Edición Latinoamérica
26 de Octubre de 2020

Señalan una disparidad impositiva entre casinos online y tradicionales

Cuestionan la nueva ley del juego en Holanda

(Holanda).- El Consejo de Ministros holandés aprobó el mes pasado los términos de la propuesta de ley para el juego en el país, incluyendo dos tipos impositivos para casinos online y casinos físicos. Bas Jongmans, abogado del bufete Gaming Legal, fue consultado por un grupo de casinos que se oponen al proyecto de ley con los actuales términos.

S

egún esta propuesta, los operadores de juego online podrían estar sujetos a un porcentaje del 20 por ciento de sus ingresos en impuestos. La propuesta por otro lado no propone cambios para la tasa del 29 por ciento a la que deben hacer frente los casinos tradicionales. Con semejante disparidad, es una sorpresa que el desafío legal que propone la ley holandesa de juego ya haya sido presentada con la injusticia de dos tasas fiscales distintas, además de una legislación demasiado cara y prohibitiva como para llevarla a la práctica.

Bas Jongmans, abogado del bufete Gaming Legal, fue consultado por un grupo de casinos que se oponen al proyecto de ley con los actuales términos.

Según informaciones publicadas en eGaming Review, Jongmans ha dado varias claves y puntos de vista de por qué cree que la ley propuesta puede ser prohibitiva con los casinos tradicionales.

"Tenemos que hacer algo para proteger a los operadores que además tienen casinos físicos", pide Jongmans. "Hemos analizado la legislación online y creemos que los requerimientos que se solicitan son simplemente demasiado caros".

Jongmans cree que costaría alrededor de 58 millones de euros adoptar estas medidas, poniendo como ejemplo a Dinamarca del cual se podría aprender, donde cree que el modelo que implementaron es mucho más barato.

"Hay muchos otros caminos más fáciles para adoptar estas medidas", recuerda Jongmans. "Mira Dinamarca por ejemplo, que es mucho más barato. El sistema completo de registro va a costar alrededor de 58 millones de euros sólo para comenzar a regular, lo que es bajo mi punto de vista algo completamente de locos", agregó.

Este desafío legal no sólo trata sobre el costo de implementar esta propuesta política. Jongmans también se centra en la injusticia que supone tener dos tipos impositivos distintos para casinos online y casinos físicos. Este parece que será uno de los temas clave a debatir en esta ley del juego.

Reconoce que centrarse en esta injusticia fiscal puede no traer la modificación de los impuestos sobre los casinos físicos, pero también impide un sistema de libre competencia. "Quizás sean impuestos demasiado elevados, pero no vamos a diferenciar entre casinos sólo por su tipo de negocio, sean físicos u online".

A pesar de las dudas y el desafío que supone, Jongmans insiste en que la propuesta de ley necesita ser aprobada pronto aunque recuerda: "Nuestro gran temor es que ellos renuncien a la propuesta antes de que entre en vigor, lo último que queremos es que haya más retraso en el sistema y que los operadores holandeses no puedan ofrecer juego online".

Esto es interesante según Jongmans al considerar que el desafío de la propuesta puede hacer que se demore su tramitación. 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook