casinos sí son de azar porque tienen en su interior un generador de número aleatorio.
Cada vez que un jugador realiza una apuesta, se hace un sorteo que da un resultado con premio o sin premio. En cambio, en la máquina recreativa de premio programado no existe un generador de número aleatorio si no que está determinado el resultado de un ciclo. Ésta es la primera distinción.
La segunda es que como asumimos que es un mercado complementario diferente al de casinos de juegos se plantea una limitación al monto de la apuesta y al monto del premio que pueden otorgar estas máquinas a la calle. Son montos muchos menores que los que puede otorgar un casino.

Si las máquinas recreativas de premio programado no tienen el generador aleatorio de resultado, dejan de ser máquinas de azar y son consideradas de destreza. Frente a este hecho, ¿los casinos legalmente establecidos no deberían aceptar una posible regulación de esta actividad ya que no incumple la Ley 19.995?

Sebastian Salazar: No solamente los Casinos deben aceptarlo, sino también aquellos pocos municipios que se han negado sistemáticamente a otorgar patentes comerciales para operar dicha actividad.
Esto ocurre precisamente por la carencia de una norma general que regule la actividad, ya que hoy las Municipalidades están haciendo un esfuerzo gigante por regular la actividad, por ejemplo respecto del emplazamiento de las salas de juego, número de máquinas, prohibición de ingreso a menores y muchos otros temas, lo que nos hace muchísimo sentido.
Sin embargo, el que debe definir estos temas en el país es el legislador, no la autoridad local. Por lo tanto, al impulsar un proyecto de ley que establezca un marco legal para esta industria, lo hacemos teniendo en cuenta que con dicha iniciativa podemos generar 3 pilares que hacen sustentable en el tiempo este mercado.
Primero, se pretende empoderar al sector Público y para esto la autoridad reguladora debe contar con herramientas y facultades, de forma que tenga equipos y competencia para fiscalizar cumplimiento técnico y tributario, porque hoy la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) no tiene facultades para fiscalizar. Además proponemos generar un impuesto especial (además del impuesto general que ya se paga) que vaya a beneficio de la comuna en la que se emplacen las salas de juego respectivas.
También se pretende darle protección al consumidor y para esto es necesario contar con equipos homologados que cumplan estándares internacionales de calidad y que cumplan con los retornos teóricos mínimos que debe establecer la norma.
El último pilar está relacionado con la protección al emprendimiento, y esto se refiere a que la autoridad entregue licencias para operar durante un plazo que permita amortizar la inversión efectuada y de esa manera generar una oferta de juego de mejor calidad tanto en salas de juego como en puntos de venta en donde se emplacen tragamonedas, en cualquiera de ambos casos, siempre interconectadas con el regulador.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook